Anterior Ciudadanos apoyaría a otro gobierno del PP en Murcia y el PSOE está "abierto a todo" menos a elecciones Siguiente ¿Con qué sueña el Reino Unido después del 'Brexit'? Arriba Ir arriba
 El exoplaneta magenta GJ 504b.
El exoplaneta magenta GJ 504b. Centro de Vuelo Espacial Goddar de la NASA/S. Wiessinger

El exoplaneta gigante de menor masa descubierto hasta ahora es magenta

  • El planeta, externo al Sistema Solar, tiene cuatro veces la masa de Júpiter

  • Han usado técnicas de imagen directa del telescopio Subaru de Hawaii

  • Los astrónomos instan a buscar teorías alternativas de formación de planetas

|

Exoplanetas, es decir, planetas fuera del Sistema Solar, los hay de muchos tipos. Si en los últimos años se ha descubierto un exoplaneta oscuro como el carbón u otro pequeño y rocoso, un equipo de internacional de astrónomos ha fotografiado ahora un planeta gigante alrededor de la brillante estrella GJ 504, que, sin embargo, es el planeta de menor masa jamás detectado fuera del Sistema Solar y de color magenta.

El exoplaneta, bautizado como GJ 504b, tiene cuatro veces la masa de Júpiter. Orbita alrededor de una estrella casi nueve veces más que la distancia a la que Júpiter gira alrededor del Sol, lo que plantea nuevos retos en torno a las teorías de cómo se forman los planetas gigantes. Para captarlo, los astrónomos han utilizado técnicas de imagen directa, los datos infrarrojos del telescopio Subaru en Hawaii.

El planeta GJ 504b tiene una temperatura de 237 grados Celsius, mientras que la estrella alrededor de la que orbita, un poco más cálida que el Sol, está a 57 años luz de distancia. Según el estudio de los astrónomos, publicado en The Astrophysical Journal, se estima que el sistema tiene unos 160 millones de años, basándose en métodos que conectan el color de la estrella y el período de rotación a su edad, según ha revelado la NASA en un comunicado.

"Si pudiéramos viajar a este planeta gigante, veríamos un mundo brillando con el color reminiscente de una flor de cerezo oscuro, un color magenta", ha explicado un miembro del equipo de la NASA del Centro de Vuelo Espacial Goddard, Michael McElwain, quien ha indicado: "Nuestra cámara de infrarrojo cercano revela que su color es mucho más azul que otros planetas fotografiados, lo que puede indicar que su atmósfera tiene menos nubes".

Nuevos desafíos en teoría de formación de los planetas

De acuerdo con la teoría más aceptada, conocida como modelo de acreción del núcleo, los planetas similares a Júpiter comienzan en el disco de gas rico en escombros que rodea a una estrella joven. Un núcleo producido por las colisiones entre los asteroides y los cometas proporciona una 'semilla'. Cuando este núcleo alcanza una masa suficiente, su fuerza de gravedad atrae gas del disco para formar el planeta.

Este modelo funciona bien para los planetas que se encuentran en el lugar en el que orbita Neptuno. El exoplaneta magenta, GJ 504b, se encuentra a una distancia proyectada de 43,5 unidades astronómicas de su estrella. La distancia real depende de la inclinación respecto a nuestra línea de visión, cosa que no se conoce con precisión.

"Este es uno de los planetas más difíciles de explicar en el marco de formación de planetas tradicionales", ha explicado el miembro del equipo y becario posdoctoral de la Universidad de Princeton, Markus Janson. "Este descubrimiento implica que tenemos que considerar seriamente teorías de formación de planetas alternativas, o tal vez reevaluar algunos de los supuestos básicos de la teoría de acreción del núcleo", ha rematado.

La investigación forma parte de las exploraciones de exoplanetas y discos con el telescopio Subaru (SEEDS), un proyecto para fotografiar directamente planetas extrasolares y discos protoplanetarios alrededor de varios cientos de estrellas cercanas. El proyecto comenzó en 2009 y está dirigido desde el Observatorio Astronómico Nacional de Japón.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente