Anterior El Congreso señala a Fernández Díaz, Cosidó y Pino como responsables del uso "partidista" de Interior Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba

El portavoz de la Conferencia Episcopal cree que oponerse a clase de religión es "totalitario"

  • "Son totalitarios bajo la apariencia de tolerancia", asegura Camino

  • Califica la asignatura de Religión como "servicio democrático"

  • Niega presiones de la Iglesia en la nueva ley del aborto

|

El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, ha calificado este miércoles de "totalitarios bajo apariencia de tolerancia" los planteamientos de los que se oponen a la clase de religión y se ha preguntado cuál es la razón de fondo por la que un partido se niega a "este servicio democrático".

En una entrevista en la cadena Cope, Martínez Camino se refería así al rechazo de algunos partidos a la vuelta de la asignatura de religión como optativa y evaluable en la nueva ley de educación del Gobierno (Lomce).

La 'ley Wert' establece que habrá que estudiar Religión o su alternativa (Valores Culturales y Sociales en Primaria y Valores Éticos en Secundaria), que serán evaluables y contarán para la media del curso "a todos los efectos" como para obtener una beca, por ejemplo.

A su juicio, considerar que la religión es algo que "no tiene que tener presencia en la plaza pública" supone "relegarla injustamente" y "cercenar" los derechos de los ciudadanos católicos y de las instituciones católicas y de la Iglesia.

"Esto ha sucedido. Y cuando esto sucede, son todas las libertades y es todo el sistema democrático el que se pone en cuestión", ha asegurado el portavoz de la CEE, quien ha recordado que el 72% de los padres que mandan a sus hijos a la escuela piden educación católica para ellos.

Este hecho implica, según Martínez Camino, que los dirigentes políticos que se oponen "no tienen una percepción adecuada de lo que es la realidad social".

Niega presiones al Gobierno en el aborto

En cuanto a la reforma del aborto que prepara el Ministerio de Justicia, Camino ha negado presiones al Gobierno aunque ha asegurado que "si quiere legislar de un modo justo, bienvenido sea".

"La Iglesia dará la bienvenida a una legislación que sea más justa que la actual, que es gravemente injusta", ha subrayado.

Martínez Camino ha recordado que la posición de la Iglesia respecto a este asunto es pública y universal: cualquier ser humano inocente tiene un derecho radical, frontal, a vivir, que debe ser "tutelado proporcionalmente por un sistema jurídico de una sociedad civilizada".

"Luego en la práctica hay muchos problemas y esas cosas hay que regularlas con precisión, pero no puede ser un derecho como sucede en la actual legislación que clama al cielo, quitar la vida de un ser humano inocente porque no se puede defender, ni sindicar ni protestar", ha señalado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente