Enlaces accesibilidad

China se abre a Taiwán si renuncia al independentismo en una reunión histórica

  • Los líderes de ambos países celebran el primer encuentro en 66 años
  • Debaten la mejora de las relaciones a ambos lados del estrecho de Formosa

Por
Mejoran las relaciones entre Taiwán y China

Los presidentes de China y Taiwán, Xi Jinping y Ma Ying-jeou, han celebrado este sábado una reunión histórica, la primera que mantienen los dirigentes de ambos territorios desde su separación en 1949.

En esta cita, China se ha mostrado abierta a algunas peticiones taiwanesas, como que la isla tenga mayor presencia internacional, siempre y cuando la isla rechaza el independentismo y se mantenta fiel al consenso con Pekín.

En declaraciones a la prensa tras la reunión entre los presidentes, un responsable chino afirmó que "podemos acceder a cooperar en todo si se mantiene el consenso de 1992", en el que se estableció el principio de una China aunque con diferentes interpretaciones por ambas partes.

En concreto, y sobre el objetivo taiwanés de una mayor presencia internacional, como en organismos de la ONU, "si se acepta el consenso de 1992 se puede hablar de todo de forma pragmática", aseguró Zhang Zhijung, responsable de la Oficina de Asuntos de Taiwán en el Consejo de Estado (Ejecutivo) chino.

Taiwán: "No cabe el independentismo"

El presidente taiwanés ha señalado posteriormente que ambas partes coincidieron en que "no cabe el independentismo" en la isla, "pues va contra la Constitución".

La cumbre giró en torno a "cómo consolidar los consensos de 1992 para consolidar la paz", destacó Ma a los cerca de medio millar de periodistas que cubrieron el histórico encuentro en un hotel de lujo de Singapur.

Tanto el presidente taiwanés como el chino tienen como rival común a la oposición independentista isleña del Partido Demócrata Progresista (PDP), favorita para ganar las elecciones presidenciales y legislativas de enero de 2016.

Apretón de manos histórico

En el encuentro, que ha tenido lugar entre fuertes medidas de seguridad y ha durado alrededor de una hora, han hablado de la mejora de las relaciones a ambos lados del estrecho de Formosa, y han abordado la consolidación de la paz y el mantenimiento del status quo.

Xi y Ma se estrecharon la mano durante un minuto ante las cámaras de cientos de informadores, a los que luego saludaron, antes de retirarse para la discusión a puerta cerrada, celebrada en un hotel de lujo en Singapur.

China y Taiwán mantienen una disputa de soberanía desde 1949, cuando los comunistas dirigidos por Mao Zedong derrotaron al nacionalista Kuomintang encabezado por Chiang Kai-Chek en la guerra civil china y estos últimos se refugiaron en la isla. Desde entonces, las tensiones son periódicas y Pekín no ha renunciado al uso de la fuerza en caso de que la isla proclamara su independencia formal.

Noticias

anterior siguiente