Anterior Las incertidumbres que plantea el 'Brexit' para España Siguiente Directo | La participación hasta las 14.00 horas se mantiene casi igual que el 20D Arriba Ir arriba
Hillary Clinton y Donald Trump buscan sentenciar las primarias de EE.UU. en el supermartes

Hillary Clinton y Donald Trump buscan sentenciar las primarias de EE.UU. en el supermartes

  • Ambos son favoritos el día en que más estados votan y más delegados se reparten

  • Marco Rubio y Ted Cruz pretenden arrebatar algún estado a Trump y seguir en liza

  • Bernie Sanders aspira a cinco estados y, sobre todo, a no distanciarse demasiado

|

Las primarias de las elecciones presidenciales de Estados Unidos afrontan una jornada clave y quizás definitiva: Hillary Clinton y Donald Trump afrontan el supermartes, el día en que más estados votan y más delegados se reparten, como claros favoritos con el objetivo de sentenciar la carrera electoral apenas un mes después de que echara a andar.

Sus rivales, en cambio, aspiran a limitar los daños y arañar alguna victoria parcial, en un ejercicio de supervivencia a la espera de tiempos mejores. Especialmente en el bando republicano, ya que Ted Cruz y Marco Rubio se juegan gran parte de sus aspiraciones, mientras que Bernie Sanders, en los demócratas, parece tener asegurado un mayor recorrido, aunque no puede ceder demasiada distancia ante Clinton.

¿Qué es el SuperMartes?

Hasta 14 estados celebran primarias o caucus (asambleas populares) este martes, en el que se designan en torno a un tercio del total de los delegados: Alabama, Arkansas, Clorado, Georgia Massachussetts, Minesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia para ambos partidos, mientras que en Alaska y Wyoming habrá caucus republicanos y en la Samoa estadounidense, de los demócratas.

Cruz se la juega en Texas

En esta maratón, Trump se presenta arrollador en el Partido Republicano: no solo ha ganado con suficiencia las tres últimas primarias, sino que lidera las encuestas a nivel nacional con más de 30 puntos de ventaja y también las de todos los estados en liza durante el supermartes, con una significativa excepción: Texas.

El estado de la estrella solitaria es el que más delegados reparte este martes: los republicanos se disputan 155 puestos en la convención de julio, y el favorito es Ted Cruz, que juega en casa. Los sondeos le dan la victoria, pero necesita un triunfo indiscutible que compense sus previsibles derrotas en otros estados sureños donde se ha visto desbancado por Trump.

Ted Cruz, en un mitin celebrado en Dallas, una de las principales ciudades de Texas Ted Cruz, en un mitin celebrado en Dallas, una de las principales ciudades de Texas

Hasta el ascenso imparable del magnate neoyorquino, Cruz preveía el supermartes como una gran victoria, dado su predicamento en el Cinturón Bíblico (Alabama, Georgia, Tennessee…). Si, por el contrario, sale derrotado en Texas, será muy difícil que siga en la carrera electoral.

Rubio apuesta por Virginia

Marco Rubio, que también pretende auparse como el gran rival de Trump, no se juega tanto como Cruz, aunque debe demostrar que es una alternativa real. Su estrategia se centra en ganar en Virginia, un estado que será clave en las elecciones de noviembre, para exhibir un triunfo que le permita seguir en liza y asaltar después la candidatura desde territorios más favorables como Florida, su propio estado.

En cualquier caso, si Donald Trump consigue entre 240 y 300 delegados este martes, se podrían dar por finiquitadas las primarias republicanas (se necesitan 1.327 para asegurarse la nominación).

Llegada de Donald Trump a un mitin en Madison, en el Estado de Alabama Llegada de Donald Trump a un mitin en Madison, en el Estado de Alabama

Ni siquiera el rechazo que suscita esa idea en el aparato del partido es ya unánime: uno de los pesos pesados republicanos, el gobernador de Nueva Jersey y aspirante a la candidatura hasta hace pocas semanas, Chris Christie, le respaldó oficialmente el viernes, lo que revela hasta que punto se está asumiendo la posibilidad de que Trump lidere al partido del elefante en noviembre.

Sanders, a no despegarse de Clinton en número de delegados

En el Partido Demócrata, el supermartes se presenta algo menos dramático, aunque Bernie Sanders no puede ceder demasiado ante Hillary Clinton, que obtuvo una abrumadora victoria en las últimas primarias celebradas en Carolina del Sur y dejó caer que a partir de ahora “la campaña se hace nacional”, como si diera por hecho que será la elegida y empezara a pensar en noviembre.

Mitin de Bernie Sanders, aspirante demócrata, en Fort Collins, Colorado Mitin de Bernie Sanders, aspirante demócrata, en Fort Collins, Colorado

La exsecretaria de Estado ha tomado impulso y le saca más de 15 puntos a su único rival en las encuestas de ámbito nacional. Con todo, la cosa no está tan clara estado a estado: Sanders ganará seguro en Vermont, el estado por el que es senador, y aspira a pelear la victoria al menos en otros cuatro: Colorado, Massachussetts, Minesota y Oklahoma.

Acto electoral de Hillary Clinton en Boston Acto electoral de Hillary Clinton en Boston

El problema es que, salvo Massachussets, todos ellos son estados pequeños, que conceden pocos delegados; el mayor pastel lo reparte, también en este caso, Texas, donde Clinton parte como favorita, al igual que en Georgia o Tennessee. Así que Bernie puede ganar en casi el mismo número de estados que Hillary y, al mismo tiempo, perder comba en la carrera electoral.

El apoyo de los superdelegados demócratas

Además, Clinton tiene el respaldo de prácticamente todos los superdelegados, miembros del aparato del partido que participan en la convención sin que su voto esté asignado a ninguno de los candidatos.

El equipo de Sanders espera que muchos de ellos cambien de opinión si consiguen plantar cara, con la vista puesta en otras batallas relevantes. De hecho, su estrategia contempla ganar algunos de los estados que irán a las urnas después del supermartes, como Kansas o Maine.

Aunque el siguiente gran asalto será en Florida, que celebra sus primarias el 15 de marzo, por lo que Trump, Clinton y Rubio seguirán desde allí el resultado del supermartes, que dictaminará si, tras apenas un mes de primarias en Estados Unidos, queda carrera o ya hay ganadores.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente