Enlaces accesibilidad

Sanidad afirma que más de 50.000 pacientes con hepatitis C avanzada recibirán nuevos fármacos

  • Según el plan estratégico contra la hepatitis C presentado por Sanidad
  • Tiene un techo de gasto de 720 millones de euros para los tres próximos años

Por
Sanidad afirma que más de 50.000 pacientes con hepatitis C avanzada recibirán nuevos fármacos

El Ministerio de Sanidad ha afirmado que más de 50.000 pacientes de hepatiticis C que sufren la infección en una fase más avanzada recibirán los nuevos tratamientos más eficaces para la curación de la enfermedad, según el plan estratégico contra la hepatitis C presentado este jueves por el ministro, Alfonso Alonso, y el comité de expertos designado para desarrollarlo.

"Todos aquellos que sufren una fibrosis significativa, igual o superior a F2" recibirán los nuevos tratamientos, según ha explicado Javier Crespo, del Comité de Expertos creado para la elaboración de la estrategia. "Estamos hablando de la resolución potencial de un problema muy importante a largo plazo", ha explicado.

En España hay diagnosticados 95.524 pacientes, según los datos facilitados a Sanidad por las comunidades autónomas, de ellos 51.964 sufren la enfermedad en una fase más avanzada (F2, F3 y F4) y serán quienes reciban los nuevos tratamientos más eficaces, que curan la infección en un 98% de los casos.

Las grandes líneas del plan

Los pacientes "podrán ser tratados desde ya", según ha añadido el hepatólogo Joán Rodés, que ha liderado el comité de expertos encargado de elaborar el plan. "El ritmo de tratmaiento dependerá de lo que digan los médicos, si se pudieran diagnosticar ahora, se comprarán ahora pero lo pagaremos a tres años", ha apostillado Alonso.

Se desarrollará en varias líneas estratégicas que incluyen la creación de un registro de pacientes, la reducción de la mortalidad mediante los nuevos fármacos y un seguimiento sobre los enfermos ya tratados para conocer la efectividad real de los fármacos. Los fármacos permitirán eliminar la infección, pero "la enfermedad por desgracia, no totalmente", se ha lamentado Javier Crespo.

Uno de los objetivos de la estrategia es un plan epidemiológico y crear un registro de pacientes, ya que según ha explicado Rodés, se conoce de forma discreta, no de forma completa el número de pacientes.

"No sabemos qué factores están asociados con la progresión más rápida de la enfermedad", ha señalado Crespo antes de explicar que se desarrollarán medidas de profilaxis primarias y secundarias.

La hepatitis C es una infección crónica que afecta al hígado y que constituye la principal causa de cirrosis y trasplante hepático en España.

Un techo de gasto de 727 millones de euros

El plan contra la hepatitis C cuenta con un techo de gasto de 727 millones de euros para los tres próximos años y a partir de ahí, en caso de tener que ampliar el tratamiento en algunos pacientes más allá de las 12 semanas que dura inicialmente, serán las farmacéuticas las que asuman su coste en una fórmula que el ministro ha denominado "de riesgo compartido".

Los tratamientos tienen una duración de doce semanas, el tiempo que los laboratorios estiman que tarda en curar por completo al paciente, aunque será el médico quien determine en cada caso si es necesario prolongarlo.

"Creo que las comunidades van a necesitar asistencia y apoyo, pero Hacienda va a garantizar su suficiencia financiera", ha defendido. De hecho, el próximo lunes se reúnen con los representantes autonómicos para presentarles el plan y explicarle las condiciones de financiación que han negociado con las compañías farmacéuticas encargadas de desarrollar estos medicamentos.

En las últimas semanas ha habido un "proceso intenso" de negociación de los precios de los tratamientos con los laboratorios farmacéuticos, según el ministro de Sanidad.

Noticias

anterior siguiente