Enlaces accesibilidad

Al menos tres muertos y varios heridos en un ataque en una estación de autobuses al sur de Israel

  • Ha muerto el atacante, un soldado y un eritreo confundido con un agresor
  • La estación estaba abarrotada de soldados israelíes
  • Antes, un grupo de palestinos atacó a 30 israelíes en un santuario en Cisjordania

Por
Al menos tres muertos en un nuevo ataque en Israel

Al menos tres personas han muerto y ocho han resultado heridas este domingo en un atentado perpetrado por un palestino en la estación central de autobuses de la ciudad israelí de Beer Sheva, en el sur del país, según ha podido saber el corresponsal de TVE en Israel, Óscar Mijallo. Los fallecidos son un soldado, el atacante palestino y un eritreo al que los agentes de policía habrían confundido con otro atacante. 

El ataque fue en principio atribuido a dos agresores, pero fue solo uno. El segundo era en realidad el refugiado eritreo, que fue tomado por un presunto atacante y abatido por la policía.

"El terrorista palestino llegó con una pistola, disparó a un soldado, le robó su arma, y comenzó a disparar a otros cuando se encontró con la policía", resumió el jefe del distrito sur de la Policía, Yoram Halevy, la cadena de hechos ocurridos hoy en la estación central de autobuses de la capital del Negev hacia las 19.30 hora local (16.30 GMT).

"Cuando llegamos aún se producían disparos y nos encontramos a un soldado muy grave (el primer fallecido), cuatro soldados (en realidad eran policías) heridos de bala en las extremidades, y un terrorista herido crítico (que luego murió)", dijo al Canal 1 de la televisión Yaniv Ishai, miembro de uno de los servicios de emergencia.

Testigos citados por medios locales relataron que el agresor abrió fuego con una pistola, tras lo que robó un arma al soldado, con la que siguió disparando, y apuñaló a varias personas.

Dentro del recinto había en ese momento numerosos soldados, civiles armados y agentes privados de seguridad, mientras la Policía irrumpía en el lugar en busca de los supuestos atacantes, lo que desencadenó una gran confusión en la que el eritreo fue confundido con uno de los responsables.

El suceso ocurrió en torno a las 19:30 hora local (16.30 GMT), al concluir una jornada de relativa calma en la zona y cuando la estación central de autobuses estaba repleta de soldados.

La estación, en la que había cientos de personas en ese momento, fue evacuada inmediatamente por la policía, mientras numerosos efectivos se desplegaban en la zona en busca de cómplices que pudieran haber trasladado al comando.

Durante la evacuación, decenas de israelíes se concentraron a las puertas de la estación para tratar de impedir la evacuación del atacante herido, en medio de gritos de venganza y "muerte a los árabes"

Ataque en un santuario

Una treintena de israelíes fueron atacados también la mañana de este domingo por palestinos cuando trataban de visitar sin la autorización requerida la Tumba de José en el distrito cisjordano de Nablus, informaron hoy fuerzas de seguridad israelíes.

"El Ejército israelí recibió informaciones de que varios vehículos entraron en Nablus para visitar la Tumba (quemada el viernes en un incendio provocado por jóvenes palestinos) y allí surgió un enfrentamiento con residentes palestinos", explicó a Efe una portavoz militar israelí. La fuente precisó que el grupo pudo abandonar la zona gracias a la colaboración de la Policía palestina.

La portavoz de la Policía israelí Luba Samri señaló por su parte en un comunicado que el grupo estaba integrado por jóvenes estudiantes de un seminario rabínico de Jerusalén y que cinco de ellos resultaron heridos en el suceso y otros cinco fueron detenidos y puestos bajo disposición policial, entre ellos tres menores.

Los atacantes quemaron uno de los vehículos de la comitiva israelí.

Ola de violencia

La Policía reiteró que está prohibida la entrada de israelíes en "zona A", donde la Autoridad Nacional Palestina (ANP) tiene completo control administrativo y de seguridad, y que quienes lo hacen ponen en peligro su vida.

En la actual situación de violencia han muerto ya 7 israelíes y 42 palestinos, y cerca de la mitad de estos últimos han sido autores de ataques consumados o frustrados y de casos en los que las versiones son contradictorias.

En la madrugada del viernes un grupo de más de un centenar de palestinos prendió fuego a la Tumba del patriarca José (norte de Cisjordania), venerada desde hace siglos por cristianos, judíos y musulmanes, en un suceso que fue condenado por el presidente palestino, Mahmud Abás y por la comunidad internacional.

El Ejército israelí se retiró del sitio en septiembre 2000 al principio de la segunda intifada y desde entonces quedó en manos de la ANP.

Israel, sin embargo, aún supervisa en coordinación la autoridad palestina el acceso de fieles judíos para rezar en el lugar del cenotafio donde se venera al bíblico patriarca mencionado en el Antiguo Testamento, unas visitas que muchos palestinos consideran una provocación.

Sin observadores internacionales

Este lunes, Israel ha rechazado ente el embajador francés en Tel Aviv a "todo intento no coordinado" de cambiar la situación actual en Jerusalén y a la iniciativa gala que aboga por desplegar fuerzas internacionales en la Explanada de las Mezquitas.

Tras una reunión del embajador de Francia en Israel, Patrick Maisonnave, con el director general adjunto para Asuntos Europeos, Aviv Shirón, y el responsable de Organizaciones Internacionales, Roni Leshno, la Cancillería ha emitido un comunicado en el que califica la conversación de "peliaguda" y clarificó que en ella "se abordaron las complejas relaciones entre Israel y Francia, incluidas las iniciativas francesas en el marco de la ONU".

Francia trata de sacar adelante una declaración presidencial del Consejo de Seguridad que llame al despliegue de observadores internacionales en los lugares santos de Jerusalén, particularmente en la Explanada. "Israel no puede aceptar el proyecto de resolución francés ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. No menciona la incitación palestina; no menciona el terrorismo palestino y llama a la internacionalización del Monte del Templo", ha asegurado Netanyahu.

Noticias

anterior siguiente