Enlaces accesibilidad

Virus del ébola

El ébola colapsa la precaria sanidad africana y dispara las muertes por otras enfermedades

  • En Liberia muere más gente por enfermedades comunes que por ébola
  • "Se han dejado de atender partos y cirugías comunes", advierte MSF
  • "Hay riesgo de que aumente la mortalidad infantil", dice Save the Children
  • Las ONG, exhaustas, piden ayuda urgente a los Gobiernos occidentales

Por
La crisis del ébola desborda el ámbito sanitario en África

El brote de ébola ha desbordado todas las previsiones. El alcance de la epidemia se duplica cada mes. Más de 4.000 muertos y 8.000 casosLas ONG están exhaustas y los frágiles sistemas de salud de los países afectados, recién salidos de cruentas guerras civiles, están completamente colapsados.

En Sierra Leona hay un médico por cada 40.000 habitantes. En Liberia la proporción es de uno por cada 100.000, y los trabajadores sanitarios han amenazado con hacer huelga. Quieren un aumento del plus de peligrosidad que reciben por atender a pacientes con ébola. Su sueldo no llega a los 250 dólares y les habían prometido un extra de 500, pero sólo les están pagando 400 dólares.

Liberia es el país más castigado por el ébola. Aquí han muerto 2.316 personas, más de la mitad del total de las víctimas, según el último recuento de la Organización más de la Salud. Un centenar de los fallecidos son sanitarios.

“Si nos vamos, los enfermos aislados morirán. Y los más fuertes escaparán en busca de comida e infectarán a más gente”, dice un sanitario liberiano en el hospital JFK de Monrovia.

Tratamientos en casa

El esfuerzo que requiere este brote “sin precedentes” desde el descubrimiento del virus en 1976, es titánico. Uno de los descubridores del ébola, Peter Piot, ha declarado: "Nunca pensé que pudiera llegar a alcanzar esta magnitud". Y ha reconocido en una entrevista a The Guardian Der Spiegel que "una epidemia así puede desestabilizar regiones enteras".

Ningún país occidental está preparado para algo así, mucho menos países como Sierra Leona o Liberia que ya contaban con precarios sistemas de salud”, subraya a RTVE.es David del Campo, director de cooperación internacional y ayuda humanitaria de Save the Children.

En Sierra Leona las autoridades médicas que atienden a los enfermos de ébola han comenzado a conceder permisos para que las familias atiendan a los contagiados en sus casas. Cada familia recibirá analgésicos, suero para rehidratar y guantes para atender a los cientos de afectados ante las pocas esperanzas de que la ayuda llegue a tiempo.

"Esta política nacional de atender a los pacientes en casa es básicamente admitir la derrota", ha reconocido el director del equipo del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Sierra Leona, el doctor Peter Kilmarx. "Pero también es una forma de responder a una necesidad, porque hay cientos de personas que no pueden recibir atención en sus hogares", ha añadido.

Médicos Sin Fronteras, la ONG que lidera la lucha contra el ébola en África Occidental, también ha puesto en marcha la distribución de kits de prevención y tratamiento en casa como una "solución temporal hasta que la respuesta de la comunidad internacional se materialice", explica a RTVE.es el presidente de la organización en España, José Antonio Bastos.

El ébola avanza en el oeste de África mientras el resto del mundo se blinda

Aumento de la mortalidad indirecta y prevenible

La OMS ha advertido de que en Liberia o Sierra Leona está muriendo más gente por enfermedades comunes, tratables, que por ébola ya que las clínicas están saturadas por la epidemia o han cerrado.

Se han dejado de practicar partos y cirugías básicas

"Desde junio vemos cómo hay profesionales que se niegan a tratar partos o cirugías básicas por temor a contagiarse. Ha habido decenas de casos de mujeres que han muerto por complicaciones en el parto en Sierra Leona. En Liberia prácticamente no se realiza ninguna cirugía. Hay gente con apendicitis o que ha sufrido un accidente de tráfico que no tiene adonde ir", explica Bastos. "Y esta desatención unida a la estación de lluvias, cuando más incidencia tiene la malaria, ha hecho que aumenten los caso de mortalidad indirecta", añade.

Para que el número de víctimas no se dispare, MSF ha puesto en marcha una campaña masiva de tratamiento de malaria, enfermedades respiratorias y diarrea en comunidades y domicilios en las capitales de los tres países más afectados por el ébola: Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry. El objetivo es evitar que el ébola y la malaria provoquen en un cóctel mortal. 

"Una epidemia de pobreza"

“Los pocos medios que hay se están dedicando al ébola. Nos arriesgamos a que más niños mueran por enfermedades curables como la neumonía, la tuberculosis o una simple diarrea”, advierte también del Campo. “Vemos escuelas vacías por el miedo al contagio. Y ahora también por el incremento de la mortalidad infantil”.

Entre paréntesis - Estudiar entre el ébola - 08/10/14

En los últimos seis meses, Save The Children ha formado a 3.000 trabajadores sanitarios y ha llegado a más de 265.000 personas en Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry y Mali. Trabaja en un ambicioso plan de tres años, que supera los 100 millones de dólares de inversión, y que incluye la construcción y la puesta en funcionamiento de dos unidades de tratamiento, en Liberia (ya operativa) y Sierra Leona (en proceso de construcción), y un amplio plan de sensibilización sobre la enfermedad tanto a la población como a los trabajadores sanitarios. Pero no es suficiente.

El Ébola además de ser un virus es una epidemia vinculada a la pobreza”, subraya del Campo. “No en vano la sufren tres de los países más pobres del mundo. Hay que frenar el brote en el origen”.

Hasta ahora sólo dos países han desplegado personal sobre el terreno: Cuba, que ya tiene a 200 médicos trabajando en el foco del virus, y EE.UU., que ha formado y enviado a 3.000 soldados a los países más afectados. Reino Unido y China también han comprometido recursos humanos.

La respuesta española pasa por Canarias

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU, al igual que MSF, Save the Children y otras ONG piden al Gobierno español que se sume al esfuerzo internacional y le solicitan que habilite un puente aéreo desde Las Palmas de Gran Canarias, donde la agencia de Naciones Unidas tiene una importante base logística.

El incendio está en África, lo que vemos en España son sólo las ascuas

"Ya es hora de que los gobiernos se den cuenta de la magnitud del problema y de la velocidad de respuesta que requiere. Para España sería una oportunidad única para demostrar su capacidad de coordinar una respuesta humanitaria ante una crisis internacional de este calibre", añade Bastos, quien asegura que tanto nuestro país como otros estados europeos tienen equipos de protección biológica capacitados para ayudar a contener la epidemia. Son los bomberos, el personal de protección civil y la Unidad Militar de Emergencias, acostumbrados a intervenir en casos de catastrófes naturales como terremotos.

"El puente aéreo desde Las Palmas garantizaría  el envío de de material y personal cualificado a los países afectados en condiciones de seguridad", subraya Save the Children, que ha habilitado una página para recoger firmas con este propósito. "Todos tenemos que entender que no hay murallas que frenen esta epidemia", señala Del Campo. Y añade: "El incendio está en África, lo que vemos en España son sólo las ascuas”.

Noticias

anterior siguiente