Anterior El número dos de Interior asegura que no sabía de la Operación Lezo cuando se reunió con Pablo González Siguiente El liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen disputarán una segunda vuelta inédita Arriba Ir arriba
Muere Manuel Molina, innovador del flamenco

Muere el cantaor y guitarrista flamenco Manuel Molina

  • Ha fallecido a los 67 años en su domicilio de San Juan de Aznalfarache

  • Revolucionó el flamenco en el dúo Lole y Manuel

  • La capilla ardiente se instala en el Teatro Romero San Juan

|

El cantaor, compositor y guitarrista flamenco Manuel Molina Jiménez (Ceuta, 1948) ha muerto este martes de madrugada a los 67 años en su domicilio de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) víctima de un cáncer, según ha confirmado a RTVE.es el consistorio de la localidad y el Instituto Andaluz del Flamenco.

Molina formó junto a su exmujer, la cantaora Lole Montoya, el dúo Lole y Manuel, que revolucionó el flamenco en los años 70. Antes, Manuel Molina pasó por el grupo Smash, considerado uno de los precursores del flamenco rock.

La capilla ardiente con los restos del artista ha quedado instalada en el Teatro Romero San Juan de San Juan de Aznalfarache alrededor de las 13.00 horas y ya se han acercado numerosos ciudadanos, han indicado desde el ayuntamiento. Se desconoce de momento hasta qué hora permanecerá abierta al público.

El mundo del flamenco esperaba este final después de que a Manuel Molina le detectasen un cáncer terminal hace alrededor de dos meses y decidiera no someterse a ningún tipo de tratamiento médico, según ha explicado a RTVE.es la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María de los Ángeles Carrasco, que añade que con esta muerte "se va otro de los fundamentales del flamenco"

Su hija, Alba Molina -fruto de su relación con Lole Montoya y también cantante-, le había preparado un concierto de despedida con grandes figuras del flamenco, pero el empeoramiento de su estado de salud obligó a cancelarlo.

Un artista revolucionario

Nacido en 1948 en Ceuta en el seno de una familia gitana, hijo del guitarrista algecireño El Encajero. A los 5 años se trasladó con su familia a Algeciras y a los 9 años a Sevilla, al barrio de Triana. Allí empezó a tocar la guitarra por influencia de su padre y a escribir poemas a los que ponía su propia música.

En la misma calle del barrio de Triana vivía con otra familia gitana, la de Dolores Montoya, Lole, y desde muy pequeños entablan una relación de amistad que acabaría en matrimonio y dúo artístico a comienzos de los años 70.

Ante de forma pareja artística con Lole, comenzó su carrera con el trío Los gitanillos del Tardón, en el que estaban Antonio Cortés 'Chiquetete' y Manuel Domínguez y en 1971 entró como guitarrista en la banda de rock progresivo y psicodélico Smash -en activo entre 1968 y 1973-, precursora del rock andaluz. Ese año editan el sencillo "El Garrotín / Tangos de Ketama", que supone una clara inflexión hacia el flamenco rock y se convierte en un éxito comercial y uno de los clásicos del grupo. El grupo se disuelve a finales de 1972.

Tras esa experiencia, Molina forma junto a la que en 1975 se convertiría en su mujer el dúo flamenco Lole y Manuel, que debutó artísticamente en La Trocha de Sevilla. La pareja acercaría la música flamenca a un público más amplio y está considerada, junto a Camarón de la Isla, una de las renovadoras del flamenco. En 1975 grabaron su primer disco, Nuevo día, con influencias de los sonidos hippie y reminiscencias árabes, algo que ya sería constante en su música.

En 1976, Lole y Manuel grabarían su segundo disco, Pasaje del agua, en el que experimentan con las guitarras eléctricas y los sintetizadores que Manuel Molina utilizó en Smash. Lole y Manuel se publica en 1977, que incluye la mítica bulería "Romero Verde" y la canción egipcia "Anta Oumri".

Cuéntame - Lole y Manuel

El nacimiento de su hija, Alba Molina, serviría para dar título a su cuarto trabajo, Al alba con alegría (1980). Tras este trabajo vendrían Casta (1984), Lole y Manuel cantan a Manuel de Falla (1992), Alba Molina (1994), dedicado a su hija Alba, y Una voz y una guitarra, un directo grabado en 1995 en el Teatro Monumental de Madrid y que supone la última grabación conjunta, ya que la pareja ya se había separado sentimental y artísticamente.

Carrera en solitario y junto a su hija Alba

En 1999 inició su carrera en solitario con el disco La calle del beso y se enfrentó a la música cantando, algo a lo que no estaba acostumbrado su público.

Más tarde, produjo el disco de su hija Alba Molina con quien contó para la grabación de su debut en solitario: "hice pruebas a otras mujeres pero al final fue Alba la que más me gustó, quizá porque por el hecho de estar en casa sabía lo que yo quería para mi disco", según dijo a Efe en una entrevista.

Una de las últimas actuaciones de Manuel Molina fue el pasado año acompañando a Alba en Madrid, en esa ocasión también cantando, aunque siempre prefirió quedarse "mudo" y ser conocido "solo" como "la música y letra" de Lole.

En 2014, los Molina estrenaron en el ciclo "Flamenco en la dos" del teatro Fernán Gómez, el espectáculo "Flamenco, versos y fuego", una cosa que el guitarrista definía en una entrevista con Efe como "muy bonita" y que permitió que el público volviera a tener el privilegio de oír al que fue la mitad de Lole y Manuel.

Molina dedicaba actualmente sus esfuerzos a un libro que estaba escribiendo, un manuscrito de 600 páginas con los poemas que ha escrito a lo largo de su vida y que iba comentando.

Emocionada despedida

"Deja un gran vacío en el mundo del flamenco", ha afirmado a RTVE.es la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, que ha subrayado que Manuel Molina era "querido como artista ya como persona" y fue capaz de destacar como guitarrista, cantaor y compositor.

Por su parte, el cantaor Miguel Poveda ha sido uno de los primeros en lamentar en Twitter esta madrugada el fallecimiento del que define como uno de sus "grandes ídolos de Triana y el mundo" y ha publicado una imagen junto a él.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente