Enlaces accesibilidad

Ucrania denuncia la "ocupación" rusa de los aeropuertos de Crimea y pide ayuda a la ONU

Por
Hombres armados y uniformados toman el control de los dos principales aeropuertos de Crimea

Alrededor de medio centenar de hombres armados y uniformados aunque sin distintivos identificativos han tomado el control de los dos principales aeropuertos de la región autónoma de Crimea. Las nuevas autoridades de Ucrania, que han calificado los hechos de "invasión y ocupación armada", han pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU y han advertido de que no descartan declarar el estado de emergencia. El Consejo de la ONU se reunirá de urgencia este viernes a las 21.00 horas, en horario peninsular español.

La operación se ha producido durante la madrugada del viernes, cuando medio centenar de hombres armados, vestidos de uniforme y equipados pero sin identificaciones ni insignias, han irrumpido en el aeropuerto civil de la capital regional, Simferópol.

Poco después han abandonado el interior de las instalaciones aunque continúan patrullando el perímetro del aeródromo, según ha comprobado el enviado especial de TVE a Crimea, Carlos Franganillo, quien precisamente ha llegado en la mañana del viernes a ese mismo aeropuerto.

Posteriormente, la agencia Interfax ha informado de que soldados rusos apoyados por vehículos de transporte habían tomado posiciones en el aeropuerto militar de Belbek, a las afueras de la ciudad de Sebastopol, cuyo puerto alberga una base naval de la flota rusa del Mar Negro. El portavoz de la flota negaba su participación en esta operación.

Estos acontecimientos se producen horas después de que un comando prorruso tomase posesión del parlamento local, elevando la tensión bilateral que se ha disparado entre Rusia y Ucrania tras la caída del gobierno de Víktor Yanukóvich en Kiev y el nombramiento de un nuevo Gobierno interino, en manos de la oposición nacionalista.

Militares sin identificar

Cincuenta hombres armados y uniformados no identificados entraron durante la madrugada en el aeropuerto de Simferópol a bordo de camiones desprovistos de matrícula. Tras entrar y salir de la torre de control y comprobar que no había otras tropas en la terminal, los asaltantes se han retirado. "Creían que aquí se había producido un desembarco ucraniano, pero cuando vieron que no había nada de ello, se disculparon y se marcharon", ha dicho a Interfax el portavoz del aeropuerto, Ígor Stratilati. 

Frente al aeródromo se ha concentrado una multitud agitando banderas con los colores de la flota rusa. Uno de los presentes, un hombre llamado Vladimir que dice ser un voluntario que ayuda al grupo, se describe como miembro de “la Milicia del Pueblo de Crimea” y explica que están allí “para mantener el orden”, según la agencia Reuters. Según la agencia Interfax, en estos momentos el aeropuerto no permite el aterrizaje de vuelos procedentes de Ucrania.

Posteriormente, otro destacamento militar ha ocupado el aeródromo militar de Belbek, cerca de Sebastopol, también sin insignias en sus uniformes. “Alrededor de 400 personas están en el aeropuerto de Belbek ahora. Han ocupado las pistas de aterrizaje y todos los movimientos de los aviones se han detenido”, informaba la agencia de noticias rusa, según Reuters. Según ha informado la principal aerolínea de Ucrania, Ukrainian International, el espacio aéreo de Crimea ha sido cerrado, informa agencia rusa.

Espacio aéreo cerrado

“Estamos asistiendo a una invasión militar de Rusia (...). El espacio aéreo de Crimea está cerrado debido a la gran cantidad de aterrizajes de aviones y helicópteros rusos", ha comantado el representante del presidente de Ucrania en Crimea, Serguii Kunitsyn, a la cadena de televisión ART. La misma fuente ha estimado que alrededor de 2.000 soldados rusos se habían trasladado en esos helicópteros a un aeropuerto militar cercano de Simferopol, informaciones que no han podido ser confirmadas.

La agencia Interfax ha asegurado también que los militares eran soldados rusos, pero fuentes de la flota del Mar Negro han negado a la agencia que sus unidades estén implicadas. Los portavoces militares sí han informado de que "unidades antiterroristas" se han desplegado para proteger las instalaciones de la flota y las viviendas de su personal.

Pasado el mediodía, el servicio de guardias de fronteras de Ucrania ha asegurado que 10 helicópteros provenientes de Rusia se habían internado en el espacio aéreo de Crimea, y que soldados rusos bloqueaban a una de sus unidades estaba bloqueada en Sebastopol.

Ucrania habla de "invasión" y pide la intervención de la ONU 

"Considero lo que ha ocurrido como una invasión armada y una ocupación en violación de todos los tratados y normas internacionales", ha dicho el ministro de Interior, Arsén Avákov en su cuenta de Facebook, según la versión recogida por la agencia Reuters.

"Dentro del aeropuerto hay militares y guardias de fronteras de Ucrania. Pero fuera, militares con uniforme de camuflaje y armados, sin distintivos, pero que no ocultan su pertenencia a la flota rusa del Mar Negro", ha dicho Avákov. De hecho, durante la tarde de este viernes, las autoridades de Kiev han enviado una protesta formal a Moscú porla violación de su espacio aéreo y la movilización de tropas y blindados por parte de dicha flota rusa.

El presidente interino, Alexándr Turchínov, ha convocado a los responsables de los servicios de seguridad para tratar lo que ha calificado de "escalada". El secretario de Seguridad Nacional y Defensa, Andriy Paruby, no ha descartado que Ucrania declare el estado de emergencia.

El presidente ha decidido también destituir al jefe del Ejército, Yurii Ilyin, que fue nombrado por Yanukóvich hace una semana. A la vista de los acontecimientos, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania ha instado Rusia a "detener los movimientos que muestran signos de minar la soberanía nacional" y ha acordado pedir una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU

"Demandamos que los países garantes del Memorándum de Budapest apoyen que el Consejo de Seguridad de la ONU realice un seguimiento de la situación en algunas regiones de Ucrania, incluida la república autónoma de Crimea", reza la declaración. "En caso de una escalada, exigimos que los países garantes logren que el Consejo de Seguridad adopte acciones urgentes con el fin de ayudar a Ucrania como país participante en el TNP (Tratado de No Proliferación nuclear) que no posee armas nucleares", agrega.

El Memorándum fue firmado en la capital húngara en diciembre de 1994, tras la decisión de Ucrania de declararse estado no nuclear y desprenderse del arsenal atómico que heredó para entonces desaparecida Unión Soviética. En el documento, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia se comprometen a respetar la soberanía, integridad y fronteras de Ucrania, así como a no empuñar las armas contra ella.

La resolución del Parlamento, leída por Turchínov, destaca que la situación en Crimea "puede representar una amenaza para la paz y seguridad internacionales". Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU ha anunciado que celebrará este viernes a las 22.00 horas GMT (a las 21.00 en horario peninsular español) una reunión en privado y a puerta cerrada solicitada por Lituania para discutir la situación, informa Efe.

En esa reunión participará el embajador ucraniano, Yuriy Sergeyev, aunque no en la sesión de consultas de los Quince que tendrá lugar inmediatamente después, han indicado fuentes diplomáticas.

Putin insta a impedir una escalada de la violencia

La tensión entre Kiev y Moscú sobre Crimea, importante base militar de Rusia y cuya población es mayoritariamente prorrusa, ha motivado numerosos llamamientos a la calma y a la no intervención por parte de países europeos y de EE.UU. Este viernes, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha mantenido varias conversaciones telefónicas con los líderes de Reino Unido, Alemania y con el presidente del Consejo Europeo, en las que ha resaltado la importancia de impedir que aumente la escalada de violencia.

En el mismo sentido se ha manifestado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en un conversación telefónica con su homólogo estadounidense, John Kerry, a quien ha señalado la necesidad de implementar con urgencia un plan de paz en el país. "(Lavrov) nos ha dicho que no tienen intención de incurrir en ninguna violación de la soberanía (de Ucrania), pero que, de todas formas, esto puede ser malinterpretado, y que hay suficientes tensiones y es importante para todos ser extremadamente cuidadosos para no inflamar la situación", ha asegurado el jefe de la diplomacia de EE.UU.

El pasado miércoles, Lavrov ya aseguró a Kerry que Moscú no intervendría en Ucrania, pese al incremento de tensión en Crimea. Los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Polonia también han expresado su apoyo al Gobierno de Kiev y a la "integridad territorial" del país. 

"Hay que hacer todo lo posible para reducir la tensión en la región oriental y promover el diálogo pacífico entre las partes", han precisado los ministros en un comunicado. Los tres responsables diplomáticos estuvieron la semana pasada en Kiev, donde alcanzaron un acuerdo junto a Yanukóvich y a la oposición que nunca se llegó a aplicar.

Moscú, que el miércoles puso en alerta a su Ejército al otro lado de la frontera, daba el jueves algunas muestras de distensión. Según la cuenta oficial en Twitter del Ministerio de Exteriores ruso, el presidente Vladímir Putin ha dado instrucciones al Gobierno para continuar los contactos con Ucrania en el desarrollo de un tratado de lazos económicos y mantener las consultas con el exterior, incluyendo el Fondo Monetario Internacional (FMI), para crear una ayuda económica para Kiev, así como explorar la posibilidad de ofrecer ayuda humanitaria a Crimea atendiendo a su petición.

Noticias

anterior siguiente