Enlaces accesibilidad

Helena Sorolla en la casa museo familiar, talento de apellido al cincel

  • El museo Sorolla expone 13 esculturas realizadas por la hija del pintor
  • La muestra es parte de una serie de actos en torno a su figura
  • Los eventos se organizan con motivo del Día Internacional de la Mujer 

Por
La escultora Helena Sorolla, trabajando en "Desnudo de mujer"
La escultora Helena Sorolla, trabajando en "Desnudo de mujer" Museo Sorolla

El Museo Sorolla ha presentado este lunes la "importante" obra escultórica de Helena Sorolla (Valencia, 1895 - Madrid, 1975), una exposición de 13 esculturas y un retrato de la artista que permanecerán en marzo en este centro con motivo del Día Internacional de la Mujer.

La hija menor del pintor Joaquín Sorolla ha sido elegida para el Día Internacional de la Mujer, que este año tiene el lema "Ellas crean", con la intención de "homenajear" el talento artístico de quien fue una de las pocas escultoras de su época, ha declarado la directora del museo, Consuelo Luca de Tena.

Cuando Helena Sorolla se casó con Victoriano Lorente dejó numerosas obras en la casa familiar, y recientemente sus herederos han tenido el "generoso gesto" de donar trece piezas a la Fundación del Museo, ha explicado Luca de Tena.

La túnica de Helena

El retrato Helena con túnica amarilla sigue perteneciendo a la familia pero, según ha apuntado la directora del museo, fue cedido "especialmente para la ocasión".

Dicho retrato muestra a una "guapa" Sorolla de catorce años que luce una túnica "Delphos" del taller veneciano de Fortuny y Madrazo, una prenda "muy novedosa" para la época y que resalta el "carácter" de la escultora, ha comentado la biznieta del pintor y patrona de la Fundación, Fabiola A. Lorente Sorolla.

Desnudo femenino recostado, Coqueta, Muchacha sentada, Sevillana Bailando y Saeta son algunas de las esculturas de bronce, madera y mármol que se expondrán en el museo y mostrarán la "destreza" de la artista para recrear la anatomía femenina, ha recalcado Lorente Sorolla.

Escultura "serena"

Una de las primeras esculturas que realizó fue la pieza Muchacha sentada, en la que recurre al motivo que más tarde desarrolló: una figura femenina sentada, cuya anatomía "conocía muy bien", tal y como ha explicado Lorente Sorolla. Además, se percibe también la actitud "serena" de la mujer representada, así como la sencillez y también los motivos artísticos propios de aquella época, cercanos al modernismo.

Otro de los ejemplos destacados es la escultura Gitana, que la artista presentó en el año 1916, en la que se combinan detalles propios del carácter de su personalidad como elementos propios de la moda de la época, algo que se observa en las ondas del pelo.

Asimismo, Lorente Sorolla ha recalcado el sentido de "vida interior" que se aprecia en muchos de sus bustos, en los que las figuras aparecen con los ojos cerrados, a lo que une su deseo de realizar la pieza en mármol, que enfatiza este sentido en su obra.

De los niños esculpidos a siete hijos

A pesar de haber abandonado su actividad como escultora tras contraer matrimonio, quiso dejar un legado a sus siete hijos (de los cuales dos han acudido a esta presentación) y realizó un busto de cada uno de ellos.

Tal y como ha destacado su biznieta, lo más interesante de estos trabajos es la capacidad de la artista para transmitir la personalidad a estos bustos. "Siempre buscaba el parecido en el niño", ha dicho.

A lo largo de marzo se desarrollarán en el Museo talleres infantiles centrados en el modelado y visitas guiadas para adultos, que podrán hacer un recorrido por las esculturas de esta autora. 

Noticias

anterior siguiente