Anterior Líderes republicanos critican a Trump por culpar a "los dos bandos" de la violencia en Charlottesville Siguiente Zidane suma su séptimo título con otro recital del Real Madrid ante el Barça Arriba Ir arriba
El Samsung S5 en el Mobile World Congress de Barcelona 2014.
El Samsung S5 en el Mobile World Congress de Barcelona 2014. Samsung/Facebook

El Samsung Galaxy S5 representa la madurez de una saga

  • Llega a España el 11 de abril al precio de 665 euros libre

  • Incorpora identificación mediante huella dactilar

  • Es resistente al ocio: a la arena, al polvo y al agua

|

De todo teléfono nuevo se espera que sea una mejora del modelo al que sustituye, y el Samsung Galaxy S5 no es una excepción. Pero con todas sus mejoras en comparación con los modelos anteriores hay una novedad que me ha llamado especialmente la atención y es su pantalla.

La pantalla es un aspecto que hasta ahora me había decepcionado un poco en los modelos anteriores. En el Galaxy S3 por ser poco nítida y en el Galaxy S4 por un exceso de saturación en los colores que en el Galaxy S5 parecen mostrarse algo más naturales y coherentes desde casi cualquier ángulo de visión.

Otra crítica habitual de los Galaxy S se refiere al exceso de plástico. En este sentido el Samsung Galaxy S5 no supone un cambio -sigue siendo todo de plástico- pero la cubierta trasera mejora el aspecto y el tacto.

Es más rígida y el cierre es más sólido y firme. Me sigue sobrando el contorno de plástico, y no tanto porque sea de plástico sino porque aparenta ser metal.

Resistente al agua y al polvo

Por el contrario una novedad acertada y relevante del Samsung Galaxy S5 es que ahora, igual que sucede con los últimos Xperia Z de Sony, el teléfono es resistente al agua y al polvo, un aspecto que creo que nunca se valora lo suficiente siendo que es esencial cuando se trata de un dispositivo destinado, o condenado, a acompañarnos durante todo el día.

El hecho de que un teléfono sea resistente al polvo y al agua no significa tanto que te puedas meter con él en la piscina -que puedes, siempre que no lo tengas sumergido más de media hora- sino más bien se traduce en un extra de tranquilidad a la hora de llevarlo en el bolsillo y de utilizarlo en días de lluvia, al realizar actividades al aire libre o bajarlo a la playa o a la piscina. Y la cámara del móvil, siempre presente, ahora se puede usar también bajo el agua.

Pantalla de 5,1 pulgadas y «ultrahorro» de energía

El ligero aumento en el tamaño de la pantalla, que pasa de 5 a 5,1 pulgadas, incrementa en proporción el tamaño del teléfono, que mantiene el mismo grosor y similar peso. Por lo demás a simple vista apenas se distingue de sus predecesores.

Respecto a la batería de 2.800 mAh puede resultar algo justa en comparación con los 3.000 mAh del LG G2 o los 3.200 mAh del Sony Xperia Z2, aunque Samsung ha diseñado un modelo de 'ultrahorro de energía' para alargar la autonomía del Galaxy S5.

El modo de 'ultrahorro' de energía desactiva las funciones que no son esenciales

Entre otras cosas, el modo de 'ultrahorro' de energía pone la pantalla en blanco y negro -resulta similar a la de un lector de libros electrónico, aunque no se trata de tinta electrónica- y desactiva todas las funciones que no son esenciales, manteniendo activados únicamente llamadas, mensajes SMS y conexión a Internet.

Opcionalmente el usuario puede añadir qué otras funciones y aplicaciones se mantienen activas en este modo, por ejemplo WhatsApp o el GPS.

Como sucede con el Galaxy Note 3, aunque el puerto USB es la versión 3.0, de mayor capacidad para la transferencia de datos, mantiene compatibilidad con los conectores USB 2.0 habituales hasta ahora.

Funciones destacables

El Samsung Galaxy S5, como el modelo al que sustituye, se caracteriza por incorporar numerosas funciones de todo tipo; unas más útiles que otras y algunas que no lo son en absoluto.

Del nuevo modelo destacaría especialmente la función denominada 'Refuerzo de descarga', que aumenta la capacidad (o 'velocidad') de la conexión a Internet combinando todas las conexiones disponibles, caso de 4G y wifi. De este modo se obtiene una mayor velocidad en la bajada de los datos.

Sobre todo esta función resuelve de una vez por todas el clásico problema que se padece cuando el teléfono se queda conectado a una red wifi con una señal débil, por ejemplo al alejarse del punto de acceso en casa o al salir a la calle.

El lector de huella dactilar permite pagar a través de la app de PayPal

Normalmente en esa situación aún teniendo una conexión 4G la navegación se vuelve lenta y para resolverlo hay que desactivar manualmente el wifi. El refuerzo de descarga evita el engorro de tener que desconectarse -y luego volver a conectarse- al wifi ya que se encarga él solo de proporcionar en todo momento la mejor conexión posible.

En el Galaxy S5 el botón de inicio sirve también como lector de huellas dactilares. El uso de la huella sirve para desbloquear el teléfono, para acceder al modo privado y también puede usarse en aplicaciones de terceras partes, por ejemplo para identificarse y pagar a través de la aplicación de PayPal.

El Galaxy S5 incorpora un sensor capaz de medir las pulsaciones

Otra función nueva y que llama la atención es el pulsómetro: el Galaxy S5 incorpora un sensor capaz de medir las pulsaciones. Se sitúa junto a la luz del flash de la cámara y utiliza ésta para medir el flujo del riego sanguíneo. Igual colocar un sensor adicional con esa función resulta algo redundante cuando las pulsaciones se pueden medir con la cámara frontal del teléfono.

El 'modo niños' proporciona herramientas de control paterno (como limitar el tiempo de uso y qué aplicaciones y juegos están disponibles) y adapta el aspecto del sistema operativo, con iconos más grandes e interfaz simplificada —por ejemplo en la cámara. Este modo funciona de forma aislada del resto del teléfono, de tal modo que los niños no pueden acceder a otras funciones o partes de éste. Cámara de 16 megapíxeles con enfoque selectivo

En la cámara no hay grandes novedades. Ahora es de 16 megapíxeles (13 megapíeles en el Galaxy S4) con los mismos modos de disparo ya conocidos más uno adicional denominado 'panorámica inteligente' que permite hacer fotografías panorámicas con solo ir moviendo el teléfono.

Sí hay mejoras en el sistema de enfoque, que según Samsung ahora es tan rápido como que necesita apenas 0,3 segundos para enfocar y reenfocar si es necesario, aunque después de probarlo un poco diría que esa velocidad es 'en el mejor de los casos' más que la habitual, al menos con luz artificial.

Por lo demás incorpora la función de HDR para fotografías (en tiempo real) y para vídeo, algo que ya es bastante habitual; y el enfoque selectivo (función también vista en el HTC One) que permite variar el punto de enfoque de una fotografía (qué plano vertical de la imagen aparece nítida y qué plano aparece desenfocado o borroso) después de haberla tomado.

Precio y disponibilidad

El Samsung Galaxy S5 saldrá a la venta en España el próximo 11 de abril por 665 euros libre con 16 GB de capacidad, ampliables mediante tarjeta microSD.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente