Anterior El Gobierno colombiano y las FARC firman el acuerdo de paz definitivo Siguiente La Fiscalía italiana abre una investigación por los daños en edificios reestructurados para soportar seísmos Arriba Ir arriba
En libertad con cargos los dos titiriteros detenidos en Madrid por el cartel de 'Gora Alka-ETA'

Los dos titiriterios detenidos por el cartel de 'Gora Alka-ETA' quedan en libertad con cargos

  • La Audiencia los deja libres a petición del fiscal al no apreciar riesgo de fuga

  • El juez les impone comparecencias diarias y la prohibición de salir de España

  • Les mantiene imputados por enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio

  • El juez advierte de que el hecho de que fueran guiñoles no descarta el delito

  • Amnistía Internacional pide que se les retiren los cargos por enaltecimiento

  • Lee el auto de puesta en libertad de los dos titiriteros [.pdf]

|

Los dos titiriteros detenidos el pasado viernes en Madrid por representar una obra en Carnavales en la que aparecía un cartel en el que se podía leer 'Gora Alka ETA' han salido este miércoles por la tarde de la cárcel Soto del Real después de que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno haya decretado su libertad provisional a instancias del fiscal. El magistrado les ha impuesto la obligación de comparecer a diario en el juzgado y la prohibición de salir de España, por lo que tendrán que entregar su pasaporte.

El juez, que los envió a prisión el sábado tras imputarles un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y otro por incitación al odio, ha asumido el cambio de criterio de la Fiscalía, que esta misma mañana ha pedido su puesta en libertad al "haberse disminuido el riesgo de fuga" y el "riesgo de reiteración" del delito al haberse incautado "todo el material" empleado y haberse rescindido los contratos con Títeres desde Abajo.

En la misma línea que el fiscal, Moreno no ve "imprescindible" mantener actualmente la medida de prisión pero mantiene su imputación por los dos delitos porque, señala en un auto de cuatro páginas [.pdf], el hecho de que la obra fuera de guiñoles no significa que "los hechos perpetrados carezcan de viabilidad delictiva". La defensa de ambos estudia ahora si pide la retirada de todos los cargos después de conseguir "lo más importante", que era su salida de la cárcel, informa Efe.

Tras pasar cuatro noches en prisión preventiva, Raúl García Perez, de 34 años, y Alfonso Lázaro de la Torre, de 29, han abandonado la prisión entre aplausos acompañados de una treintena de familiares y amigos sin hacer declaraciones a la prensa, informa Gabriel López, de TVE.

Según relata Europa Press, los amigos les han arropado rodeándoles para impedir que fueran grabados por las cámaras de televisión y han acusado a la prensa de "manipuladora" entre gritos de "fuera de aquí". La que sí se ha parado a hablar con los medios es la madre de Raúl, que ha agradecido el apoyo recibido en los últimos días.

Los titiriteros Raúl García (d) y Alfonso Lázaro (c) a su salida de prisión Los titiriteros Raúl García (d) y Alfonso Lázaro (c) a su salida de prisión

Arraigo familiar y "escaso" riesgo de reiteración delictiva

En su auto, el juez Ismael Moreno explica que teniendo en cuenta "las argumentaciones esgrimidas por sus defensas" y especialmente "la aportación documental" (no obrante en el momento de la adopción de la medida cautelar de prisión provisional incondicional), que acredita el arraigo familiar que tienen en España, sus domicilios, su formación académica y las actividades que desempeñan, "se infiere que no tratarán de sustraerse a la acción de la justicia y consiguientemente el riesgo de fuga queda muy mermado".

El juez considera, además, que no existe "peligro en la destrucción u ocultamiento de pruebas" y ve "escaso" el riesgo de reiteración delictiva, por lo que de conformidad con el informe del fiscal modifica la situación de prisión al considerar que "no resulta imprescindible el mantenimiento de la misma" en este momento.

Los abogados de los integrantes de Títeres desde Abajo, contratados por el Ayuntamiento de Madrid para que representar La Bruja y Don Cristóbal con motivo de los Carnavales recurrieron su envío a prisión el pasado lunes negando que cometieran enaltecimiento con sus "muñecos de trapo" y explicando que el cartel formaba parte de la trama de la obra, en la que un policía corrupto colocaba esta pancarta sobre la bruja para incriminarla por terrorismo. En todo momento han defendido que la obra no era para niños y que así lo advirtieron antes de empezar.

