Enlaces accesibilidad

Marte tuvo un océano con suficiente agua como para cubrir todo el planeta

  • La NASA cree que Marte llegó a albergar más agua que el Océano Ártico
  • Así, el planeta fue más húmedo, y quizá menos inhóspito, de lo que se creía

Por
Según la NASA, el planeta Marte tuvo mucha más agua de lo que creíamos hasta ahora

El actual planeta rojo estuvo hace mucho tiempo teñido de azul en buena parte de su superficie. Científicos de la NASA han determinado que Marte tuvo un océano hace unos 4.500 millones de años que ocupó el 19% del planeta, pero con un volumen como para cubrirlo por completo, según un estudio publicado este jueves en la revista Science.

El equipo liderado por el ingeniero argentino Gerónimo Villanueva calcula que, si se hubiera extendido de manera uniforme, con una profundidad de 137 metros, la cantidad de agua que albergó el planeta podría haberlo cubierto por completo.

No obstante, creen que el océano marciano, con unos 20 millones de kilómetros cúbicos y hasta 1,6 kilómetros de profundidad en algunos puntos, se concentró en las planicies del hemisferio Norte y no cubrió la totalidad del planeta, sino el 19%.

Comparativamente, esta extensión sería superior a la del Océano Ártico en la Tierra, que ocupa el 17%, según informa la NASA.

Los investigadores han utilizado el observatorio europeo en el desierto de Atacama (Chile), el observatorio W.M. Keck Observatory situado en Hawai y el Telescopio de Infrarrojos de la NASA también en Hawai para estudiar la atmósfera marciana.

Gracias a la precisión de estos instrumentos, los investigadores analizaron la huella de dos partículas de agua diferentes en la atmósfera de Marte, la del agua común H2O y la de su variante HDO, que contiene una variante más pesada del hidrógeno, el deuterio.

El agua se escapó al espacio

El equipo analizó los niveles de ambas moléculas varias veces a lo largo de casi seis años y descubrió que, mientras el agua pesada queda atrapada en el ciclo del agua marciano, el agua común tiende a escapar al espacio.

Si se compara la proporción de HDO y H2O en el hielo de los polos de Marte con la de agua atrapada en un meteorito marciano con 4.500 años de antigüedad, los científicos pueden medir los cambios atmosféricos subsecuentes para determinar la cantidad de agua que ha escapado al espacio y a qué ritmo, y por tanto cuánta hubo.

"Con este trabajo, podemos entender mejor la historia del agua en Marte", ha explicado Villanueva, científico del Centro Goddard de la NASA.

"Nuestro estudio proporciona una estimación sólida de la cantidad de agua que Marte tuvo alguna vez, mediante la determinación de cómo se perdió gran parte del agua al espacio", ha indicado.

Villanueva apunta, además, a que el planeta fue más húmedo de lo que se había pensado hasta ahora, lo que abre la posibilidad de que fuera un lugar menos inhóspito con las condiciones para que se diera la evolución de la vida en un planeta que actualmente es básicamente un desierto.

Noticias

anterior siguiente