Enlaces accesibilidad

Los manifestantes bloquean el Parlamento búlgaro con gritos de "dimisión"

  • Han arrojado huevos y tomates a los diputados
  • La Cámara no ha podido celebrar su sesión ordinaria
  • Bulgaria vive ya trece días de protestas contra los políticos

Por
Manifestantes antigubernamentales frente al Parlamento búlgaro, este 26 de junio
Manifestantes antigubernamentales frente al Parlamento búlgaro, este 26 de junio. REUTERS REUTERS/Stoyan Nenov

Unas 1.500 personas han bloqueado los accesos al Parlamento de Bulgaria que ha tenido que cancelar su sesión regular, lo que supone un nuevo episodio de las protestas ciudadanas iniciadas hace trece días.

La concentración, durante la cual se han arrojado huevos y tomates a los diputados que trataban de acceder al edificio, ha sido convocada a través de la red social Facebook bajo el lema "A tomar café al Parlamento", una nueva protesta que se suma a la multitudinaria marcha que cada tarde, desde hace casi dos semanas, pasa frente a la sede del Ejecutivo.

La vicepresidenta de la Cámara, Maya Manolova, ha intentado hablar con los manifestantes pero ha sido recibida con el lanzamiento de huevos y tomates y gritos de "dimisión" y "mafia", por lo que se ha visto obligada a retirarse dentro del edificio.

El coche del ministro del Interior, Tsvetlin Yovchev, también ha sido alcanzado por los huevos y la Policía tuvo que intervenir, aunque sin emplear la violencia, para abrirle paso.

Sesión cancelada

El presidente del Parlamento, Mijail Mikov, ha cancelado la sesión regular de la Cámara al no estar presentes el número de diputados necesarios para iniciar el pleno.

Los manifestantes, que exigen la dimisión del Gobierno liderado por el independiente Plamen Oresharski con el apoyo del Partido Socialista y del partido de la minoría étnica turca, han decidido con esta concentración matutina incrementar su presión ante lo que consideran una clase política corrupta y ajena a los intereses ciudadanos.

El descontento popular se desató el pasado 14 de junio tras el nombramiento de un controvertido empresario como jefe de los servicios secretos, una decisión que fue cancelada días después debido a la fuerte reacción popular.

Los manifestantes acusan al Gobierno, en el poder desde hace menos de un mes, de no actuar de forma transparente y hacerlo en interés sólo de los oligarcas.

El Ejecutivo fue formado tras las elecciones anticipadas de mayo, convocadas después de que el anterior gabinete, de tipo conservador, presentará su dimisión debido, precisamente, a otra ola de protestas ciudadanas originadas por el alto precio de la electricidad.

Noticias

anterior siguiente