Enlaces accesibilidad

Israel bombardea una instalación militar en un suburbio de Damasco

  • De nuevo, misiles israelíes alcanzan Siria tras el ataque del jueves
  • El objetivo era un transporte de misiles destinado a Hizbulá
  • Israel guarda absoluto silencio sobre el bombardeo
  • Los rebeldes sirios dicen que el bombardeo destruyó muchos objetivos

Por
Aumenta la tensión en Oriente Medio tras otro bombardeo de Israel en Siria

Israel ha atacado con misiles a primeras horas del domingo el centro de investigación militar de Jamaraya, en el Monte Qasium, a las afueras de Damasco, según han informado los medios estatales sirios y grupos opositores.

Según la agencia oficial siria Sana, el ataque, que ha producido varias explosiones, ha cuasado un número indeterminado de víctimas.

De acuerdo al relato de residentes en el barrio periférico de Qudseyya, se vieron aviones mientras se escuchaban explosiones provenientes del Centro de Investigación y Estudios Científicos y de dos depósitos de armas en las zonas de Jamaraya y Al Hama, de Rif Damasco, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El ataque, del que Israel no se ha responsabilizado, causó un enorme estruendo y grabaciones difundidas en internet por activistas sirios muestran un gran incendio en la zona de los montes de Qasium que rodean la capital siria.

La televisión estatal informó en un urgente de que esta "agresión israelí" se ha visto acompañada por "intentos de grupos terroristas de asaltar puestos de control militares en varias zonas", y especificó que las fuerzas del régimen lograron repeler esos ataques, causando "muertos y heridos" entre los rebeldes.

La agencia Sana, portavoz de las posturas del régimen, calificó el bombardeo israelí como "una tentativa clara de ayudar a los grupos terroristas armados después de los fuertes golpes que han recibido", en alusión a los rebeldes que combaten contra el gobierno de Bachar al Asad.

"La nueva agresión israelí demuestra la adhesión directa del ente de la ocupación a la conspiración contra Siria, y la vinculación de los grupos terroristas armados con los planes agresores de este ente, apoyados por países occidentales y regionales y algunos estados del Golfo Pérsico", agregó Sana.

Estas instalaciones militares fueron bombardeadas a finales de enero pasado en un ataque similar, del que Israel no se responsabilizó, pero que diversos medios locales e internacionales relacionaron con un posible envío de armas a Irán.

Este bombardeo se produce apenas 24 horas después de otro ataque con misiles a un convoy con armas aparentemente destinadas a la organización chií libanesa de Hizbulá.

El presidente sirio, Bashar al Asad, apareció este sábado en público, por segunda vez esta semana, en un acto en la universidad de Damasco de homenaje a las víctimas universitarias.

El régimen sirio colabora desde hace tiempo con Irán en el suministro de armas iraníes a Hizbulá y desde que estalló la primavera árabe en marzo de 2011 cuenta con el apoyo de Hizbulá en los combates entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes sirios.

Israel guarda absoluto silencio 

Israel guarda absoluto silencio sobre el presunto bombardeo este domingo de una instalación militar en Siria y el denunciado este sábado contra un presunto aeropuerto en las proximidades de Damasco, en su habitual política de no confirmar ni desmentir su participación en este tipo de acciones.

Fuentes gubernamentales y militares consultadas declinaron hacer cualquier comentario sobre las explosiones que sacudieron a primera hora de hoy una instalación militar a las afueras de Damasco, ataque que la televisión estatal siria atribuyó a Israel.

No tenemos nada que comentar

"No tenemos nada que comentar", fue la escueta respuesta de los portavoces, que tampoco se refirieron a las explosiones del viernes de madrugada en un aeropuerto en o cerca de Damasco.

Los medios locales, entre ellos los estatales, informan de las explosiones citando única y exclusivamente a medios extranjeros. En caso de estar involucrado Israel, la censura prohibiría su difusión por medios nacionales.

El diario Yediot Aharonot, en su edición impresa y en internet, se limita a especular sobre el objetivo de los ataques y menciona el que pudiera haberse tratado de cargamentos de armas con destino a la milicia libanesa Hizbulá.

También especula con la posibilidad de que aviones israelíes no hayan entrado siquiera en el espacio aéreo sirio para los bombardeos.

Los rebeldes sirios: el bombardeo israelí destruyó muchos objetivos

El ataque aéreo israelí de sobre la periferia de Damasco destruyó más objetivos de los reconocidos por el régimen, como almacenes de municiones y bases de la Guardia Republicana, informó el portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Qasem Saadedin.

Para Saadedin, este bombardeo "no quiere decir que Israel defienda al pueblo sirio, sino que reaccionó para proteger su seguridad e impedir que el régimen sirio traslade misiles con capacidad de llevar cabezas químicas al sur del Líbano", bastión del grupo radical chií Hizbulá, aliado de Damasco.

Entre los objetivos atacados, según la fuente, hay tres cuarteles militares que pertenecen al cuerpo de elite de la Guardia Republicana, en la zona de Qudsiya, además de un silo de misiles Scud en Maareba y otro de misiles iraníes Fateh, en esa misma zona.

Asimismo, los bombardeos destruyeron almacenes de municiones ubicados en el monte Qasiyun, cerca de Damasco, un edificio militar cerca de las Fábricas de la Defensa en la zona de Al Hameh, además del centro de investigación militar de Jamaraya, el único del que informó el Gobierno sirio.

Noticias

anterior siguiente