Enlaces accesibilidad

La NASA ultima la preparación de MAVEN, la próxima sonda que enviará a Marte

  • Estudiará el estado actual y la evolución de la atmósfera del planeta
  • La ventana de lanzamiento se abre en noviembre

Por
Impresión artística de MAVEN en órbita alrededor de Marte
Impresión artística de MAVEN en órbita alrededor de Marte NASA/GSFC

Cada 780 días las posiciones de la Tierra y Marte en sus respectivas órbitas alrededor del Sol son tales que es el momento ideal para enviar una nave entre ambos en una trayectoria que requiere un mínimo de energía.

En noviembre de 2013 se da uno de esos momentos, que la NASA quiere aprovechar para el lanzamiento de de MAVEN, una sonda destinada al estudio de la atmósfera marciana.

Para ello la sonda, ya terminada, está ya en el Centro Espacial Kennedy, donde será preparada para su instalación en el cohete Atlas V 401 que se encargará de lanzarla.

La ventana de lanzamiento se abre el 18 de noviembre y dura hasta el 7 de diciembre. Si se puede aprovechar la primera de las fechas la inserción orbital de MAVEN se produciría el 22 de diciembre de 2014.

Una vez allí MAVEN, de Mars Atmosphere and Volatile EvolutioN, Evolución de la Atmósfera y Volátiles en Marte, intentará determinar qué fue lo que hizo que Marte perdiera la mayor parte de su atmósfera y su agua, además de estudiar el estado actual de esta.

Esto es algo que interesa enormemente a los científicos, en especial después de que otras sondas y rovers hayan encontrado pruebas de la existencia en el pasado de una atmósfera mucho más densa y de agua en la superficie del planeta rojo.

Tres conjuntos de instrumentos

Con un diseño basado en el de la Mars Reconnaissance Orbiter y el de la Mars Odyssey para abaratar costes y minimizar riesgos MAVEN lleva a bordo tres conjuntos de instrumentos.

El Particles and Field Package, Paquete de Partículas y Campo, construido por el Laboratorio de Ciencias Espaciales de la Universidad de California en Berkley, monta seis instrumentos que medirán el efecto del viento solar en la atmósfera marciana a través del análisis de distintos tipos de partículas y del campo magnético asociado.

El Remote Sensing Package, Paquete de Sensores Remotos, construido por el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado, lleva un espectrómetro ultravioleta que medirá las características de la parte superior de la atmósfera y la ionosfera marcianas.

Finalmente, el Neutral Gas and Ion Mass Spectrometer, el Espectrómetro de Gases e Iones Neutros del Centro Espacial Goddard medirá la composición y los isótopos de los gases e iones neutros presentes en la atmósfera marciana.

El hecho de que MAVEN vaya a estar en una órbita altamente elíptica de 6.200×150 kilómetros le permitirá además analizar la atmósfera de Marte y el efecto del viento solar en esta a distintas alturas.

La duración prevista de la misión es inicialmente de un año terrestre, durante el que MAVEN completará cinco órbitas, aunque no sería de extrañar que dure más de lo previsto, como viene sucediendo cada vez con más frecuencia.

Noticias

anterior siguiente