Enlaces accesibilidad

Las más de 300 víctimas recuperadas del naufragio de Lampedusa tendrán funerales de Estado

  • El último balance oficial eleva a 302 el número de inmigrantes fallecidos
  • Los muertos tendrán funeral de Estado; los supervivientes se enfrentan a multas

Por
Lampedusa recibe a Barroso y a Letta con gritos y abucheos

Casi una semana después del naufragio, los buzos siguen recuperando cadáveres frente a la isla italiana de Lampedusa. Según el último balance oficial, la cifra actual de muertos se eleva a 302 este miércoles, cuando el Gobierno italiano ha anunciado que las víctimas tendrán un funeral de Estado.

De estos tres centenares de víctimas, de las que se han rescatado 15, 210 son hombres, 83 mujeres y 9 niños. Sus cuerpos descansan en féretros blancos en la pequeña isla italiana y ante ellos se ha arrodillado esta mañana el primer ministro de Italia, Enrico Letta, para rendirles homenaje durante su visita a Lampedusa.

Muchos no tiene nombren, pero serán despedidos con un funeral de Estado, reservado a las grandes personalidades. Si en su aventura en el Mediterráneo, hubieran conseguido salvar la vida, ahora muchos de ellos -los que no puedan solicitar asilo- estarían esperando una multa por el intento de cruzar ilegalmente fronteras italianas.

Italia se enfrenta a esa paradoja. Honrar a los muertos y castigar a los vivos. La ley de inmigración Bossi-Fini, aprobada en 2008, criminaliza a los inmigrantes y a quienes les auxilian.

En esta tesitura están los 155 superviventes de la tragedia. Algunos aseguran que en la nave, que partió de las costas de Libia, viajaban 518 personas, aunque otros elevaban esa cifra algunas decenas más, por lo que aún puede haber más de cincuenta cadáveres en el casco del barco.

La atención de este miércoles en la pequeña isla italiana se ha centrado en la visita del primer y viceprimer ministros de Italia, Enrico Letta y Angelino Alfano, junto al presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y a la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström.

Barroso y Letta, abucheados

Barroso y Letta fueron recibidos con abucheos y gritos de "asesinos" y "vergüenza", una palabra que ya se ha convertido en un símbolo de esta tragedia. Algunos vecinos de Lampedusa han recriminado a las autoridades haber abandonado a la isla a su suerte, teniendo que hacer frente al incesante flujo de la inmigración ilegal proveniente del norte de África.

Los representantes de la CE y del Gobierno italiano visitaron además el centro de primera acogida de inmigrantes de Lampedusa y anunciaron su compromiso de llevar este problema al debate del Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas los próximos 24 y 25 de octubre. Barroso aseguró además que la CE enviará 30 millones de ayuda adicional a Italia para hacer frente a la llegada de indocumentados.

Según un estudio del Centro de Estudios e Inversiones Sociales italiano (Censis), en los primeros ocho meses de 2013 llegaron a las costas de Italia 21.241 indocumentados, frente a los 15.570 registrados en todo el 2012. Frontex, la agencia europea para el control de fronteras, calcula que hubo 30.000 entradas ilegales a Italia, según su estadística.

Noticias

anterior siguiente