arriba

Unos 30.000 civiles sirios esperan poder cruzar la frontera con Turquía después de que el gobierno turco haya decidido cerrar el paso de Oncupinar. El gobierno de Erdogan dice que no está en condiciones de albergar a más refugiados pero les facilitará ayuda en territorio sirio.

Turquía tiene censados a unos 2,5 millones de refugiados sirios, de los que 260.000 viven en campamentos gracias al apoyo de las autoridades, mientras que el resto sobrevive por su cuenta, normalmente trabajando ilegalmente, dado que aún no está en vigor la anunciada ley que regulará su acceso al mercado laboral

Los ataques rusos sobre los rebeldes socavan los esfuerzos para encontrar una solución política, acusa el secretario general de la OTAN. Los bombardeos dificultan, aún más, que la ayuda comprometida en la Conferencia de Donantes de Londres, 9.000 millones de euros, llegue a la población civil. El 25 de febrero, tercera cita en Ginebra en busca de la paz. Mientras, el éxodo continúa.

La Conferencia de Apoyo a Siria, que ha reunido este jueves en Londres a líderes y representantes de 60 países, se cerró con el compromiso de aportar una ayuda económica de 9.000 millones de euros para atender las enormes necesidades humanitarias dentro del país, y en otros vecinos como Turquía, Jordania o Líbano, que acogen a cientos de miles de refugiados. El Consejo de Seguridad de la ONU se vuelve a reunir este viernes, a puerta cerrada, para analizar este conflicto, que ha causado ya más de 250.000 muertes, seis millones de desplazados internos y cuatro millones de refugiados fuera de Siria, y que se ha recrudecido con los últimos bombardeos sobre Alepo, que están provocando un nuevo éxodo de miles de personas hacia Turquía. Hablamos con Jean Raphael Poitou, responsable de Acción contra el Hambre para Oriente Próximo.

Londres alberga este jueves una conferencia de donantes destinada a reunir fondos para atender las necesidades humanitarias de miles de refugiados sirios y las de millones de desplazados en el interior del país a causa de la guerra civil.

La reunión, que se celebra en el centro de conferencias "Queen Elizabeth II", en el barrio de Westminster, lleva el nombre de "Apoyar a Siria y a la región" y ha sido organizada conjuntamente por la ONU, el Reino Unido, Alemania, Kuwait y Noruega.

Asistirán, además del primer ministro británico, David Cameron, la canciller alemana, Angela Merkel, y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

Tras un inicio accidentado, las conversaciones de paz sobre Siria que se mantienen en Ginebra han sido suspendidas y aplazadas hasta el día 25 de febrero. Así lo ha decidido este miércoles el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ante el recrudecimiento de los combates, con una ofensiva del régimen sobre Alepo.

Naciones Unidas ha dado por comenzadas las conversaciones de paz que buscan acabar con la guerra civil en Siria y abrir un proceso de transición política, después de la reunión mantenida este lunes entre el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, y una delegación de la oposición siria, que ha trasladado varias reclamaciones, como medidas humanitarias y el fin de los bombardeos sobre áreas civiles, aunque ha avanzado que participarán en el diálogo.