Enlaces accesibilidad

Obama reconoce en televisión que la posguerra de Libia es el "peor error" de su presidencia

  • Afirma que la intervención fue "correcta" pero no se planeó el día después
  • Libia es víctima del caos y de una guerra civil desde 2011

Por
 Barack Obama tiene ocho mese por delante para perfilar su legado antes de dejar la Casa Blanca.
Barack Obama tiene ocho mese por delante para perfilar su legado antes de dejar la Casa Blanca. REUTERS/Gary Cameron/Files

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha admitido que el "peor error" de su presidencia ha sido no pensar en las consecuencias de la intervención en Libia de 2011, que sirvió para acabar con la dictadura de Muamar al Gadafi.

En una entrevista en el canal de televisión Fox, de tendencia conservadora, el periodista planteó a Obama una serie de preguntas rápidas sobre su trabajo en la Casa Blanca, que concluirá en enero de 2017 cuando tome posesión el nuevo presidente elegido en las elecciones presidenciales de noviembre.

"¿Cuál ha sido su peor error?", preguntó el entrevistador al presidente.

"Probablemente no planear el día después de lo que creo que fue la decisión correcta de intervenir en Libia", contestó Obama. 

Reproches a Europa

Esta no es la primera vez en las últimas semanas que Obama se refiere a Libia, un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera militarmente a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

En una larga entrevista publicada en marzo en la revista The Atlantic, Obama reconoció que fue un error intervenir militarmente en Libia bajo el paraguas de la OTAN en 2011.

"Cuando miro atrás y me pregunto qué fue mal, hay espacio para las críticas, porque tenía más fe en que los europeos, dada la proximidad de Libia, se implicaran más" en la estabilidad del país después de la operación militar, aseguró entonces Obama al citar en particular a Francia y al Reino Unido.

Ataques contra el Estado Islámico en Libia

Los comentarios de Obama provocaron la respuesta de Reino Unido, que defendió que aún "trabaja duro" para respaldar el proceso liderado por la ONU para establecer un Gobierno estable en Libia.

En los últimos meses, EE.UU. ha lanzado dos bombardeos contra el Estado Islámico (EI) en Libia, donde el grupo terrorista ha explotado el caos en el que se ha sumido el país africano tras el derrocamiento en 2011 de Muamar El Gadafi con el objetivo establecer un nuevo bastión en la costa del Mediterráneo.

Noticias

anterior siguiente