Enlaces accesibilidad

El grupo islamista Boko Haram reivindica el secuestro de 200 niñas en Nigeria

  • El líder de la micilia dice que las "venderá como esclavas"
  • El presidente admite que desconocen dónde pueden estar
  • Detienen a la líder de las protestas de los padres
  • Las menores llevan secuestradas desde el pasado 14 de abril

Por
El grupo islamista Boko Haram reivindica el secuestro de 200 niñas en Nigeria

La milicia radical islamista Boko Haram ha reivindicado el secuestro de las 200 niñas que permanecen desaparecidas en Nigeria desde mediados de abril, mientras que el presidente, Goodluck Jonathan, ha reconocido que el Gobierno federal desconoce su paradero. Por otra parte, una mujer que lideró una protesta ante la primera dama por el secuestro de las niñas ha sido detenida por orden de la mujer del presidente.

"Yo soy el que las secuestró, os hemos quitado a vuestras sus hijas"", apunta el líder del grupo armado, Abubakar Shekau, en un vídeo difundido a un reducido grupo de periodistas.  En el vídeo asegura que en el ataque del 14 de abril en la escuela de su Chibok (noreste) secuestraron a 276 colegialas, de las cuales 53 han escapado y 223 permanecen en cautiverio. El líder de la guerrilla islamista asegura que las niñas serán “vendidas como esclavas” u "obligadas a casarse por la fuerza"y adelanta que "pronto" habrá más ataques.

Los rumores sobre los abusos

Mientras sigue sin estar claro el número de niñas que permanecen secuestradas y liberadas, debido a la publicación de informaciones contradictorias por la Policía, el Ejército y los propios padres, se suceden los rumores sobre abusos por parte de sus captores. Una de las niñas secuestradas que logró escapar ha relatado que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día y que fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la "sharía" o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

El presidente admite que se desconoce el paradero

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha reconocido que el Gobierno federal desconoce el paradero de las niñas. Jonathan ofreció en la noche de este domingo una entrevista televisada por las principales cadenas nigerianas para informar sobre las medidas de su Ejecutivo para recuperar a las menores, en medio de crecientes protestas ciudadanas por el caso.

Preguntado sobre si el Gobierno contaba con alguna información acerca del paradero de las alumnas secuestradas en una escuela de la localidad de Chikob, reconoció: "No, no hay ninguna". El presidente nigeriano indicó que los operativos de seguridad se han reforzado para desarrollar una búsqueda a gran escala de las menores, sin que hasta ahora haya tenido resultado.

"Toda la información de que disponemos nos ha llegado de forma voluntaria y hemos buscado en esos lugares. Estamos usando aeronaves para rastrear la superficie, pero no tenemos nada", ha lamentado.

Detienen a la líder de las protestas de los padres

Mientras, una de las líderes de las protestas de los padres por el secuestro ha sido detenida por orden de la esposa del presidente, según han asegurado los activistas.

La detenida, Naomi Mutah, participó en una reunión convocada por la primera dama, Patience Jonathan, y al finalizar la reunión ha sido trasladada a una comisaría de policía. Mutah, representante de la comunidad Chibok desde donde fueron secuestradas las niñas, organizó una protesta en la capital, Abuja.

Desde que las escolares fueron secuestradas el pasado 14 de abril, las manifestaciones se han sucedido en Nigeria, donde madres, intelectuales y ciudadanos han exigido una respuesta más contundente por parte del Gobierno.

La Policía cree “hay una conexión con las protestas que ella lidera", según ha apuntado a los periodistas su abogado, Samuel Ogala, tras conocer su arresto. Se sospecha que la detención se ha producido para frenar las protestas ante la inminente celebración del Foro Económico Mundial de África, que del 7 al 9 de mayo reunirá a economistas, políticos y filántropos en Abuya.

Noticias

anterior siguiente