Enlaces accesibilidad

China extiende la censura y los controles en vísperas del 25 aniversario de Tiananmen

  • El Gobierno chino justifica lo ocurrido hace 25 años
  • Aumentan las detenciones y el control de internet
  • AI denuncia que se intenta borrar la memoria de la masacre

Por
China prohíbe los homenajes en el 25 aniversario de la matanza de Tiananmen

Las autoridades chinas se preparan, un año más, para impedir cualquier celebración de la matanza de Tiananmen, ocurrida en Pekín el 4 de junio de 1989.

Este miércoles se cumplen 25 años de la represión del movimiento de protesta formado por obreros y estudiantes, que tuvo su epicentro en esta plaza pekinesa y se extendió por todo el país. La intervención del Ejército, que entró en Tiananmen para desalojar las acampadas, causó un número nunca desvelado de muertos que las estimaciones de las organizaciones por los derechos humanos y los testigos sitúan entre los 400 y los 3.000.

Los representantes del Estado chino, no obstante, siguen justificando lo ocurrido. "Hace mucho tiempo que el Gobierno chino alcanzó una conclusión sobre los disturbios políticos de finales de los 80", ha declarado este martes el portavoz del Ministerio de Exteriores, Hong Lei, durante una rueda de prensa.
 
"En las últimas tres décadas de reformas y apertura, los enormes avances de China en desarrollo social y económico han merecido la atención mundial. La construcción de la democracia y el imperio de la ley continúan perfeccionándose", ha añadido Hong.

Detenciones, seguridad y boicot de internet

Tradicionalmente, las autoridades no permiten ninguna conmemoración de la matanza, salvo en Hong Kong, que goza de un estatuto especial tras su devolución a China en 1987.
 
Como cada año, la cercanía del aniversario ha estado marcada por detenciones, un aumento de la seguridad en Pekín y un mayor control de internet, que incluye el boicot a los servicios de Google.

Según denuncia Amnistía Internacional (AI), al menos 66 personas han sido detenidas en las últimas semanas.

"Durante los últimos días, las autoridades chinas ha endurecido la represión. Parece que no están dispuestas a dejar que la gente conmemore el 25 aniversario de Tiananmen. Comparado con otros años, han ido más lejos, con más gente detenida", ha señalado William Nee, investigador de AI sobre asuntos relacionados con China.

Entre los activistas perseguidos AI cita a Luo Xi, que como estudiante estuvo implicado en las protestas de hace 25 años, y Bao Tong, de 81 años y exasesor del fallecido líder comunista Zhao Ziyang.

También han sido detenidos, siempre según AI, conocidos abogados por los derechos humanos como Chang Boyang y Pu Zhiqiang. Otras 20 personas están bajo arresto domiciliario, como la portavoz de las Madres de Tiananmen, Ding Zilin, a quien no se permite regresar a Pekín.

Diez individuos se encuentran desaparecidos, aunque se cree que están detenidos, y otros diez han sido obligados por la Policía china a desplazarse a otras ciudades del país para evitar que tomen parte en los actos previstos.

El pasado jueves, la organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) informó de que hasta 50 personas están desaparecidasdetenidas o han sido interrogadas por la policía como consecuencia de esta campaña de represión.

Según William Nee, también los periodistas están siendo objeto de acoso por parte de las fuerzas de seguridad. “La intimidación de periodistas y de sus contactos muestra hasta que extremos deplorables están dispuestas a llegar las autoridades en su esfuerzo para borrar de la memoria la matanza de 1989. Sin embargo, el mundo recuerda. La gente continuará celebrando el aniversario a pesar de los esfuerzos de las autoridades", ha advertido Nee.

Noticias

anterior siguiente