Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente 'El ciudanano ilustre' y 'Un monstruo viene a verme' se reparten premios artísticos y técnicos en los Platino Arriba Ir arriba
Felipe González asegura que ni PP ni PSOE deben impedir al otro que gobierne "si ellos mismos no pueden"

Felipe González: "Podemos quiere liquidar el marco democrático de convivencia y de paso a los socialistas"

  • El expresidente socialista dice que el partido de Iglesias es "puro leninismo 3.0"

  • Pide a PSOE y PP que no impidan que uno de los dos gobierne

  • Duda de un gobierno posible en la "aritmética" pero sin mayoría progresista

|

El expresidente del Gobierno Felipe González cree que el objetivo de los dirigentes de Podemos es "liquidar, no reformar, el marco democrático de convivencia, y de paso a los socialistas, desde posiciones parecidas a las que han practicado en Venezuela sus aliados" y los califica como "puro leninismo 3.0".

En una entrevista que publica el diario El País, el también ex secretario general del PSOE dice que "el comportamiento arrogante de los líderes de Podemos, con humillaciones que ponen al descubierto cuáles son sus verdaderas intenciones, no se debe aceptar. Esos dirigentes, con el debido respeto que merecen sus votantes y los grupos que se han sumado a las distintas plataformas, quieren liquidar, no reformar, el marco democrático de convivencia".

"Pero lo ocultan de manera oportunista. Del mismo modo, dejaron de hablar de Grecia cuando más lo necesitaron sus amigos. Son puro leninismo 3.0", añade.

González señala que, "para colmo, plantean también con disimulo la autodeterminación, algo que contradice un proyecto para España como espacio público que comparten 46 millones de ciudadanos que quieren ser tratados como tales, también para decidir en igualdad de derechos y obligaciones su destino común".

No impedir que el otro gobierne

El expresidente del Gobierno se muestra muy crítico con la formación que dirige Pablo Iglesias pero no concreta cuál es la opción de gobierno que considera más adecuada ante el complejo panorama político tras las elecciones del 20 de diciembre.

"No quiero definir la posición del partido como tal. Dicho esto, creo que ni el Partido Socialista ni el PP ni otros deberían negar la posibilidad de un Gobierno para España si no están en condiciones de hacerlo ellos con sus formulaciones y programas", declara González.

A su juicio, "jugar a impedir que gobierne otro aunque yo no pueda gobernar no conduce a nada" y añade: "Quiero que España tenga un Gobierno capaz de sacar adelante un proyecto. Prefiero que ese Gobierno sea progresista y reformista. Si no es posible, no creo que haya que obstaculizar la posibilidad, muy difícil por cierto, de un Gobierno distinto".

Gobierno posible, pero difícilmente sostenible

En este sentido, ve 'aritméticamente' posible un Gobierno liderado por el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, en el que participe Podemos, pero durante toda la entrevista expresa sus recelos ante esa opción, porque considera que no existe una mayoría progresista en el Congreso -tampoco conservadora-.

"Pedro Sánchez debe cumplir el mandato de los electores y también del comité federal del Partido Socialista y debe intentarlo si fracasa el candidato del PP, sea o no Rajoy. Para hacerlo tiene que hablar con todos, ya que eso es el diálogo, y dejar claro con qué programa para España está dispuesto a gobernar. Reitero que no se trata de sumar votos para una investidura, sino de tener una base coherente de apoyos para gobernar, que no es lo mismo", insiste.

Además, advierte que para acometer las reformas que necesita España "hay que contar con el PP en bastantes casos, porque esa es la realidad parlamentaria", si bien afirma a continuación que, "del mismo modo, parece lógico exigir al PP que diga qué está dispuesto a hacer por convicciones y, por tanto, es lógico esperar que lo haga tanto si está en el Gobierno como si pasa a la oposición".

"Nueva realidad que exige diálogo y acuerdos"

Respecto a la posibilidad de crear una gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos, la rechaza, puesto que le parece una propuesta "que nace de un fracaso y que no se plantea la gobernanza de España en el medio plazo". Además, considera que dejar el espacio de la oposición a Podemos "es una gran estupidez, más aún que un error, generada por la falta de visión de España en el medio plazo".

En relación con un hipotético acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, opina que, "dentro de la aritmética parlamentaria" esa opción "significa tener una base para las reformas que necesitamos. Si se habla de Gobierno de reformas y de progreso, hay que tener fundamentos programáticos y número de diputados para apoyarlos. En este ejercicio el PP tiene que dejar claro si sus posiciones programáticas, aún en la sombra, lo son por convicción o por oportunismo de Gobierno. Porque no habrá reformas de calado si el PP practica la vetocracia".

"En suma", concluye González, "hay que entender la nueva realidad que han querido los electores, que exige que haya diálogo y acuerdos. Y que puede repetirse, en peores condiciones, si los responsables políticos no asumen el resultado y devuelven la responsabilidad que les toca a los ciudadanos en nuevas elecciones".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente