Enlaces accesibilidad

Aumentan en un 74% las solicitudes de asilo en España, la mayor cifra de los últimos años

  • Se registraron 4.502, lo que representa un 1,03 % de las de la UE
  • Obedece al incremento de solicitantes de Siria y Mali

Por
Refugiados palestinos del campo de Yarmuk, en Siria, esperan un reparto de ayuda humanitaria de la UNRWA
Refugiados palestinos del campo de Yarmuk, en Siria, esperan un reparto de ayuda humanitaria de la UNRWA AFP AFP PHOTO/HO/UNRWA

Las solicitudes de asilo en España ascendieron en 2013 a 4.502, la mayor cifra del último lustro, con un aumento de casi el 74% respecto al año anterior, cuando se registraron 2.588, aunque estas sólo suponen el 1,03% de las formalizadas en el conjunto de la Unión Europea (UE).

De estas peticiones, se admitieron a trámite el 22% y, de ellas, un total de 206 recibieron el estatuto de refugiado, y otras 376 protección bajo otras fórmulas. Además, se denegaron un total de 1.251 solicitudes.

Estos son los datos del último informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) presentado este martes y que señala que la subida obedece también al incremento de las personas solicitantes originarias de Siria y Mali, debido al recrudecimiento de los conflictos en ambas regiones.

A los ciudadanos procedentes de ambos países les siguen los de Argelia (351), Nigeria (182), Somalia (132), Palestina (130) y Pakistán (102) como los ciudadanos que más peticiones de asilo realizan a España.

Varones jóvenes de Mali y familias de Siria

Los que proceden de Mali y piden protección internacional en España, suelen ser varones jóvenes que viajan solos, mientras los originarios de Siria normalmente son grupos familiares y entre los de Nigeria destacan las solicitudes de mujeres jóvenes, que en su mayor parte han sido víctimas de trata durante su trayecto migratorio.

De las 4.502 personas que solicitaron asilo en España, 3.609 las formalizaron en territorio nacional, 381 en frontera, 306 en Centros de Internamiento de Extranjeros y 206 en las Oficina de Asilo y Refugio (OAR), que computan como "solicitudes en embajada".

La organización asegura que la mayor parte de los inmigrantes que se encuentran en Ceuta y Melilla en los centros de estancia temporal de inmigrantes no suelen pedir asilo en esas ciudades autónomas, sino que lo hacen una vez que son trasladados a la península.

Esto se debe, según la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, a que entre los que se encuentran en esos centros reina la desconfianza hacia el sistema porque, entre otras cosas, allí no se les reconoce el derecho a la libre circulación como sí se hace en la península.

Madrid fue, un año más, la primera provincia con más solicitudes de asilo, seguida de Valencia (401), Barcelona (342), Ceuta (321) y Almería (244).

Una "carrera de obstáculos"

La Comisión Interministerial de Asilo y Refugiado (CIAR) aprobó la concesión del estatuto de refugiado a 206 personas, la menor cifra desde la entrada en vigor de la nueva ley de asilo, tal y como recoge CEAR en su informe, que indica que 376 personas lograron algunas de las formas de protección. Asimismo, el pasado año España reconoció como refugiada a una víctima de las redes de trata de seres humanos.

La coordinadora estatal de incidencia política de CEAR, Nuria Díaz, quien ha sido la encargada de exponer el informe, ha asegurado que pedir asilo en España es "una carrera de obstáculos"; de hecho, a pesar de que se haya incrementado casi un 74% las solicitudes, sólo suponen el 1,03 % de las registradas en los 28 países de la UE.

En la UE se tramitó la protección internacional de 435.000 personas y aunque supone un incremento del 23% respecto a 2012, según CEAR es un dato muy bajo si se tiene en cuenta, por ejemplo, que la cifra es inferior a la mitad de las personas refugiadas sirias asentadas solo en un país como Líbano.

El 70% de las peticiones en la UE se gestionaron en cinco países: Alemania (109.580), Francia (60.100), Suecia (54.260), Italia (27.830) y Reino Unido (29.190).

El presidente de CEAR, Carlos Berzosa, ha criticado la actuación del Gobierno en esta materia, así como los mensajes que hablan acerca de los miles de inmigrantes que esperan en Marruecos a entrar a España por Ceuta y Melilla o de los cientos que han conseguido entrar.

"Es que no es verdad, es que hay más españoles trabajando fuera que los que 400 que consiguen entrar, que muchos de ellos los devuelven, por tanto hay una manipulación de que estamos ante el peligro de invasión africano que no responde a la realidad", ha subrayado Berzosa.

Noticias

anterior siguiente