Anterior La ONU insta a levantar la restricción al burkini en Francia para evitar la "estigmatización" Siguiente Las claves del discurso de Rajoy que apela a la "urgencia" de Gobierno y a la "responsabilidad" de todos Arriba Ir arriba
 El jefe del equipo de paz de las FARC, Iván Márquez, en La Habana (Cuba) este miércoles.
El jefe del equipo de paz de las FARC, Iván Márquez, en La Habana (Cuba) este miércoles. EFE

Colombia y las FARC incumplen el plazo para firmar la paz y admiten importantes diferencias

  • Todavía no han cerrado acuerdos en temas claves como la dejación de armas

  • El Gobierno colombiano afirma que no puede ser "un acuerdo cualquiera"

  • Las FARC prometen trabajar en hacer del 2016 "el año de la paz"

|

El Gobierno de Colombia y las FARC han incumplido el plazo que se impusieron para firmar la paz sin anunciar ningún acuerdo y sumidos en una importante crisis sobre temas cruciales para poner fin al conflicto, como la dejación de armas.

Después de intensas y largas reuniones durante más de una semana para desbloquear la situación, el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha admitido este miércoles ante los medios que "subsisten diferencias importantes con las FARC sobre temas de fondo".

Al respecto de la dejación de armas, uno de los temas más sensibles ahora mismo en la mesa de negociación, De la Calle ha destacado que es una condición necesaria para poder aplicar los mecanismos de justicia transicional y para que la guerrilla pueda reincorporarse a la vida civil.

"No puede quedar duda alguna sobre la decisión de desechar las armas, proceder a su destrucción, clausurar las fábricas de armamento no convencional y abstenerse de nuevas compras de armas y pertrechos", ha insistido el jefe negociador del Gobierno.

Por su parte, el jefe negociador de la guerrilla, "Iván Márquez" alias de Luciano Marín Arango ha explicado que en este momento está en discusión una propuesta de hoja de ruta con "compromisos claros y definitivos" para resolver los asuntos pendientes del proceso de paz y ha detallado que todavía no están concretados asuntos "cruciales" como la amnistía, el cese bilateral del fuego y de hostilidades o el proceso de dejación de armas.

El pasado 23 de septiembre, cuando el presidente Juan Manuel Santos y el líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timonchenko" presidieron en La Habana el anuncio del relevante acuerdo sobre la justicia transicional, ambos se comprometieron a firmar la paz en seis meses. El plazo ha expirado este miércoles.

El acuerdo "no puede ser un acuerdo cualquiera"

El jefe del equipo de negociación del Gobierno ha explicado que, si bien se hará todo lo posible para llegar a un acuerdo, no puede ser "un acuerdo cualquiera" sino que debe ser "un buen acuerdo". 

"Que nunca más nadie recurra al proselitismo armado. Y nadie que participe en política y juegue con las reglas nunca más sea víctima de la violencia", ha pedido De la Calle.

Al mismo tiempo, el jefe negociador de las FARC ha explicado que no ha sido posible cumplir con el plazo del 23 de marzo para firmar la paz "porque las exigencias lógicas de una prolongada y compleja guerra así lo determinaron".

Sin embargo, "Iván Márquez", el número dos de la guerrilla, ha indicado que espera resolver los asuntos pendientes y cerrar un documento en el próximo ciclo de negociaciones, que aún no tiene fecha. A pesar de ello, ha prometido que trabajan en la idea de hacer del 2016 "el año de la paz".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente