Enlaces accesibilidad

La Fiscalía del Supremo estudia promover la ilegalización de Alianza Nacional

  • Izquierda Unida solicitó su ilegalización tras el ataque en la Diada, en Madrid
  • Algunos de los detenidos pertenecían a este partido ultraderechista

Por

La Fiscalía del Tribunal Supremo estudia la petición para ilegalizar el partido ultraderechista Alianza Nacional presentada por Izquierda Unida, después de que algunos miembros de ese grupo irrumpieran en el acto de la Diada de Cataluña que se celebraba en el centro cultural Blanquerna, en Madrid.

El portavoz de Justicia de Izquierda Plural y diputado de IU por Asturias, Gaspar Llamazares había enviado una carta a la Fiscalía General del Estado tras el ataque del pasado 11 de septiembre pidiendo la ilegalización de este partido.

El fiscal de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha abierto diligencias informativas procesales para determinar si procede iniciar una investigación para declarar a Alianza Nacional como asociación ilícita.

Doce personas fueron detenidas tras el ataque en el que cinco personas resultaron heridas de carácter leve. Los arrestados eran miembros de Alianza Nacional y también de otros partidos como Falange y Democracia Nacional.

Una violencia "organizada"

Llamazares, en declaraciones en el Congreso, ha señalado las similitudes de los partidos de ultraderecha en España con Amanecer Dorado, que cuenta con varios diputados en el Parlamento griego y al que se investiga por presuntas actividades delictivas.

El diputado de IU considera que es mejor prevenir "antes que lamentar" porque la violencia que ejercen grupos como Alianza Nacional es una violencia "organizada", con agresiones y muertes "a sus espaldas", y ante este tipo de comportamientos, ha señalado, "debe utilizarse el Código Penal".

Utilizan la situación de crisis como caldo de cultivo

Además, ha insistido en que estos grupos utilizan la situación de crisis "como caldo de cultivo" y como horizonte "el choque con Cataluña".

Llamazares había pedido por carta al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que abriera un procedimiento para ilegalizar esta formación, a la que pertenecen algunos de los detenidos por el ataque violento a la sede de la Generalitat.

Recordaba en la misiva que el Código Penal establece que son asociaciones ilícitas aquellas que promueven la discriminación, el odio o la violencia por motivos ideológicos, religiosos o de creencias.

Torres-Dulce, también por carta, ha comunicado a Llamazares que la Fiscalía ejercerá las acciones penales pertinentes en las diligencias que se han incoado por los sucesos en el Centro Cultural Blanquerna.

Sobre la ilegalización de Alianza Nacional, le notifica que su solicitud ha sido trasladada al Tribunal Supremo.

Noticias

anterior siguiente