Anterior Muere un policía de un disparo en la cabeza durante las protestas de la oposición en Venezuela Siguiente El Gobierno recurre al Constitucional la reforma del reglamento del Parlamento catalán Arriba Ir arriba
Primera visita de Mariano Rajoy a Cataluña después del 9-N

Rajoy: La nueva hoja de ruta de Artur Mas son "18 meses de viaje a ninguna parte"

  • Rajoy opina que Mas "ha decidido ignorar a dos de cada tres catalanes"

  • "Mas fracasó si pretendía presentar una Cataluña independiente el 9N", dice

  • Sánchez- Camacho reclama fortalecer la presencia del Estado en la región

|

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado en su primera visita a Cataluña tras el 9N que la nueva hoja de ruta de Artur Mas son “18 meses de viaje a ninguna parte”. El presidente de la Generalitat propuso el pasado martes convocar unas elecciones con una lista única a favor de la independencia, tras la cual proclamaría una Constitución para Cataluña y otros comicios constituyentes.

Rajoy considera que estas medidas suponen prolongar dos años más este asunto, y opina que "nunca en la historia un gobernante había perdido tanto tiempo" ni provocado tanta "inestabilidad". "Ahora se pretenden unas plesbiscitarias" y "una constitución ilegal, y luego otro referéndum también ilegal", y a continuación otras elecciones en 2016 "que no se sabe de qué tipo son", ha ironizado el líder popular ante los miembros de su partido.

En su discurso de clausura de las jornadas de buen gobierno en los ayuntamientos que celebra el PP, Rajoy ha defendido que conoce a Cataluña y sabe que "es muy plural", pero "nadie tiene derecho a hablar en nombre de toda Cataluña, y menos que nadie un gobernante que ha decidido ignorar a dos de cada tres catalanes". "Ese menos que nadie", ha zanjado.

"Fracaso" del "simulacro" del 9N

Tras meses de idas y venidas entre la Generalitat y el Ejecutivo central sobre el "simulacro" -según Rajoy- del 9N, el presidente ha vuelto a mostrarse dispuesto a dialogar. "Voy a responder a todo el que quiera hablar conmigo", pero "no voy a permitir que se ponga en tela de juicio la unidad de España", ni "el derecho de todos lo españoles a decidir lo que quieren que sea su país", ha dicho.

El presidente opina que lo que necesita Cataluña es "alguien que se lo tome en serio y se dedique a gobernar", y critica que Mas ha estado "obsesivamente entregado" a agitar "la ensoñación independentista" en lugar de "trabajar por el bien de los catalanes".

Lo delirios se calman con tranquilidad, y no con más alboroto

Rajoy ha advertido de que el presidente de la Generalitat "ha fracasado en toda regla" si lo que pretendía el 9 de noviembre era "presentar una Cataluña independentista". Considera que hay quien "gobierna desde la tensión, buscando enemigos y enfrentamientos para tapar sus fracasos" y ha señalado que no entrarán en ese juego. "Lo delirios se calman con tranquilidad, y no con más alboroto", ha añadido.

Asimismo el jefe del Ejecutivo ha defendido que el Gobierno que preside ha tomado todo tipo de medidas para ayudar financieramente a Cataluña, y ha prometido que seguirá haciéndolo. "No voy a dejar tirado mientras pueda a ningún ciudadano español", ha dicho tras enumerar los distintos apoyos económicos a Cataluña como el fondo de liquidez o los planes a proveedores.

"Fortalecer" la presencia del Estado

Por su parte, la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha reclamado "fortalecer" y aumentar la presencia del Estado en Cataluña y que el presidente del Gobierno sea "interlocutor directo" con los catalanes, a fin de "suplir la incompetencia" del presidente catalán.

Sánchez-Camacho ha recordado que el PP "también tiene plan de ruta", en alusión al presentado hace pocos días por Mas. "Critican que sólo tenemos soluciones jurídicas, pero tenemos soluciones políticas en el PP. La primera, presidente, debes establecer el pacto, el acuerdo, el contrato social y político con la sociedad catalana. A partir de ahora, eres el interlocutor directo con los siete millones de catalanes, no con el Govern", ha dicho.

Para Sánchez-Camacho, Rajoy "es y debe ser el presidente de todos los catalanes" y el que "supla la incapacidad, incompetencia y parálisis de la Generalitat", porque los catalanes "le necesitan", se "sienten huérfanos, desamparados y necesitan respuestas".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente