Enlaces accesibilidad

El Ejército de Tailandia decreta la ley marcial para garantizar "el orden y la seguridad"

  • Las Fuerzas Armadas aseguran que la declaración no es un golpe de Estado
  • Los militares censuran los medios de comunicación
  • El primer ministro interino continuará en el poder hasta la convocatoria de nuevas elecciones

Por
El Ejército de Tailandia ha declarado la ley marcial en todo el país

El Ejército de Tailandia ha decretado este martes la ley marcial para "restaurar la paz y el orden público", en palabras de su jefe, Prayuth Chan-Ocha.

Tailandia vive una grave crisis política desde noviembre de 2013, cuando la oposición se lanzó a la calle para pedir la destitución de la primera ministra, Yingluck Shinawatra28 personas han perdido la vida y 800 han resultado heridas desde entonces en enfrentamientos entre partidarios y detractores del Gobierno. Shinawatra fue finalmente destituida por el Tribunal Constitucional por un caso de abuso de poder y el Gobierno interino debía convocar elecciones en los próximos meses. 

El Ejército tailandés ya amenazó la pasada semana con intervenir en la crisis tras la muerte de tres manifestantes en Bangkok.

"No es un golpe de Estado"

Según Prayuth Chan-Ocha, la ley marcial tiene como objetivo "restaurar la paz y el orden público" y "no es un golpe de Estado""La gente no debe tener pánico, todavía puede vivir sus vidas de manera normal", ha añadido el representante castrense.

Tras el anuncio, la Armada ha pedido tanto a los manifestantes antigubernamentales como a los conocidos como "camisas rojas", que defienden el régimen de Shinawatra , que no salgan a la calle. Los antigubernamentales han cancelado una marcha prevista, mientras que los "camisas rojas" han anunciado que continuarán con sus protestas en Bangkok.

El jefe del Ejército, que asumirá a partir de ahora más poderes para controlar la seguridad, ha ordenado la disolución del Centro para la Administración de Paz y Orden, excepto los miembros del Ejército, la Marina o las fuerzas aéreas. De modo que los militares asumirán así todas las tareas relacionadas con la seguridad, incluidos los interrogatorios de sospechosos y entrega de pruebas a las autoridades judiciales, hasta ahora a cargo del Gobierno interino.

Censura de los medios de comunicación

El jefe del Ejército también ha anunciado la censura de los medios de comunicación en interés de la "seguridad nacional". A partir de ahora queda prohibido a "todos los medios informar o distribuir cualquier información o fotografía perjudiciales para la seguridad nacional", según ha anunciado Chan-Ocha en una declaración emitida por todos los canales de radio y televisión.

Además, los canales civiles estarán obligados a conectarse con los militares "cuando les sea requerido".

El canal Blue Sky, que apoya las manifestaciones antigubernamentales, ha sustituido las imágenes de mítines y manifestaciones que suele emitir por un mensaje que comunica el cese de emisión. Otros nueve canales, entre ellos tres canales partidarios del Gobierno, también han recibido órdenes para dejar de emitir.

El diario Bangkok Post informa de que unos 100 efectivos militares han tomado las instalaciones de la compañía Thaicom Plc, propietaria del único satélite del país y operadora de la mayoría de los canales de comunicación. Varias fotografías publicadas en las redes sociales muestran presencia de militares en otras televisiones locales, como el canal PBS o Canal 3.

El Gobierno interino continúa en el poder

El ministro de Justicia, Chaikasem Nitisiri, ha asegurado que el Gobierno interino, formado tras la destitución de Shinawatra, sigue dirigiendo el país.

"Es bueno que el Ejército se ocupe de la seguridad del país. Sin embargoel Gobierno todavía tiene todo el poder para dirigirlo ", ha indicado Nitisiri a Reuters. 

No obstante, el jefe del Consejo de Seguridad del Gobierno interino, Paradorn Pattanatabut, ha reconocido que los militares no consultaron con la Administración antes de declarar la ley marcial. "Todo es normal excepto que los militares son ahora los responsables de los temas de seguridad nacional", ha asegurado en un comunicado.

Según ha afirmado un asistente del primer ministro, Niwattumrong Boonsongpaisan, el gabinete interino se reunirá de emergencia en las próximas horas.

Estados Unidos pide que la medida sea temporal

Estados Unidos ha advertido que el establecimiento de la ley marcial debe ser temporal, mientras que Australia ha pedido a sus ciudadanos que viajen o se encuentren en Tailandia "un alto grado de cuidado" y Japón ha manifestado su preocuación por la situación.

El Ejecutivo interino tenía previsto convocar elecciones para el 20 de julio, después de que los últimos comicios, celebrados en febrero, tuvieran que ser anulados por el boicot de la oposición. Los antigubernamentales rechazan la convocatoria de elecciones y exigen el nombramiento de un nuevo primer ministro y una reforma del sistema político antes de concurrir de nuevo a las urnas.

La oposición tailandesa considera que está en la recta final para conquistar el poder tras la destitución de Yingluck Shinawatra, elegida por mayoría en las elecciones de 2010, a quien acusaban de continuar con el sistema político al servicio de los intereses de su hermano y ex primer ministro Thaksin. 

Thaksin Shinawatra fue depuesto por un golpe de Estado incruento en 2006 y condenado en rebeldía en 2008 a dos años de cárcel por corrupción. Actualmente vive en el exilio en Dubai para evitar la condena.
 

Noticias

anterior siguiente