Enlaces accesibilidad

Los prorrusos proclaman la independencia de dos regiones del este de Ucrania y Kiev culpa a Moscú

  • Los prorrusos han tomado edificios en Járkov, Donestk y Lugansk
  • Yatseniuk acusa a Moscú de querer justificar una invasión
  • Muere un oficial de la marina ucraniana en Crimea

Por
Aumenta la tensión en el este de Ucrania

La tensión en el este de Ucrania va en aumento después de que este fin de semana manifestantes prorrusos ocuparan edificios oficiales en varias ciudades. Las regiones de esta zona del país están habitadas mayoritariamente por rusoparlantes que desconfían del nuevo poder establecido en Kiev tras la destitución de Víktor Yanukóvich.  En Donestk, ciudad de un millón de habiantes, los manifestantes que desde el domingo ocupan por la fuerza la sede del gobierno regional han proclamado una "república popular" y han convocado un referéndum de adhesión a Rusia similar al de Crimea para el 11 de mayo. Lo mismo ha ocurrido en la región de Járkov.

Los manifestantes han solicitado ayuda a Moscú "para resistir ante la junta de Kiev" en esa región, fronteriza con Rusia. En Járkov, segunda ciudad del país, el edificio de la administración regional fue también ocupado el domingo y en su fachada ondeaba la bandera rusa.

Allí, según informa el Corresponsal en Moscú de TVE, Carlos Franganillo, citando a medios locales, los manifestantes prorrusos han seguido el ejemplo de Donestk.

El ministro interino de Interior de Ucrania, Arsen Avakov, ha asegurado en su Facebook que el edificio ha sido ya desalojado, aunque no hay confirmación independiente.  Según Efe, los manifestantes prorrusos han ocupado también la oficina del Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU, antiguo KGB) en Járkov.

Y en Lugansk, la Policía Local asegura que los activistas que han entrado en el edificio han asaltado el arsenal y se han hecho con armas de fuego. La Policía ha cortado las entradas a la ciudad.

La autoridades ucranianas señalan a Moscú

El gobernador de Járkov designado por Kiev, Ígor Baluta, calificó de "provocación" los enfrentamientos vividos el domingo entre partidarios del gobierno de Kiev y prorrusos, en los que 15 personas resultado heridas.

"No tengo ninguna duda de que el guión de este conflicto no se escribió ni en nuestra ciudad ni tampoco en nuestro país. Los acontecimientos en Donetsk y Lugansk no hacen más que confirmarlo", dijo Baluta, en alusión a una posible implicación de Moscú.

Por su parte, el primer ministro interino, Arseni Yatseniuk, ha acusado directamente a Rusia de poner en marcha "un plan para desmembrar Ucrania". "[Los incidentes] forman parte de un plan para desestabilizar la situación, para que un Ejército extranjero pase la frontera e invada el territorio ucraniano, y eso no lo permitiremos", ha dicho Yatseniuk durante una reunión de gabinete retransmitida pro televisión.

Yatseniuk ha enviado a diferentes miembros del Gobierno a las ciudades levantiscas. El viceprimer ministro, Vitali Yarema, se ha desplazados a Donetsk; el ministro de Interior, Arsen Avákov, ha sido enviado a Járkov, y varios altos cargos de los servicios secretos ucranianos viajan a Lugansk.

Por último, el presidente interino, Alexandr Turchínov, ha dicho que Rusia intenta en el este del país crear un "escenario crimeo" y ha advertido que el Gobierno prepara operaciones antiterroristas contra los manifestantes que han tomado las armas.

Las manifestaciones prorrusas y los asaltos a las sedes estatales en el este de Ucrania se repiten desde el vuelco de poder en Kiev a finales del pasado mes de febrero, algo que hace temer a las autoridades ucranianas la posibilidad de que pueda repetirse el escenario de Crimea.

Muere un oficial ucraniano

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ucraniano ha informado este lunes de la muerte a tiros de un oficial de la Marina en el este de Crimea. Se trata de la segunda muerte de un militar ucraniano en el conflicto que ha llegado a la secesión de la península.

Según el Ministerio, el mayor Stanislav Karachevsky, preparaba sus pertenencias para abandonar la base de la región de Mykolaev y regresar a la Ucrania continental cuando surgió una discusión con los soldados rusos.

Karachevsky recibió dos disparos con un AK-74 mientras otro compañeros sufrió una paliza, siempre según el Ministerio ucraniano.

Las autoridades de Crimea niegan esta versión y aseguran que cinco militares ucranianos entraron en el cuartel donde habían servido antes de la incorporación de Crimea a Rusia y se enfrentaron a soldados rusos, a los que incluso habían intentado quitar sus armas.

"El militar ruso, que recibió varios golpes, disparó en defensa propia contra el mayor ucraniano Stanislav Karáchevki", ha explicado a los periodistas Andréi Vaselkov, jefe adjunto de la Dirección de Investigación de la república, que ha agregado que se ha abierto una causa penal por "asesinato" contra el soldado ruso.

Crimea se incorporó a Rusia tras celebrar un referéndum el pasado 16 de marzo. Tropas prorrusas, uniformadas y equipadas pero sin identificar, habían tomado previamente todas las infraestructuras de la península.

Noticias

anterior siguiente