Anterior Detenido en Torrevieja un hombre de cuarenta y cinco años por grabar a una menor en unos probadores Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
Un 28% de los profesores denuncia que los padres de alumnos les acosan y amenazan

El 28% de los profesores sufren acoso y amenazas de padres de alumnos, según el sindicato Anpe

  • Según un estudio del sindicato de enseñanza pública, en el curso 2013-14

  • El presidente de Anpe relaciona los recortes con el aumento de la conflictividad

  • Los profesores que dicen sentir ansiedad suben del 50% al 57%

|

El 28% de los 3.345 docentes que acudieron al Defensor del Profesor del sindicato de enseñanza pública Anpe, en el curso 2013-2014 sufrían acoso y amenazas por parte de padres de alumnos, frente al 27% del año anterior, según los datos del estudio publicado este miércoles por este sindicato.

El 19% de los docentes que acudieron a ese servicio de Anpe aseguraron que fueron denunciados por las familias, lo que supone un aumento, frente al 17% del curso anterior, mientras que las agresiones sufridas por los docentes se mantuvieron en el 1%.

Los profesores que denuncian problemas para dar clase por indisciplina de los alumnos han pasado del 23 al 25% en un curso y los que se plantearon abandonar la profesión subieron del 8 al 10%.

El curso pasado se mantuvo en el 27% los que padecen faltas de respeto de los estudiantes y bajan del 18 al 16% los que reciben acoso y amenazas. Las acusaciones falsas procedentes de alumnos y padres subieron del 20 al 22%.

Más profesores sufren ansiedad y depresión

Aumentan también los que aseguran que reciben presiones para aumentar las notas, del 7 al 9%, y que son objeto de crítica por medio de las nuevas tecnologías y las redes sociales del 6 al 7%, muchas veces de forma anónima e impune.

El 7% de los docentes recibieron agresiones de alumnos y el 14%, insultos, un punto más que hace un año. De esta manera, pasan del 50 al 57% aquellos que dicen sufrir ansiedad y del 16 al 17% los que padecen depresión, aunque las bajas laborales continúan en el 10 %.

El 24 % asegura que no se siente el respaldo de la dirección del centro o la administración correspondiente en este tipo de problemas y 14% denuncia falta de apoyo de la Inspección Educativa.

De todas las consultas, mayoritariamente telefónicas, el 40% son de enseñantes de Primaria, proporción que supera por vez primera a los de Secundaria (39%).

Esto significa que son los padres los que toman protagonismo en las actitudes contra el profesorado, al tratarse de alumnos de menor edad en la Primaria, según el informe.

Incidencia de los recortes en la conflictividad

En conferencia de prensa, el presidente de Anpe, Nicolás Fernández Guisado, ha afirmado que los "recortes" en educación han tenido una incidencia directa "negativa" en la calidad escolar.

Se ha referido a un "caldo de cultivo" que incide en un "aumento de la conflictividad" en las aulas y un "retroceso" o "estancamiento" de la convivencia en comparación con los últimos años.

Además, se han relajado las normas de convivencia, que hay que actualizar, hay menos profesores en los centros, se tarda más tiempo en cubrir las bajas médicas (10 días) y "aumenta" el número de alumnos por aula para concluir que es "más difícil" mantener el orden.

También han subido las conductas "disruptivas" del alumnado que impiden dar clase con normalidad y que el estado anímico de los profesores ha empeorado.

El papel del docente en la Lomce

El presidente de Anpe ha insistido en que los casos más graves se deberían tratar como delitos y no como faltas y ha pedido el desarrollo reglamentario ya de la Lomce en sus previsiones sobre la consideración del docente como autoridad pública y la presunción de veracidad. "Esta ley es un parche y se ha limitado a cambiar medias académicas y organizativas y ha olvidado el papel del profesorado", ha dicho.

Muchos conflictos sociales, según ha asegurado, tendrían una prevención mejorando la formación, pues ha citado datos de la Fiscalía para decir que en torno al 80% de los jóvenes delincuentes tuvieron un pasado de fracaso escolar.

También ha denunciado que el Observatorio Estatal de Convivencia Escolar está "paralizado" desde hace tres o cuatro años.

El presidente de ANPE de Madrid, Francisco Melcón, ha asegurado que en esta comunidad hay centros donde no se aplican en sentido estricto las normas de convivencia.

Más medidas de prevención

Las leyes autonómicas que reconocen al profesorado como autoridad pública y la presunción de veracidad de estos contribuyen a mejorar la convivencia, pero debe haber medidas preventivas, a través de la educación, ha señalado Francisco Melcón.

Sobre la violencia machista, ha señalado que es un fenómeno que preocupa en tanto en cuanto está "relacionada" con la violencia escolar, ha indicado.

La coordinadora del Defensor del Profesorado, Inmaculada Suárez, se ha referido a problemas que "inciden en la salud" del profesorado por sentir "indefensión e impotencia".

El aumento de los alumnos por aula dificulta el desarrollo normal de las clases y de la convivencia escolar, ha subrayado.

La falta de respaldo que sienten los docentes por parte del centro, de las administraciones y de los padres los convierten en profesores "plastilina", que se adaptan a las circunstancias para no tener problemas y miran hacia otro lado.

Cuando un alumno hostil comprueba que no se aplican las normas de convivencia, se vuelve más osado, ha dicho. También ha lamentado el "exceso" de protección que reciben los hijos por parte de algunos padres.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente