Enlaces accesibilidad

Atentados en París

Bruselas, en alerta máxima ante el riesgo "inminente" de un atentado con "armas y explosivos"

  • El metro cierra en Bruselas, mientras el resto del país mantiene el nivel 3 de alerta
  • El primer ministro belga advierte de que puede haber ataques en distintos lugares
  • Según medios belgas, en los registros se han hallado productos químicos y explosivos

Bruselas se enfrenta a una amenaza 'grave e inminente'

Bélgica ha elevado este sábado hasta el nivel máximo la alerta terrorista para la ciudad de Bruselas, según ha anunciado el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas OCAM, citando una amenaza "inminente".

"A raíz de una nueva evaluación", la OCAM, que depende del Ministerio del Interior belga, ha informado en un comunicado que "se pasa el nivel de alerta terrorista a nivel 4, muy grave, en la región de Bruselas". El resto del país si continúa aplicando el nivel 3 de alerta.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha dicho que tienen datos que alertan "de una atentado similar al del París" y que podría dirigirse contra medios de transporte públicos, calles, centros comerciales, así como eventos que reúna un número importante de personas.

El atentado podría perpetrarse  por "distintas personas, con armas y explosivos, quizá en diferentes lugares", matiza Michel al diario Le Soir, que ha prometido que habrá una gran movilización en materia de seguridad.

Cierre del metro y eventos cancelados

Ante este anuncio, la Sociedad de Transportes Intercomunales de Bruselas (STIB) ha decidido suspender la circulación de las líneas de metro, aunque no las de los autobuses.

El primer ministro anunció durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad celebrada esta mañana la entrada en vigor inmediata de medidas en cuatro ámbitos.

En particular, se acordó la reducción del número de grandes acontecimientos en Bruselas, como el concierto de Johnny Hallyday, que ha sido suspendido. Además se ha establecido una fuerte movilización en el sector del transporte público, en particular en el metro, un refuerzo de la capacidad de despliegue de la policía y militares en Bruselas y la apertura de la línea telefónica 1771 para contactar con un centro de crisis.

"Recomendamos a la población que respete el conjunto de las consignas de seguridad y se mantenga informada utilizando las vías de comunicación oficiales", añadió Michel.

Arrestan a un ciudadano belga en Turquía que presuntamente participó en la preparación de los atentados de París

Hallados productos químicos y explosivos

El Gobierno belga pide además a los ciudadanos "prudencia y vigilancia", además de "no caer en el pánico", dijo Michel.

Según distintos medios belgas, en registros llevados a cabo en el distrito comunal de Molenbeek en los últimos días se habrían hallado productos químicos y explosivos.

Fuera de Bruselas solo Vilvorde está en nivel de alerta 4 (el máximo), mientras que el resto del país se mantiene en nivel 3.

El aumento del nivel de alerta se produce horas después de un sospechoso detenido en Bélgica fuera acusado de terrorismo por los tribunales belgas en relación con los atentados yihadistas que mataron a 130 personas en París el 13 de noviembre. El sospechoso, cuya identidad no se ha hecho público, es la tercera acusada de terrorismo en Bélgica en relación con los atentados en París.

La OCAM destaca que en estos momentos hay "una amenaza grave e inminente que requiere la adopción de medidas específicas de seguridad, así como recomendaciones específicas para la población".

Evitar lugares masificados

El centro recomienda a los habitantes de la capital belga evitar "lugares con una alta concentración de personas", citando "conciertos, eventos importantes, estaciones de tren y aeropuertos, transporte público" y establecimientos comerciales concurridos.

El órgano también sugiere la cancelación de los partidos de fútbol de primera y segunda división durante este fin de semana.

Ante esta medida excepcional, que sólo ha sido adoptada hasta la fecha en dos ocasiones, la OCAM también ha pedido a la población de Bruselas que facilite los controles de seguridad.

Attou Hamza y Mohammed Amri habían sido detenidos el 14 de noviembre en Bruselas en el barrio de Molenbeek acusados de terrorismo. Se cree que ambos ayudaron a entrar a Bélgica a Salah Abdeslam, principal sospechoso en los atentados en París. El sospechoso, cuyo hermano Brahim se inmoló Boulevard Voltaire en París, es en estos momentos el terrorista más buscado de Europa.

Molenbeek se considera cuna y refugio del yihadismo en Europa. El presunto cerebro de los ataques de París, Abdelhamid Abaaoud, cuya muerte anunció Francia el jueves, es de Molenbeek, al igual que los hermanos Brahim y Salah Abdeslam.

Noticias

anterior siguiente