Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
Tres bomberos españoles detenidos en Lesbos por tráfico de personas, a la espera de juicio rápido

Tres bomberos españoles que rescatan a refugiados en Lesbos, detenidos por la Guardia costera griega

  • Han sido detenidos junto a dos voluntarios de una asociación danesa

  • La fiscalía les acusa de introducir personas de forma ilegal en Grecia

  • Ambas organizaciones ayudan a rescatar barcas de refugiados y migrantes

|

La Guardia costera griega ha detenido, en la madrugada de este jueves, a tres voluntarios de la asociación española Proem-Aid, formada por bomberos de Sevilla que se han desplazado a Lesbos (Grecia) para ayudar en el rescate de migrantes y refugiados que llegan a la isla por mar desde Turquía. Además, hay otros dos arrestados de la organización danesa Team Humanity.

Tres bomberos españoles que rescatan a refugiados en Lesbos, detenidos por la Guardia costera griega

Los bomberos españoles llevan desde el pasado 5 de diciembre socorriendo a las miles de personas que han llegado por mar al sureste de la isla de Lesbos en el último mes.

Según ha explicado a RTVE.es el abogado de los tres bomberos españoles, Jaris Petsikos, la Fiscalía de Mitilini (capital de Lesbos), les acusa de facilitar la entrada ilegal de extranjeros en el país, en este caso de migrantes y refugiados procedentes de países en guerra como Siria, Afganistán e Irak, principalmente.

A lo largo del jueves los voluntarios han pasado a disposición judicial y han prestado declaración al juez de instrucción griego, mientras que el fiscal ha presentado los cargos de la acusación.

El abogado de los miembros de Proem-Aid presentará su defensa el próximo sábado, cuando el juez decidirá si quedan en libertad sin cargos; si los envía a prisión con cargos o si los libera con cargos, lo que supondría que los cinco voluntarios no podrían abandonar la isla griega hasta el final de la instrucción, ha aclarado Petsikos.

Por su parte, la embajada española en Grecia ha estado en contacto con los promotores de Proem-Aid, así como con el abogado defensor Jaris Petsikos desde primera hora de la mañana.

Detención tras acudir a un aviso de barca a la deriva

En el momento de la detención, los cinco voluntarios se hallaban a bordo de la embarcación de rescate de 9 metros de Team Humanity. Habían acudido a un aviso de emergencia de una barca que se había quedado a la deriva en la costa entre Turquía y Grecia, sin conseguir encontrarla, según ha explicado el portavoz de Proem-Aid, Onio Reina, ahora en Sevilla.

A su regreso a la costa griega, la guardia costera helena interceptó a los cinco voluntarios y los condujo al edificio de la policía portuaria, donde les explicaron que iban a presentar cargos contra ellos por introducción ilegal de extranjeros en el país.

Tanto Team Humanity, que opera en Lesbos desde junio, como Proem-Aid, que lleva ayudando en la isla desde principios de diciembre, han informado a las autoridades griegas desde su llegada de su presencia en la isla, así como de la tarea humanitaria que están llevando a cabo.

En este sentido, han presentado toda la documentación que demuestra que son personal profesional de emergencias y las actividades que realizan, como buceo profesional, salvamento marítimo y manejo de embarcaciones, cuenta Reina.

Así trabaja la organización humanitaria Proem-Aid en Lesbos

Ayuda de rescate "necesaria"

Los bomberos de Proem-Aid colaboran cubriendo turnos diarios desde la tarde-noche hasta el mediodía vigilando el horizonte con prismáticos y teniendo preparada para actuar su pequeña embarcación, apta para el tramo final de costa.

Guían y asisten a las barcas hinchables que intentan llegar a la isla, con una capacidad para unas 20 personas pero que en realidad albergan grupos de hasta 50 personas entre mujeres, niños y hombres. Esas barcas de goma con endeble suelo de madera tardan un mínimo de unas cuatro horas en cubrir los 15 kilómetros que separan Turquía de Lesbos.

Uno de los bomberos voluntarios de Proem-Aid vigilando la costa de Lesbos a principios de enero. Uno de los bomberos voluntarios de Proem-Aid vigilando la costa de Lesbos a principios de enero.

Sus tripulantes, que están comprimidos en la cargada embarcación, suelen llegar mojados y hasta con casos de hipotermia, debido a las bajas temperaturas que soportan durante la travesía. Algunas de ellas ni siquiera llegan a conseguir arribar a la costa griega.

Onio Reina explica que las dos principales situaciones a las que se enfrentan son que una embarcación tenga problemas, como quedarse sin gasolina o que se pare el motor. En primer lugar llaman a los guardacostas griegos, que les indican si son ellos los que acuden a la llamada o son los voluntarios de Proem-Aid los que tienen que actuar.

Los voluntarios sevillanos, que rotan cada 15 días, se financian por sí mismos el viaje y la estancia y están trabajando para recaudar el dinero necesario que les permita mantener sus equipos en la isla. Ahora, además, tendrán que afrontar un gasto de 1.200 euros por persona para cubrir las costas del abogado y del juicio.

Reina ha subrayado que aunque "nadie es imprescindible", por su experiencia en la isla, la presencia de Proem-Aid es necesaria, ya que han conseguido salvar innumerables embarcaciones a la deriva que podrían ser arrolladas por barcos de mayor tamaño o salir al mar Egeo. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente