Enlaces accesibilidad

El jefe del Ejército asume el poder en Burkina Faso y fuerza a dimitir al presidente Compaoré

  • Blaise Compaoré anuncia su dimisión en un comunicado leído en televisión
  • El jefe del Ejército asume la presidencia  y convocará elecciones
  • Una movilización histórica ha acabado con 27 años de gobierno 

Enlaces relacionados

Por
El presidente de Burkina Faso dimite tras tres días de protestas masivas

El presidente de Burkina FasoBlaise Compaoré, ha dejado el poder presionado por los militares y tras varios días de masivas movilizaciones en su contra. Su lugar ha sido ocupado por el jefe de Estado Mayor, el general Honoré Nabere Traoré, que ha dicho que ocupará el vacío de poder con el objetivo de celebrar elecciones lo más pronto posible.

"Yo declaro que el poder queda vacante para permitir la organización de elecciones justas y democráticas en 90 días", ha afirmado Compaoré en un comunicado firmado por él mismo y leído en la televisión estatal. 

Compaoré, que llevaba en el poder desde 1987 tras protagonizar un golpe de Estado en el que murió su antecesor, Thomas Sankara, ha justificado su decisión de dimitir por "la degradada situación sociopolítica y la amenaza de división dentro de nuestro Ejército".

Compaoré ha escuchado alto y claro el mensaje de decenas de miles de manifestantes que este viernes han vuelto a abarrotar las calles de la capital, Uagadugú, al grito de "¡Blaise, márchate!" y "¡Kouamé Lougue, al poder!", en alusión al exministro de Defensa y general retirado, favorito para ocupar la presidencia.

"El poder reside en el pueblo"

Las primeras noticias de la marcha de Compaoré llegaron de la mano del coronel del Régimen de Seguridad Presidencial Issaac Zida, quien anunció la dimisión del presidente ante decenas de miles de manifestantes en la Plaza de la Nación en la capital, Uagadugú.

En palabras del coronel, "el poder reside en el pueblo y es él el que decidirá las acciones a seguir", y el Ejército estará "al lado del pueblo".

Pese a la dimisión del presidente, los manifestantes siguen concentrados en la Plaza de la Nación, convertida en epicentro de las protestas que se iniciaron esta semana para reclamar la anulación de la enmienda constitucional que permitiría a Compaoré prolongar su mandato.

Tras conocer que el general Traoré estará al frente de la transición en Burkina Faso, algunos manifestantes han gritado "fuera el jefe de Estado Mayor" y han clamado el nombre del general retirado Kouame Lougué.

Durante la jornada de este viernes, también se han registrado algunos incidentes violentos, como el saqueo por un grupo de manifestantes de la casa del hermano menor de Compaoré, François Compaoré, según ha informado el portal de noticias "Burkina 24".

Revuelta histórica

El malestar con la gestión de Compaoré comenzó hace meses, pero la llama definitiva se prendió esta semana cuando la Cámara tenía previsto votar una reforma consitucional que permitía al presidente volver a presentarse a las elecciones. El intento del jefe del Estado de perpetuarse en el poder tras 27 años dirigiendo con mano dura el país ha sido el estallido definitivo que ha precipitado su caída.

Los manifestantes incendiaron el Parlamento, ocuparon los medios de comunicaciones públicos y trataron de asaltar el palacio presidencial este jueves. Los violentos disturbios obligaron al jefe de las Fuerzas Armadas a anunciar la disolución de la Asamblea Nacional y la creación de un Gobierno nacional de transición en el que todavía figuraba Compaoré.

Pero el líder de la oposición, Zéphirin Diabré, dijo que la transición política no comenzaría hasta que Compaoré se marchara. El exsoldado se ha enfrentado a brotes de violencia callejera en varios ocasiones, incluido un motín militar en 2011. Siempre se las había arreglado para permanecer en el poder mediante el uso moderado de la fuerza y el diálogo. Hasta hoy. Su marcha abre una nueva etapa en el país africano, acostumbrado en su corta historia a las crisis, las revueltas y los golpes de Estado.

Francia, que al igual que EE.UU. usa Burkina Faso como una base para operaciones militares contra los islamistas en la región del Sahel, ha saludado la transición en su excolonia. "Apoyamos la Constitución y llamamos a unas rápidas y democráticas elecciones", ha declarado François Hollande en un comunicado. 

Aunque no hay una versión oficial sobre el paradero de Compaoré, algunos testigos citados por los medios locales aseguran que, tras abandonar el Palacio de Kosyam, ya ha cruzado la frontera con Ghana en un convoy militar.

Noticias

anterior siguiente