Anterior Sánchez avisa a Podemos: "Pueden ser la coartada para la declaración unilateral de independencia" Siguiente La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios electorales Arriba Ir arriba
La CUP rechaza investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat

La CUP decide no apoyar la investidura de Mas y pide a JxSí que "mueva ficha"

  • El Consejo Político abre la puerta a que JxSí presente un nuevo candidato

  • Los diez parlamentarios se abstendrán si hay debate de investidura

  • Si JxSí mantiene a Mas habrá elecciones en Cataluña la próxima primavera

|

El Consejo Político de la CUP, que aglutina a 67 miembros del Secretariado Nacional y del Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), ha decidido este domingo no apoyar la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, una decisión que puede precipitar la celebración de elecciones anticipadas en Cataluña la próxima primavera.

Los diez parlamentarios de la CUP se abstendrán si hay un nuevo debate de investidura con Mas como candidato, aunque han pedido a Junts pel Sí (JxSí) que "mueva ficha", es decir, que proponga un nuevo candidato. 

"Quien quiera mover pieza aún tiene días, no está convocado nada", ha asegurado en rueda de prensa la diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra.

Serra ha reivindicado que el proceso soberanista no empezó el 27S, "en todo caso se consolidó el 27", y ha recordado que este proceso ni se acaba con la reunión de la CUP este domingo y que continuará "con o sin investidura de Mas".

Elección entre dos escenarios

Los dos órganos de la formación anticapitalista, que se han reunido desde las 10:30 horas en el centro cívico Pere Quart de Barcelona, han votado entre dos escenarios en un pleno de investidura del Parlament: si otorgaban dos votos y 8 abstenciones a Mas para ser investido o si, por lo contrario, le daban cinco votos a favor y cinco en contra o diez abstenciones, opción que equivale a rechazarle y que finalmente se ha impuesto por 36 votos a 30, con una abstención.

El portavoz del secretariado, Xavier Generó, también ha precisado que la opción elegida para expresar este rechazo comporta que los diez diputados de la CUP se abstendrán si hay otra sesión de investidura en la cámara catalana con Mas como candidato.

Por lo que respecta a lo ocurrido en la reunión, fuentes de la CUP han precisado que han sido los once votos de los representantes del GAP los que han inclinado la balanza a favor del 'no'.

En la rueda de prensa posterior a la reunión únicamente han comparecido dos diputados favorables al 'no' a la investidura de Artur Mas, Gabriela Serra y Sergi Saladié, mientras que no estaban presentes ninguno de los del 'sí', como el líder del grupo parlamentario, Antonio Baños.

A la reunión han asistido los 56 miembros del Consejo Político, que representan a las organizaciones territoriales de la CUP, más los 11 portavoces de las formaciones agrupadas bajo el 'paraguas' de Crida Constituent con las que concurrió a las elecciones del 27S.

También han estado presentes, con voz pero sin voto, los 10 diputados en el Parlament y los 15 miembros del secretariado nacional, por lo que en total han podido ser 93 personas las que finalmente han debatido sobre la investidura de Mas.

Hace siete días, la Asamblea Nacional de la CUP concluyó con un insólito empate exacto a 1.515 votos entre el 'sí' y el 'no' a Mas, lo que finalmente abocó a esta reunión del Consejo Político.

Nuevos interrogantes

Ahora se abren varios interrogantes: el primero, si habrá pleno de investidura, ya que Junts pel Sí -con mayoría en la Mesa del Parlament- podría decidir directamente no convocarlo, a sabiendas de que no obtendrá el apoyo necesario.

El segundo movimiento posible es que JxSí acceda a relevar a Mas como candidato para que la CUP reconsidere su posición, pero esto se presenta como algo prácticamente imposible ya que la coalición de Artur Mas ha afirmado en varios ocasiones que esta era una cuestión innegociable.

Si aun así hubiera un cambio de candidato, este tendría que producirse en cuestión de 24-48 horas, ya que los plazos para investirlo son cada vez más cortos, porque la ley fija el 10 de enero como límite para que haya una investidura.

También está por ver cuál es el futuro de la CUP como formación política, ya que está integrada por varios movimientos y corrientes que han mostrado abiertamente divididos en todo el proceso interno de debate sobre si se tenía que investir a Artur Mas o no.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente