Anterior Puigdemont pregunta a Montoro si responderá con su patrimonio por la "amnistía fiscal ilegal" Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba
 Un soldado surcoreano vigila la valla fronteriza con Corea del Norte.
Un soldado surcoreano vigila la valla fronteriza con Corea del Norte. AFP PHOTO JUNG YEON-JE

Corea del Sur vuelve a emitir propaganda en la frontera con el Norte como respuesta al ensayo nuclear

  • Esta acción incrementará la tensión en la fronteriza "Zona desmilitarizada"

  • Seúl: "Si Corea del Norte ataca los altavoces, responderemos de inmediato"

  • Corea del Norte anunció este miércoles que detonó una bomba de hidrógeno

|

Corea del Sur ha retomado este viernes sus emisiones de propaganda a través de altavoces situados junto a la frontera con Corea del Norte como respuesta al ensayo nuclear ejecutado por el régimen de Pyongyang hace dos días. Mientras, el ejército norcoreano se encuentra en pleno entrenamiento invernal y está reforzando posiciones en varios puntos de vanguardia fronteriza.

Se espera que esta acción incremente la tensión en la "Zona desmilitarizada", nombre que recibe la demarcación que separara a ambos países, ya que Pyongyang suele responder -lo ha llegado a hacer con fuego de artillería- a este tipo de acción de Seúl, cuyo ejército ya está en máxima alerta.

La decisión se produce, además, en el día del cumpleaños de Kim Jong-un, líder del régimen norcoreano, conocido por el exacerbado culto que alimenta hacia sus caudillos y acostumbra a responder en tono beligerante a las críticas o burlas dirigidas hacia ellos.

"Si Corea del Norte ataca los altavoces, responderemos de inmediato", ha explicado a la agencia Yonhap un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano. En este sentido, fuentes militares han asegurado que Seúl tiene desplegados misiles tácticos y cañones móviles de artillería K-9 Thunder en la zona.

La batalla de los altavoces

Los mensajes de estos megáfonos pueden escucharse en territorio norcoreano en puntos situados incluso a 10 kilómetros de la frontera durante el día, y a 25 durante la noche, según fuentes del Ministerio de Defensa surcoreano. Se trata de mensajes en contra del régimen Juché o alabanzas a los logros nacionales de Corea del Sur. También canciones de pop surcoreano como "Oppa na chuwo" ("Cariño, tengo frío"), de la rapera Rimi, un aparente recordatorio (hoy se prevén en la frontera mínimas de 10 grados bajo cero) sobre la precariedades que padecen los norcoreanos cada invierno.

Es la segunda vez que Seúl enciende los altavoces en menos de un año, después de la tensión que se vivió en la zona desmilitarizada el pasado mes de agosto, cuando los reactivó por primera vez en once años.

Lo hizo después de que varias minas antipersona hirieran gravemente a dos soldados surcoreanos cerca de la frontera. El Norte respondió con disparos a estos dispositivos y ambos ejércitos acabaron intercambiando fuego.

El episodio quedó zanjado el 25 de agosto tras un acuerdo en el que Seúl aceptó apagar los altavoces, desde los que se emitieron mensajes críticos con Kim Jong-un, se alabaron los logros de la nación surcoreana o incluso se emitieron canciones de K-Pop.

Ensayo atómico con una bomba H

La actual tensión que se vive en la península coreana viene alimentada por el ensayo atómico llevado a cabo el miércoles por el régimen de Kim Jong-un, el cuarto de su historia tras los de 2006, 2009 y 2013.

Corea del Norte asegura que detonó por primera vez un una bomba H o bomba termonuclear, mucho más potente que los dispositivos empleados en sus tres ensayos anteriores, aunque numerosos expertos dudan de que haya logrado dominar aún esta tecnología.

Para abordar este asunto los ministros de Exteriores de China y Corea del Sur mantendrán este viernes una conversación telefónica, ya que la supuesta prueba atómica no ha gustado ni siquiera a la vecina China, tradicional aliado económico e ideológico de Pyongyang.

Asimismo y tras la condena unánime del Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha asegurado que su país y China están de acuerdo en que "las cosas no pueden seguir igual". Preguntado sobre si el Gobierno de Estados Unidos ha desatendido a Corea del Norte en los últimos años, Kerry ha sido tajante y ha afirmado que Pyonygang "no se ha desatendido ni un sólo día".


 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente