Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Gracias a un estudio de la Universidad de Alcalá de Henares, se ha descubierto que los neandertales, especie humana extinguida hace miles de años, poseían la capacidad de escuchar un rango de frecuencias compatible con el habla.

El tópico de que este humano, el Neandertal, era un ser poco evolucionado ha quedado destrozado. Según la investigación dirigida por la profesora Mercedes Conde, que ha analizado las cavidades auditivas de numerosos fósiles, los neandertales poseían la capacidad de comunicarse de manera compleja.

Este hallazgo pondría a los neandertales en una escala evolutiva muy superior al de otros homínidos. Lo que no se puede saber es qué idioma hablaban, pero lo más probable es que si les oyera hablar hoy, se podría distinguir que es un lenguaje humano. Un puzle, el de cómo era la comunicación de esta especie, que todavía se tiene que resolver.

El porgrama Science Truck aborda en esta ocasión la teoría de la evolución con la participación de Ruth Blasco, investigadora del Instituto Catalán de Paleocología Humana y Evolución Social (IPHES).

Blasco explica en qué consiste su trabajo como tafónoma en los yacimientos arqueológicos y desvela cosas tan interesantes como que llevamos entre un 2% y 4% de ADN neandertal, lo que significa que el contacto entre sapiens y neandertales fue tan alto como para que 40 mil años después de su desaparición, nosotros, los sapiens, sigamos manteniendo parte de su legado genético.

Además, el programa destacó a grandes científicas que han contribuido a la Teoría de la Evolución con investigaciones increíbles y desmintió algunos bulos relacionados con la percepción que tenemos de nuestros ancestros los neandertales.

Science Truck’ es un programa de divulgación científica creado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) con el objetivo de acercar la ciencia de manera entretenida a los más jóvenes despertando su curiosidad y estimulando su pensamiento crítico.

Cada vez que los antropólogos y paleontólogos quieren arrojar luz sobre nuestro pasado más remoto, aparece un hallazgo sorpresivo. Es el caso de lo descubierto por Amaia Arranz en torno al origen y cronología del cultivo de los cereales.

Los paleontólogos del complejo Dinópolis, en Teruel, no solo se han topado con restos de un pájaro y un mamífero, sino también con una nueva forma de fosilización. Ocurrió hace cien millones de años, cuando un pájaro dinosaurio muy pequeño, probablemente con dientes, y un mamífero peludo se echaron una siesta cerca de un árbol resinero. Pasado un tiempo, al menos dos horas, ambos quedaron atrapados por la sustancia. Hasta ahora los expertos creían que los animales caían en esta trampa por azar, a veces por el trasiego del viento, pero con estos restos ha quedado demostrado que no tiene por qué ser así. Hay quien califica a esta siesta ya de histórica.

Hoy tomamos un café virtual con el biólogo Juan Luis Arsuaga, uno de los científicos que más sabe de la evolución de la especie humana y que retoma esta semana las excavaciones en Atapuerca (Burgos). Con él charlamos del ser humano y de cómo ha ido mejorando con el paso del tiempo, de lo privilegiados que somos por haber nacido, de la bondad y del entusiasmo como virtudes, de las ilusiones a las que no deberíamos renunciar nunca y hasta de extraterrestres. ¿Sabéis qué le diría Arsuaga a un extraterrestre si se lo encontrara? Se lo preguntamos

El cretácico pero, sobre todo, el jurásico, son momentos de la historia de nuestro planeta que suelen fascinarnos especialmente. Y eso tiene una explicación: los grandes saurios. La paleontóloga Laia Alegret ha centrado su vida profesional en el estudio de sus fósiles.

A estas alturas es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de Atapuerca y de la relevancia científica de sus yacimientos paleontológicos, ¿verdad? Bien pues el lugar que visitamos en esta nueva escapada se creó para albergar parte de los hallazgos de Atapuerca y, especialmente, para explicar las nuevas teorías de la evolución surgidas a raíz de todo lo encontrado. Estamos en Burgos para conocer el Museo de la Evolución Humana.

La actividad volcánica no jugó un papel directo en la extinción de los dinosaurios, según un equipo internacional de investigadores liderado por la Universidad de Yale, que ha confirmado que el causante fue un asteroide.
La revista Science ha publicado este jueves un artículo que pone fin al debate de las extinciones de finales del Cretácico y rechaza el vulcanismo como causa de la extinción del 70% de las especies.

Un joven murciano de 24 años aficionado a la paleontología encuentra un hueso de dinosaurio en Moratalla, en una zona donde no se había localizado ninguno hasta ahora. Iba buscando fósiles marinos pero tropezó con una roca que le pareció rara y enseguida se dio cuenta de que era el primer hallazgo importante de su vida.