Enlaces accesibilidad

Los talibanes matan a 141 personas, la mayoría escolares, en el peor ataque terrorista en Pakistán

  • En el interior de la escuela, gestionada por el Ejército, había 500 personas
  • Las fuerzas de seguridad han dado por concluida la operación militar
  • Un grupo de los talibanes pakistaníes ha reivindicado el asalto

Por
Más de 120 muertos, la mayoría niños, en el ataque talibán a un colegio en Pakistán

Un ataque de milicianos talibanes pakistaníes contra una escuela de niños en Pakistán ha causado la muerte de 141 personas, la mayoría de ellos niños y escolares, según ha informado el Ejército pakistaní que lo ha calificado como “el atentado terrorista más sangriento de la historia del país”. La matanza ha sido reivindicado por el grupo talibán Tarik Taleban e Pakistan (TTP) que lo considera una venganza por la ofensiva contra su grupo por parte del Ejército.

De los fallecidos, al menos 132 son niños y escolares de entre 7 y 17 años, que estudiaban en un colegio gestionado por militaresOtras 124 personas han resultado heridas, de ellas, 121 niños, según ha informado el general Asim Bajwa, durante una conferencia de prensa en Peshawar.

Los nueve asaltantes que formaban el comando talibán han muerto en la operación de rescate, han añadido otras fuentes militares. "La operación ya se ha completado", señalaba alrededor de las 18.20 hora local (14.20 en horario peninsular español) el Ejército pakistaní que daba por concluida la operación. El asalto talibán había comenzado nueve horas antes.

"Empezaron a disparar y nos encerramos en las aulas"

Alrededor de las 6.00 en horario peninsular español, un grupo de talibanes entró en la escuela vestidos con uniformes del Ejército y abrieron fuego y lanzaron granadas contra niños y profesores, ha informado el portavoz de la Policía, Seid Wali.

"Los terroristas comenzaron a disparar al azar mientras entraban en la escuela, por lo tanto no tenía intención de tomar rehenes. Todos llevaban chalecos explosivos y municiones y alimentos para varios días" y algunos de ellos se inmolaron, ha añadido el general Asim Bajwa.

Un estudiante, herido en el ataque talibán, recibe tratamiento médico en un hospital de Peshawar (Pakistán). Foto: EFE/Arshad Arbab

Un estudiante, herido en el ataque talibán, recibe tratamiento médico en un hospital de Peshawar (Pakistán). Foto: EFE/Arshad Arbab 

Algunos testigos también han relatado a los medios locales las escenas de terror. "Vimos a seis personas saltar el muro - ha explicado a Reuters Mudasir Awan, ayudante de laboratorio en el colegio - Pensamos que eran niños jugando a algún juego. Pero luego vimos que llevaban un montón de armas. Empezaron a dispararnos, así que corrimos a encerrarnos en las aulas.

Cuando salíamos, hemos visto cuerpos de nuestros compañeros en los pasillos

Según los testigos, los talibanes entraban en todas las habitaciones y golpeaban a los niños y al personal. "Una de mis profesoras estaba llorando, la habían disparado en una mano y lloraba de dolor", ha comentado desde un hospital a la agencia Reuters Shahrukh Khan, un estudiante de 15 años que también ha resultado herido en las piernas. "Uno de los terroristas se acercó a ella y la disparó, y después ya no hizo ningún ruido. Todos alrededor de mi estan tumbados, heridos o muertos", ha añadido.

"Nos escondimos debajo de los pupitres, mataron a una profesora y a varios compañeros"

Otro testigo ha contado al diario digital Dawn que cuando empezó el tiroteo los estudiantes se tiraron al suelo. "Luego, personal del Ejército nos ha sacado. Cuando salíamos, hemos visto cuerpos de nuestros compañeros en los pasillos", ha añadido.

Los talibanes reivindican el asalto

Este atentado ha sido calificado por el Ejército como el “más sangriento de la historia de Pakistán”, superando en víctimas al atentado de 2007 en Karachi, al sur de Pakistán, en el que murieron 139 personas.

El grupo talibán paquistaní Tarik Taleban e Pakistan (TTP) ha reivindicado el asalto, que vincula con la ofensiva del Ejército en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Jyber.

"Hemos elegido el colegio del Ejército porque el Gobierno está atacando a nuestras familias y mujeres - ha declarado el portavoz del TTP, Muhammad Jorasani - Queremos que sientan el dolor".

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha calificado lo ocurrido como una tragedia nacional. Tanto Sharif como el jefe del Ejército, Rahil Sharif, se han desplazado a la capital de la provincia norteña.

Trabajaremos con Afganistán para acabar con estos militantes

"Trabajaremos con Afganistán para acabar con estos militantes", ha declarado Sharif a la prensa. El primer ministro ha declarado tres días de luto oficial y ha convocado una reunión urgente de todas las fuerzas políticas parlamentarias.

Operación en la provincia de Jyber Pajtunjuá

Tras tomar el colegio, el Ejército pakistaní ha lanzado una operación contra los talibanes en la ciudad y posteriormente la amplió al resto de la provincia de Jyber Pajtunjua en busca de insurgentes, ha asegurado el portavoz.

El Ejército paquistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Jyber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de 1.100 muertos.

Las condenas por el atentado han llegado desde Francia, EE.UU. y también desde la India, tradicional enemigo de Pakistán. El primer ministro, Narendra Modi, ha mostrado su solidaridad con las familias de las víctimas.

Malala Yousafzai, galardonada con el Premio Nobel de la Paz 2014, ha condenado también el ataque en un comunicado. "Se me rompe el corazón ante este acto de terror sin sentido y a sangre fría", asegura en el comunicado.

En Pakistán operan diversos grupos armados, algunos de ideología islamista y otros nacionalistas, así como la rama nacional de los talibanes.

Noticias

anterior siguiente