Enlaces accesibilidad

Grecia aprueba las reformas exigidas por los socios europeos para negociar el tercer rescate

  • El Parlamento da luz verde al segundo paquete de medidas exigido por los acreedores
  • El texto modifica el código civil e incorpora la directiva de reestructuración bancaria
  • 36 parlamentarios de Syriza votan en contra, tres menos que en el primer paquete

Por
Grecia aprueba las reformas exigidas por los socios europeos para negociar el tercer rescate

El Parlamento griego ha aprobado este jueves el proyecto de ley que recoge el segundo paquete de reformas acordado por los líderes de la zona euro el pasado 13 de juliouna de las condiciones de los acreedores para negociar un tercer rescate. Un asunto que ya ha empezado a debatirse según el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, que ha dicho que espera que la firma del Memorando de Entendimiento se produzca "a mediados de agosto".

Con 230 votos a favor, 63 en contra y 7 abstenciones la Cámara griega ha dado el visto bueno a la segunda parte de las reformas que incluye cambios en el código civil para acelerar los procesos judiciales y reducir sus costes y trasponer la directiva de restructuración bancaria. Sin embargo, se aplaza la reforma de la fiscalidad del campo y la limitación de las jubilaciones anticipadas.

En su intervención, el primer ministro, Alexis Tsipras, ha recordado que la votación es solo un paso para negociar las condiciones del tercer rescate y ha asegurado que el Gobierno tratará de buscar "alianzas" entre sus socios para "mejorar" el programa final. "Tenemos que utilizar cada alianza en Europa para mejorar el acuerdo", ha señalado.

El Gobierno griego, como sus socios, está decidido a cerrar las negociaciones antes del 20 de agosto, según ha asegurado la portavoz del Gobierno, Olga Yerovasili, pues en esa fecha el país debe hacer frente a un nuevo vencimiento de bonos del BCE por valor de 3.188 millones de euros que no podrá pagar sin financiación externa.

Tsipras recupera solo tres de los votos perdidos en Syriza

En esta ocasión, en las filas de Syriza se han registrado únicamente tres votos en contra menos (31 votos negativos y 5 abstenciones), que en la aprobación del primer paquete, cuando hasta 39 parlamentarios del grupo votaron de forma negativa o se abstuvieron provocando una crisis de gobierno que acabó con el cambio de diez miembros del Ejecutivo, incluyendo al ministro de Energía y los ministros adjuntos de Seguridad Social, Defensa, Exteriores o Finanzas.

Entre los votos negativos de Syriza se ha contado el de la presidenta del Parlamento, Zoé Konstandopulu, quien además declinó presidir la sesión para mostrar su desacuerdo. Una disconformidad que también manifestó horas antes en una misiva dirigida al presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, y al primer ministro en la que criticaba que el proyecto de ley, de 977 páginas, se introdujera "sin 'ninguna posibilidad de enmiendas'" y lo calificaba como una "intervención en el funcionamiento de la justicia" que merma la separación de poderes del Estado.

Por contra, el ex ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, que votó en contra de las reformas presentadas el miércoles, apoyó este segundo paquete. En la web The Press Project, explica que tanto la reforma del código civil como la trasposición de la directiva bancaria formaban parte de la propuesta que él mismo defendió ante los socios europeos el 23 de febrero con la "esperanza de ganar tiempo para planificar una nueva resistencia al autoritarismo".

Mientras, durante el largo debate parlamentario -que ha durado cerca de siete horas-, diversos sindicatos y colectivos se han manifestado en Atenas en contra de la aprobación del documento. Así, unas 7.000 personas del sindicato comunista PAME, según la policía, se han concentrado en la plaza Omonia desde donde han marchado hasta la de Syntagma, sede del Parlamento.

Manifestación en contra de las medidas de austeridad en la plaza Syntagma

Manifestación en contra de las medidas de austeridad en la plaza Syntagma. REUTERS Alkis Konstantinidis

Una vez en Syntagma se han encontrado con la protesta organizada por la confederación de sindicatos del sector público (Adedy) que también ha avanzado en manifestación hasta allí y que ha reunido a unas 2.000 personas, de acuerdo con la policía.

Además, se han convocado cerca de 40 manifestaciones en ciudades de todo el país.

Los cambios sobre el código civil "no afectarán a la primera vivienda"

El texto aprobado incluye cambios en el código civil que persiguen, según el proyecto, acelerar los procesos judiciales y reducir sus costes. La medida más polémica, que ha provocado la reacción de abogados y jueces, es la eliminación de los testigos en los juicios civiles.

Según el periódico Efymerida Ton Syntakton, citado por la agencia Efe, los colegios de abogados creen que este punto viola los principios de un juicio justo y afecta a los derechos individuales y sociales de los ciudadanos.

Otro punto es la introducción de medidas que facilitan las subastas de viviendas cuando el banco las embarga. La subasta partirá del valor de mercado en el momento del embargo y no su valor objetivo, que fija el Ministerio de Finanzas para calcular los impuestos. Un cambio que a juicio de las asociaciones de abogados, facilita la subasta de viviendas una vez el banco las ha embargado por impago.

Tsipras ha destacado ante el Pleno que los cambios sobre el código civil "no afectarán a la primera vivienda" y ha anunciado que "en otoño" se presentará la nueva ley para los créditos morosos. "Hasta entonces se aplicará lo que se aplica hasta hoy", ha dicho en alusión a la moratoria que protege del desahucio de la primera residencia que el primer ministro ha prometido extender hasta finales de año.

Transponer las reglas europeas sobre la banca

La otra medida polémica, que entrará en vigor el 1 de enero de 2016, es la transposición de la directiva europea -aprobada en 2013- que establece las nuevas reglas que deberían ordenar el proceso de resolución de los bancos con problemas y que forman el segundo pilar de la unión bancaria, ya que determinan cómo y quién deberá pagar los rescates de las entidades financieras en riesgo de quiebra, tanto para salvarlos como para liquidarlos.

Hasta que dicho texto entre en vigor, el ministro de Finanzas Euclides Tsakalotos ha afirmado que "los bancos serán recapitalizados".

La directiva prevé que si una entidad necesita fondos para su saneamiento o desaparición, primero se debe dirigir a los accionistas, después a aquellos que tienen productos híbridos como deuda subordinada o preferentes -ya que están a medio camino entre las acciones y el bono de deuda- y, en tercer lugar, a los tenedores de deuda sénior.

Si las pérdidas de accionistas y acreedores no bastan, se podrá recurrir a los depósitos con más de 100.000 euros. Sin embargo, dentro de esa categoría han establecido que se recurra primero a los de las grandes empresas y, solo como último recurso, a los de particulares, pymes y a las deudas que mantuviera la entidad con el Banco Europeo de Inversiones. Es decir, que se garantizan los depósitos de hasta 100.000 euros.

Tsakalotos, ha defendido la directiva europea sobre saneamiento de bancos, porque ha asegurado que mejorará "la confianza" de los ciudadanos con depósitos bancarios.

Cabe recordar que Grecia continúa bajo un control de capitales, pues aunque los bancos abrieron el lunes pasado, la mayoría de transacciones aún están sujetas a limitaciones.

Noticias

anterior siguiente