Anterior Detenido en Torrevieja un hombre de cuarenta y cinco años por grabar a una menor en unos probadores Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
UNA ACTIVISTA HERIDA EN INCIDENTE ENTRE GREENPEACE Y LA ARMADA EN CANARIAS
Fotografía facilitada por Greenpeace de dos activistas en una de sus lanchas acercándose a la plataforma petrolera Rowan Renaissance, en Canarias. EFE EFE

Defensa defiende la actuación de la Armada en Canarias y Greenpeace estudia acciones legales

  • Defensa defiende la actuación del buque para "evitar" un "delito de piratería"

  • La ONG se acercó al buque de Repsol para protestar contra las prospecciones

  • Greenpeace considera que la acción de la Armada fue "desproporcionada"

  • Un buque vigilaba para garantizar el acceso a las prospecciones petroleras

|

El Ministerio de Defensa ha justificado este lunes la actuación de un buque de la Armada el pasado sábado en un incidente con Greenpeace, cuando la ONG intentó aproximarse a un buque de perforación de la petrolera Repsol, para protestar contra las prospecciones petroleras en aguas de Canarias. Mientras, los servicios jurídicos de la organización ecologista han anunciado que estudian acciones legales contra la Armada, al considerar que su actuación fue "desproporcionada" al tratarse de una actuación pacífica.

Fuentes de Defensa aseguran que la Armada "hizo lo que tenía que hacer" para evitar que la ONG cometiera un "delito de piratería" como es el abordaje de un barco.

Según recoge Europa Press, el buque 'Relámpago' de la Armada, que se encontraba en la zona con la misión de garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, emitió sucesivas advertencias al barco 'Arctic Sunrise' de Greenpeace pidiéndole que abandonara la zona de seguridad establecida alrededor de la embarcación de Repsol.

Las fuentes consultadas han indicado que dichas advertencias fueron escuchadas y desoídas por la ONG, razón por la cual el buque de la Armada, que en todo momento estuvo en contacto con el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, dependiente del Mando de Operaciones en Madrid, tomó la decisión, siguiendo el protocolo establecido para este tipo de situaciones, de actuar para evitar el abordaje con varias embestidas desde sus lanchas neumáticas.

Así pues, el Ministerio de Defensa considera que los activistas del grupo ecologista violaron la zona de exclusión al desoír las advertencias, portando en sus lanchas neumáticas escalas y pancartas con el objetivo de "abordar" el 'Rowan Renaissance', lo cual es un "delito de piratería".

Greenpeace estudia acciones legales

Mientras, los servicios jurídicos de la ONG, según su portavoz Laura Pérez, estudian la posibilidad de iniciar acciones legales contra la Armada, al considerar que la intervención del buque, frente a su acción pacífica fue "desproporcionada", ya que el barco que ellos se aproximaron con lanchas neumáticas y el barco que realiza las prospecciones tiene 230 metros de eslora.

Greenpeace ha utilizado en esta acción el barco Artic Sunrise, por primera vez desde que en noviembre de 2013 fue retenido en Rusia y sus activistas fueron enviados a prisión a Siberia, donde protestaban contra la plataforma petrolera de Gazzprom.

En cuanto a la joven que resultó herida al caer al agua desde la lancha de Greenpeace y golpearse con una hélice, Defensa asegura que es "imposible" que el golpe proviniese de una de las hélices de las lanchas de la Armada, ya que éstas se encuentran "protegidas" precisamente para evitar este tipo de accidentes.

Así, el ministerio considera que las heridas de la joven, de 21 años, que está ingresada en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, debieron producirse por el golpe de la hélice de la lancha de Greenpeace, si bien la ONG niega este extremo porque subraya que sus zodiac no tienen hélices externas.

En cualquier caso, desde el departamento que dirige Pedro Morenés han recordado que la joven fue rescatada del agua por un marinero del buque 'Relámpago', que fue atendida después en esta misma embarcación y después evacuada en un helicóptero del Ejército del Aire.

La activista, que fue operada el sábado de urgencia por fractura de tibia y de varios tendones, permanecerá ingresada al menos una semana más, para evitar una posible infección que podría afectar a la recuperación de la movilidad de la pierna.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente