Enlaces accesibilidad

Fósiles de 10 especies de carnívoros atrapados en un sistema de cuevas en Madrid

  • Se han encontrado más de 80 individuos de unas diez especies de carnívoros
  • El yacimiento de Batallones fue declarado Bien de Interés Cultural en 2001
  • Los científicos lo consideran "una joya" que aporta "información excepcional"

Por

La revista Plos One ha publicado un estudio en el que se explica que un sistema de cuevas en un yacimiento del Cerro de los Batallones, situado en Torrejón de Velasco, en Madrid, podría haber atrapado a decenas de mamíferos carnívoros hace alrededor de nueve millones de años.

Esta es la principal conclusión de un trabajo en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en el que los científicos confirman la causa de la "excepcional acumulación" de restos fósiles de mamíferos carnívoros en uno de los nueve yacimientos de Cerro de los Batallones.

Durante un largo período de tiempo, los carnívoros habrían entrado en estas cavidades buscando comida o bebida, pero una vez dentro habrían muerto al ser incapaces de salir.

Además de cráneos completos, se han encontrado esqueletos enteros.

Una "trampa natural"

Los científicos han reconstruido la formación del yacimiento y de los restos fósiles de Batallones-1, excavado entre 1991 y 1993 y entre 2001 y 2008, y han descartado que los animales muriesen en masa o como consecuencia de una catástrofe, ha informado el CSIC.

La coordinadora del estudio, Soledad Domingo, de la Universidad de Michigan (EEUU), ha detallado que la escasez de restos de herbívoros sería una evidencia de que la entrada a la cavidad era bien visible y de que sólo los carnívoros se atrevían a entrar.

En el nivel inferior de Batallones-1, los paleontólogos han localizado más de 80 individuos de unas 10 especies de carnívoros: dos tigres dientes de sable (Promegantereon ogygia y Machairodus aphanistus), un anficiónido o perro-oso (Magericyon anceps), una hiena (Protictitherium crassum) y un ailúrido pariente del panda rojo (Simocyon batalleri).

Además, dos felinos (Styriofelis vallesiensis y otra especie aún no determinada), un mustélido y dos mefítidos.

Aparte de los datos sobre el número total de individuos, los científicos han tenido en cuenta para su estudio otras pistas, como los datos geológicos del yacimiento, la edad de los animales, la distribución espacial de los fósiles, sus características geoquímicas, así como las marcas en los huesos.

Un rincón de la prehistoria en Madrid

El sistema de yacimientos del Cerro de los Batallones, descubierto en 1991, está considerado una joya mundial del registro fósil de mamíferos del Mioceno Superior (que abarca el periodo comprendido desde hace 11,5 hasta hace 5,3 millones de años).

Declarado Bien de Interés Cultural en 2001, los nueve yacimientos que alberga están ayudando a los paleontólogos a reconstruir la diversidad de la fauna que poblaba la cuenca de Madrid hace nueve millones de años.

"Las excavaciones nos están aportando información excepcional sobre especies de mamíferos que apenas se conocían previamente en el registro fósil mundial", ha subrayado Jorge Morales, investigador del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y director de las excavaciones en Torrejón de Velasco.

En concreto, el nivel inferior de Batallones-1 es único en el mundo por la gran cantidad de restos de carnívoros mamíferos que concentra (más del 98 % de los fósiles pertenecen a grandes mamíferos) y por su buen estado de conservación.

Noticias

anterior siguiente