Enlaces accesibilidad

Unos 500 inmigrantes acceden a Melilla saltando la valla en la mayor entrada registrada

  • Según Delegación del Gobierno, han intentado entrar unos 1.000 inmigrantes
  • El CETI está desbordado al acoger a unos 1.800 inmigrantes
  • Algunos de los recién llegados presentan heridas, cortes y magulladuras

Por
Nuevo salto masivo a la valla de Melilla

Melilla ha registrado este martes la entrada de inmigrantes más numerosa de su historia, desde que en 2005 empezaron los saltos a la valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos, al entrar unos 500 subsaharianos, según informa TVE.

Delegación del Gobierno ha asegurado que el salto ha sido protagonizado por unos 1.100 inmigrantes, divididos en dos grupos, de los que 500 han logrado su objetivo. Se trata de la cifra más elevada registrada hasta ahora. El 3 de octubre de 2005 unas 350 personas de origen subsahariano consiguieron entrar en la ciudad autónoma, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

"Las adversas condiciones meteorológicas -sobre todo una espesa niebla- unida al conocimiento cada vez más detallado que los inmigrantes tienen de la valla" ha propiciado que los subsaharianos hayan podido entrar en la ciudad autónoma, según Delegación del Gobierno.

Muy violentos

La llegada masiva a la valla se ha producido poco después de las 08.00 horas cuando unos 1.100 inmigrantes, en su mayoría procedentes de Mali, se dirigieron a la doble valla, en la zona que transcurre entre el río Nano y el puesto fronterizo de Mariguari, "en un salto muy violento", tal y como ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Melilla. 

También el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha destacado la "actitud extremadamente agresiva y lanzamiento de piedras, palos y todo tipo de objetos contra las fuerzas de seguridad".

Tras saltar el triple vallado, los inmigrantes se han dirigido hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) entre cánticos de "bosa, bosa" (victoria, victoria), muestras de júbilo y abrazos con otros compatriotas.

Delegación del Gobierno en Melilla advierte de que el CETI está totalmente desbordado ya que tras los últimos saltos acoge a unos 1.900 inmigrantes, cuando su capacidad óptima es de 480 personas, lo que ha llevado a colocar más tiendas de campaña y proveer de más raciones de comida para atender a los nuevos inmigrantes que han llegado.

El Ejército ha instalado en el exterior del CETI tiendas de campaña para alojar a los inmigrantes. Por otro lado, el Ministerio del Interior ha anunciado el refuerzo de las plantillas de Guardia Civil y Jefatura Superior de Policía, dada la situación de emergencia.

Heridos entre los inmigrantes

Algunos de los recién llegados presentan heridas, cortes en su mayoría, tras escalar la doble alambrada de seis metros de altura cada una y superar la sirga tridimensional o cable entrecruzados que hay entre las dos alambradas. También tuvieron que salvar los controles policiales marroquíes y españoles a ambos lados.

Tal es el número de lesionados, según han apuntado fuentes policiales, que se calcula que entre 50 y 100 tienen cortes de diversa consideración, motivo por el que Cruz Roja se ha visto obligada a montar un hospital de campaña a la puertas del CETI para colaborar en la atención sanitaria, ya que la Enfermería del propio centro y el 061 "no dan abasto".

Allí, se les da agua y se les facilita ropa, ya que muchos se han despojado de sus prendas en el camino y han llegado con el torso desnudo.

En el propio CETI han sido atendidos de los cortes y magulladuras un centenar de inmigrantes, mientras que en Urgencias del Hospital Comarcal han atendod a 19 y en el centro de urgencias Álvaro de Bazán otros diez.

De momento no hay constancia de heridos entre la Guardia Civil que hizo frente al salto, pero sí entre las Fuerzas Auxiliares de Marruecos o "Mejannis", entre los que hay "varios heridos debido a la agresividad mostrada por inmigrantes en este salto", han indicado fuentes policiales.

De hecho, según un comunicado del Ministerio del Interior marroquí, un total de 33 personas han resultado heridas en la zona marroquí en el salto de este martes, de los que cinco son policías que fueron alcanzados por las pedradas de los emigrantes, que respondieron así a los intentos policiales de impedir su salto a la valla.

Mientras que veintiocho inmigrantes han necesitado atención médica en el Hospital Hasani de Nador al resultar heridos "por las alambradas" del vallado fronterizo, dice el comunicado. Además, más de 250 inmigrantes han sido detenidos, según estas mismas fuentes.

La AUGC ha criticado que se trata de "otro salto masivo y agresivo a la valla mientras los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) están con manos atadas y sin protocolo de actuación para poder actuar".

Séptimo salto en 2014

Con esta entrada, es el séptimo salto que tiene lugar en este 2014 en la ciudad autónoma. Además, es el tercer salto que registra el paso fronterizo desde el pasado domingo, aunque en las dos anteriores ocasiones ningún inmigrante consiguió pasar a Melilla al haber sido impedido por los agentes marroquíes, y el quinto desde que el pasado 6 de febrero quince inmigrantes subsaharianos fallecieran ahogados al lanzarse al mar en su intento de entrar en la ciudad autónoma de Ceuta.

El último asalto a la valla tuvo lugar el pasado 10 de marzo, cuando unos 15 inmigrantes lograron acceder a Melilla en un intento protagonizado por cerca de 150 personas. Horas antes lo habían intentado otros 700 inmigrantes, aunque ninguno de ellos consiguió su propósito por el despliegue policial a ambos lados de la valla.

Hasta hoy, el asalto más importante registrado este año, en cuanto a número de inmigrantes, tuvo lugar el pasado 28 de febrero cuando al menos 214 personas procedentes de Guinea y Camerún, consiguieron entrar en Melilla.

El pasado 6 de marzo, cuando se cumplía un mes de la tragedia de Ceuta, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, acudió a Melilla para visitar el perímetro fronterizo y el CETI, donde anunció medidas de refuerzo de la valla fronteriza y de vigilancia para hacer frente a la inmigración.

Interior envía urgentemente a 120 agentes

El Ministerio del Interior enviará con carácter urgente a Melilla a un total de 120 agentes, entre guardias civiles y policías nacionales, para reforzar la seguridad de la valla, informaron a Europa Press en fuentes de Interior.

En la actualidad en la plaza española hay destacados tres módulos de intervención rápida (MIR) de la Guardia Civil, que en total suman 60 agentes, los cuales van a ser reforzado con otro módulo integrado por 20 guardias civiles.

También se incrementará el número de agentes de Policía para intentar de impedir que nuevos inmigrantes salten la valla. A la Unidad de Intervención Rápida (UIP), con 50 personas que ya están allí prestando servicio, entre hoy y mañana se incorporaran dos nuevas unidades integradas por 100 policías nacionales.

Noticias

anterior siguiente