Enlaces accesibilidad

El capitán del pesquero hundido califica de "error muy grave" la decisión de remolcarlo a alta mar

  • Rivero cree que si no se hubiera alejado de la costa, el daño habría sido mayor
  • El presidente canario elude valorar la decisión de alejar el barco de la costa
  • Las condiciones climatológicas impiden recoger muestras del pesquero
  • La mancha de fuel que está dejando el pesquero recorre 32 km en 40 horas

Por
El capitán del pesquero califica de "error muy grave" la decisión de remolcarlo a alta mar

El capitán del pesquero ruso Oleg Naydenov, Igor Dorofieyev, ha calificado este viernes de "error muy grave" la decisión de remolcar fuera del puerto a su barco tras sufrir un incendio a bordo, porque cree que con ello "lo dejaron morir" en alta mar. Sin embargo, para el presidente de Canarias, Paulino Rivero, las consecuencias de haberle dejado cerca de la costa hubieran sido mucho peores.

Entretanto, el viento del norte que sopla estos días en Canarias sigue alejando del archipiélago al mancha de fuel provocada por el hundimiento del barco, pero provoca unas condiciones en la mar que impiden a los buques anticontaminación recoger el vertido.

El capitán del barco que se hundió la noche del martes 15 millas al sur de Maspalomas (Gran Canaria) ha declarado este viernes por la mañana durante casi dos horas ante la Fiscalía de Las Palmas, en las diligencias abiertas de oficio por presuntos delitos contra el medio ambiente.

Al término de su declaración, el letrado del marino ruso, Luis Cuyás, ha aclarado que su cliente no está imputado en delito alguno y ha dicho que su testimonio ante el fiscal Carlos Seijo ha discurrido como "estaba previsto", aunque ha declinado revelar nada sobre la misma.

El capitán del pesquero y su armador, que ha preferido no identificarse ante la prensa, se han quejado de falta de información por parte de las autoridades españolas.

Dorofieyev ha denunciado que "nadie intentara apagar el incendio y salvar el barco" una vez que este fue remolcado fuera de los muelles del puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Rivero cree que las consecuencias podrían haber sido peores

Por su parte, el presidente de Canarias, Paulino Rivero, que ha eludido valorar la decisión de alejar de la costa el pesquero, ha reconocido que si el hundimiento se hubiera producido en el puerto las consecuencias hubieran sido peores.

"Tiempo habrá de analizar si la decisión fue correcta o no, pero un barco en plena ciudad de Las Palmas, si ese derrame se hubiera producido más cerca de nuestras costas el daño hubiera sido mucho mayor porque habría afectado a nuestra desaladoras", ha precisado Rivero en una entrevista en la Ser recogida por Europa Press.

El jefe del Ejecutivo canario ha incidido en la importancia de "concentrar medios para evitar que el fuel pueda llegar a los espacios naturales y la costa". Ha admitido, no obstante, que el hundimiento "tendra efectos negativos" en una zona de "extraordinaria biodiversidad y el corredor migratorio de cetáceos y aves marinas".

Rivero ha reprochado de nuevo al Gobierno de la nación la falta de información. "Casi 24 horas después de haberse hundido el barco no se tenía ninguna noticia y fue la denuncia del Gobierno de Canarias lo que hizo que en Madrid reaccionaran y la ministra de Fomento se pusiera en contacto conmigo", ha explicado Rivero.

El presidente canario ha aconsejado "no dispersar la atención" sino trabajar para que "haya un despliegue de todos los medios para atenuar los daños".

El viento aleja la mancha de fuel de Canarias

Por otro lado, las condiciones meteorológicas continúan impidiendo la recogida de muestras de fuel. Salvamento Marítimo sigue concentrando medios al sur de Gran Canaria para vigilar la evolución de la mancha, que ya se ha alejado 60 kilómetros de las islas, en un dispositivo al que se incorporará este sábado un segundo buque anticontaminación movilizado desde Cádiz, el Luz del Mar, que sumará fuerzas con el Miguel de Cervantes.

La División de Robótica y Oceanografía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ha aportado imágenes de satélite que revelan que, desde el naufragio, la mancha se ha desplazado unos 32 kilómetros en dirección suroeste, alejándose de la costa.

No se espera que el viento amaine en los próximos días, por lo que los barcos anticontaminación siguen sin poder empezar a recoger el fuel, han confirmado a Efe fuentes de Salvamento.

Sin embargo, sí han comprobado sobre el mismo lugar del hundimiento que el Oleg Naydenov sigue perdiendo fuel, por lo que el objetivo del Ministerio de Fomento es conseguir un robot submarino con capacidad de bajar a 2.400 metros de profundidad e inspeccionar el estado del barco, que llevaba en sus tanques 1.409 toneladas de combustible cuando se incendió su sala de máquinas.

Mientras, el volumen de hidrocarburos sobre la superficie marina procedente del pesquero oscila entre los 348,1 y los 1.028,9 toneladas, según el análisis realizado este jueves por los equipos técnicos del avión de Salvamento Marítimo.

Noticias

anterior siguiente