El juez: que sean guiñoles no supone en sí mismo la despenalización

Ismael Moreno, no obstante, advierte en su auto de que el hecho de que la obra fuera de guiñoles no descarta que haya delito de enaltecimiento de terrorismo en contra de lo que sostienen las defensas de los titiriteros.

Cualquier persona que lea la expresión del cartel puede verificar que se está alabando o justificando el terrorismo

"Cualquier persona que lea la expresión incluida en el cartel exhibido por los investigados "Gora Alka-ETA" puede verificar que con las mismas, se está alabando o justificando bien a los autores de hechos terroristas o los propios hechos, sin que el hecho de que tal exhibición se lleve a cabo "bajo la cobertura" o "con ocasión" de la escenificación de una obra con guiñoles, pueda suponer por sí misma una despenalización de la referida conducta", señala en el auto.

El juez señala que en el caso del enaltecimiento del terrorismo "la alabanza o justificación de acciones terroristas" no pueden incluirse dentro del derecho a la libertad de exposición o ideológica "en la medida que el terrorismo constituye la más grave vulneración de los Derechos Humanos de aquella comunidad que lo sufre, porque el discurso del terrorismo se basa en el exterminio del distinto, en la intolerancia más absoluta, en la pérdida de pluralismo político y en definitiva en la aterrorización colectiva como medio de conseguir esas finalidades".

La libertad de expresión no puede ofrecer cobertura al llamado discurso del odio

Sobre el otro delito que se les imputa, el de incitación al odio, el magistrado señala que aunque la libertad ideológica y la libertad de expresión protegen la libre expresión de las ideas, aunque estas resulten "rechazables o molestas" para la mayoría de las personas, "no alcanza a cobijar bajo su protección la utilización del menosprecio y el insulto contra personas o grupos".

En este sentido, Ismael Moreno continúa argumentando que "la libertad de expresión no puede ofrecer cobertura al llamado 'discurso del odio'" y considera que las escenas de la obra La Bruja y Don Cristóbal "constituyen, a priori, un modo de fomentar, promover o incitar -directa o indirectamente- al odio, la hostilidad o violencia contra un determinado grupo de personas".

El juez ve en la obra "algo más que una clara mofa" de determinados colectivos, lo que vulnera en su opinión "la igualdad de todos los individuos y el orden de convivencia existente".

"Son artistas, no terroristas"

Centenares de personas se han concentrado esta tarde, tras la salida de los dos marionetistas de prisión, en Madrid y Barcelona para pedir la retirada de los cargos que todavía pesan sobre ellos. Una petición a la que se ha unido Amnistía Internacional.

La protesta más numerosa ha sido la de Barcelona con cerca de 500 personas, que se han concentrado en la plaza Sant Jaume, convocadas por más de 30 organizaciones agrupadas en la Asamblea Libertad Titiriteros. En ella, según informa Europa Press, se han visto pancartas como "Gora la marion-ETA" o "Libertad Raúl y Alfonso. La censura es terrorismo" y se han coreado lemas como "Si nos tocan a una, nos tocan a todas", "Menos toreros y más titiriteros" o "Sin cultura, esto es dictadura".

En Madrid, más de 200 personas se han concentrado en la plaza de Cibeles de Madrid, frente al Ayuntamiento de la capital, para exigir la retirada de los cargos a los dos titiriteros, según informa Efe. Al grito de "son artistas, no terroristas", los manifestantes -convocados por la Asamblea Libertad Titiriteros- han pedido la retirada de la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento y la depuración de responsabilidades en la Audiencia Nacional.

Unas doscientas personas se han concentrado en Madrid en apoyo a los titiriteros Unas doscientas personas se han concentrado en Madrid en apoyo a los titiriteros

Elena Martínez, portavoz de la Asamblea, ha leído un manifiesto en el que ha denunciado que los titiriteros solo estaban ejerciendo su libertad de expresión, por lo que a su juicio, no han cometido ningún delito y deben ser absueltos sin cargos. Algunos de los asistentes a la concentración portaban marionetas en solidaridad con los titiriteros, según esta agencia.

Desde Amnistía Internacional lo ocurrido es una muestra de que el Código Penal, cuya última reforma fue aprobada en 2015, contiene una definición tan amplia y vaga sobre terrorismo que puede suponer un límite en el derecho a la libertad de expresión.

"Una obra de teatro, por mucho que su contenido pueda parecer inadecuado, no representa un peligro para la seguridad. Solo deberían sancionarse las expresiones que inciten directamente a la comisión de actos terroristas, tal y como han advertido diversos relatores de Naciones Unidas", ha declarado el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán. / AGENCIAS.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente