Anterior Un vecino de Rubí, natural de Granada, es uno de los fallecidos en el atentado de Barcelona Siguiente Buscan a Moussa Oukabir como el presunto autor del atentado de las Ramblas Arriba Ir arriba
La comida empieza a llegar a Madaya y otras ciudades sirias asediadas y azotadas por el hambre

La comida empieza a llegar a Madaya y otras ciudades sirias asediadas y azotadas por el hambre

  • El primer convoy de ayuda humanitaria llega a Madaya, sitiada por el régimen sirio

  • Al menos 400 personas necesitan ser evacuadas o podrían fallecer, alerta la ONU

  • Un bombardeo aéreo mata a 12 niños que estaban en el colegio, cerca de Alepo

|

Un primer convoy de ayuda humanitaria ha conseguido entrar en la ciudad siria de Madaya, asediada desde hace seis meses por las fuerzas que respaldan al presidente sirio, Bachar al Asad, y que sufre la falta de alimentos hasta el punto de que al menos una decena de personas han fallecido recientemente por inanición y la gente se está viendo obligada a comer hojas de los árboles.

Entre 44 y 50 camiones de la Cruz Roja y la ONU, cargados con alimentos y suministros médicos, han logrado entrar en la ciudad, según ha confirmado el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Pawel Krzysiek.

Tras la entrada de la ayuda humanitaria, la ONU ha alertado de que al menos 400 personas necesitan ser evacuadas de forma inmediata. En caso de no recibir atención médica, se "enfrentan a la muerte". La situación, según Naciones Unidas, es "muy crítica" y las agencias humanitarias trabajan para que el Gobierno sirio les permitan salir de Madaya.

Unas 100 familias han dejado la ciudad durante la noche en dirección a zonas bajo control gubernamental, según las agencias internacionales.

Residentes de Madaya pasan un control de fuerzas pro-Asad y abandonan la localidad después de la entrada de un convoy con ayuda humanitaria de la Cruz Roja. REUTERS/Omar Sanadiki Residentes de Madaya pasan un control de fuerzas pro-Asad y abandonan la localidad después de la entrada de un convoy con ayuda humanitaria de la Cruz Roja.

La llegada de suministros se debe al acuerdo alcanzado por los contendientes el pasado jueves, cuando Damasco autorizó la distribución de ayuda. Madaya sufre el asedio por parte del régimen sirio y de su aliado, el grupo chií libanés Hizbulá, desde hace 180 días.

En un comunicado, el CICR destaca que se trata de una ayuda vital para miles de personas y detalla que la asistencia consiste en comida, material sanitario y mantas, entre otros suministros. La directora de la delegación del CICR en Siria, Marianne Gasser, apunta en la nota que esto solo es el comienzo de la operación, ya que "es probable que dure varios días", y reclama tener un "acceso habitual" a las ciudades sitiadas.

Comerse las hojas de los árboles

En los últimos días, varias organizaciones humanitarias habían denunciado la gravedad de la situación en Madaya, al alertar de que las 42.000 personas atrapadas en su interior corrían el riesgo de morir de hambre.

La ONU ha informado de que existen informes creíbles de la muerte de varias personas por falta de alimentos y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización con sede en Londres que evalúa las consecuencias de la guerra en Siria, habla de al menos 10 muertos por inanición.

Sin embargo, la oposición siria eleva la cifra a decenas de muertos y la organización Save the Children ha asegurado que los habitantes de la ciudad se han visto obligados a comer perros, gatos e incluso las hojas de los árboles.

Médicos sin Fronteras, por su parte, ha señalado que, desde el 1 de diciembre, al menos 23 personas, de las que seis eran bebés menores de un año, han muerto por la falta de alimentos en un hospital de Madaya al que la organización presta apoyo.

Bachar Al Asad cede a la presión internacional y autoriza la entrada de comida y medicamentos a la ciudad de Madaya

Alivio también para Fua y Kefraya

El alivio del cerco sobre Madaya se había convertido en un aspecto clave en las negociaciones para alcanzar una solución política a la guerra civil siria, puesto que los rebeldes se habían negado a seguir participando en las conversaciones, que se retomarán a finales de enero, si no se levantaba el asedio.

Este lunes, otro convoy de ayuda humanitaria ha conseguido llevar alimentos a las localidades de Fua y Kefraya, asediadas en este caso por los rebeldes que se oponen al presidente Bachar al Asad.

Así, 21 camiones fletados por el CICR, la Media Luna Roja Siria y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU han entrado en estas localidades de mayoría chií, situadas en el noroeste del país, en la provincia de Idlib.

Según los datos de la ONU, alrededor de 4,5 millones de personas residen en zonas de difícil acceso en Siria, que incluyen a 400.000 que habitan en áreas cercadas, ya sea por el régimen o por la oposición.

Un combatiente rebelde inspecciona el convoy de Cruz Roja de camino a Fua y Kefraya Un combatiente rebelde inspecciona el convoy de Cruz Roja de camino a Fua y Kefraya

Bombardeo contra un colegio en la provincia de Alepo

La guerra civil en Siria se sigue cobrando vidas mientras se intenta avanzar en un acuerdo político. Este lunes, un bombardeo aéreo ha matado a 12 niños que se encontraban en clase en la ciudad de Injara, muy cerca de Alepo, controlada por los rebeldes.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un profesor ha muerto en el ataque, que se sospecha ha sido llevado a cabo por aviones rusos, y hay varios heridos, algunos críticos.

La ONU está tratando de confirmar el ataque, aunque en las redes sociales se han difundido imágenes de una clase con los pupitres destruidos y los libros de texto en el suelo, sin que se haya podido verificar su autenticidad.

El Ministerio de Defensa ruso, que siempre ha negado que Rusia bombardee áreas residenciales en su campaña para respaldar al régimen de Bachar al Asad, no ha hecho comentarios por el momento.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente