Anterior La tasa de paro juvenil bajó del 40% en el segundo trimestre por primera vez desde finales de 2009 Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Cadáveres sobre la playa de Susa tras el atentado del 26 de junio. AFP

Ocho detenidos "en relación directa con la ejecución" del atentado de la playa de Túnez

  • El Gobierno anuncia el arresto de siete hombres y una mujer

  • 38 personas murieron en el ataque cometido por un yihadista

|

Ocho personas han sido detenidas "en relación directa con la ejecución” del atentado que causó 38 muertos la semana pasada en la playa de un hotel de Susa, ha anunciado el Gobierno de Túnez.

En una rueda de prensa, el ministro de la Sociedad Civil, Kamel Jendoubi, ha precisado que se trata de siete hombres y una mujer vinculados de una u otra forma con el presunto autor de la matanza, que fue abatido en el lugar de los hechos.

"Toda la red que estaba detrás de la operación ha sido descubierta", ha añadido el ministro citado por AFP, que señala que no ha quedado claro si se refería a los ocho arrestados anteriormente indicados o si había más personas identificadas o detenidas en esa red.

Fuentes de seguridad han informado a Efe y otros medios de que en total hay 12 detenidos. El lunes el ministro del Interior anunció sin más precisiones el arresto de un grupo de sospechosos. Además, 120 personas han sido detenidas en los últimos días en Túnez por sus presuntos vínculos con el salafismo y el yihadismo, según ha informado el ministro tunecino de Relaciones Constitucionales y Sociedad Civil, Kamel Yendubi.

El atentado más sangriento

Según la agencia France Presse, la de este jueves ha sido la primera conferencia de prensa sobre la investigación del atentado más sangriento de la historia de Túnez. Previamente, las autoridades identificaron al atacante como el estudiante de 23 años Saifedine Rezgui e informaron de que recibió entrenamiento como yihadista en Libia, estado fallido que comparte una porosa frontera con Túnez.

Las víctimas fueron todas turistas extranjeros, 30 de ellos británicos, y la acción fue reivindicada en nombre del autoproclamado Estado Islámico. Ahora los investigadores creen que Rezgui pudo coincidir en un campo de entrenamiento de milicianos con los atacantes del Museo del Bardo que mataron a 22 personas en marzo en la capital tunecina.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente