Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los expertos aseguran que el final de la erupción no está cerca: los centros emisores siguen expulsando materiales de todo tipo en gran cantidad y sin freno a la vista y la actividad sísmica se mantiene constante. Hasta en Tenerife, La Gomera y El Hierro han sentido esta tarde un temblor de 4,8 con origen en la Villa del Mazo, en La Palma.

La directora del Instituto Geográfico Nacional en Canarias, María José Blanco, ha explicado en el Canal 24h que "el mayor riesgo actual sería la sismicidad", con terremotos de 12 kilómetros de profundidad e intensidad VI. Estos terremotos intermedios cada vez son más frecuentes que los profundos -más de 20km-, ha indicado Blanco, que ante un sismo recomienda alejarse de las fachadas de los edificios si se está en la calle, aminorar la conducción en la carretera o evitar estar cerca de las ventanas en casa. Durante la entrevista, Blanco ha explicado que ayer hubo una rotura del flanco noroeste del cono eruptivo, cambiando la configuración actual de las coladas y los centros eruptivos. La lengua de lava ha ido recibiendo grandes cantidades de material, pero Blanco ha indicado que el rebose ha sido pequeño, porque no ha aumentado la anchura total entre la colada norte y sur -2.900 metros- y se ha ceñido a tapar islas de terreno que quedaron indemnes del paso original de las coladas 1 y 4.

Foto: EFE / Miguel Calero

Este 26 de octubre se cumple el 50º aniversario de la erupción del volcán Teneguía en el municipio de Fuencaliente, en la isla de La Palma, aunque la actual erupción en curso ha eclipsado el aniversario del que hasta ahora era la última een tierra firme de un volcán en Canarias.

Medio siglo ha pasado desde que la tierra se abriera y surgiera uno de los volcanes más queridos por los palmeros, por su "amabilidad y los escasos daños que provocó", tal y como recuerdan desde el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) con el documental Teneguía, el volcán amable. La erupción del Teneguía fue corta, apenas duró 24 días, pero dejó su huella en el territorio con un cono de piroclastos basálticos que alcanza los 431 metros de altura.

El volcán fue nombrado como Teneguía por haber surgido próximo al roque de Teneguía, un domo fonolítico rodeado por las coladas de lava de la erupción del volcán de Fuencaliente de 1677, que contiene petroglifos de la población aborigen de La Palma.

En las últimas 24 horas la tierra en La Palma ha temblado en hasta en 184 ocasiones. Tras el derrumbe parcial del cono principalla lava emana en grandes cantidades hacia el oeste, por encima y por debajo de las coladas primigenias. La red geosísmica ha detectado, además, una elevación del terreno de unos 10 centímetros en las últimas 24 horas dentro de la zona de exclusión. Mientras la población sigue asimilando el paso del volcán, que ha destrozado más de 1.200 edificaciones, las peticiones de ayuda van en aumento.

Preocupa la situación de los barrios amenazados por la lava en La Palma. La colada norte, que ha destruido parte de la Laguna, ha frenado su avance, pero sigue recibiendo gran cantidad de materiales. El comité científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) prevé que tarde o temprano esa colada, que ha ido ganando en altura y anchura, proseguirá su aproximación al mar. Hay dos opciones: que avance en dirección sur y rodee la montaña de La Laguna, o que, por el contrario, salte las cuencas existentes y arrase los últimos barrios desalojados: Las Martelas, Marina Alta, Marina Baja, Cuesta Zapata, San Borondón y La Condesa.

Un mes después del estallido del volcán de La Palma, hay que lamentar la pérdida de centenares de casas y proyectos vitales, pero ninguna vida. Algo que en gran parte, si no todo, se lo debemos a los científicos, quienes durante estas semanas han ido siempre un paso por delante: advirtiendo, aconsejando, previendo lo que podía ocurrir para evitar más desgracias. Hasta la isla se han trasladado decenas de científicos. Ahora es una de las erupciones más monitorizadas del mundo y desde que estalló hemos estado siempre muy pendientes de su información.

El equipo del Instituto Geográfico Nacional (IGN) desplazado a la isla de La Palma se reúne cada mañana para repartir las tareas: ellos se encargan desde medir las deformaciones del terreno que provocan los terremotos que hay a diario hasta la altura de la nube del volcán. Desde el mirador del Roque de los Muchachos, el punto más alto de la isla, realizan estas mediciones con una cámara que apunta directamente a la columna de humo.

Después de 26 días, el volcán de La Palma sigue emitiendo gran cantidad de lava y la erupción parece lejos de terminar. Este jueves, la colada ha desbordado el cono principal, comenzando a derramarse sobre una colada que ya estaba seca y descendiendo de forma fluida, a gran velocidad, montaña abajo. Una potente riada que el cráter no ha podido resistir, aunque no supone un riesgo adicional según los expertos del Instituto Geográfico Nacional.

El volcán de La Palma no da señales de que la erupción pueda estar llegando a su fin, eso es al menos lo que creen los expertos. El Cumbre Vieja sigue expulsando lava, ya ha arrasado más de 650 hectáreas y los terremotos siguen sacudiendo la tierra. Este miércoles se ha producido uno de 4,4 grados, el de mayor magnitud detectado desde el inicio de la erupción.

El Azabache de la franja jurásica de Asturias, la que abarca el tramo de costa que va desde Colunga a Gijón, está considerado el mejor del mundo junto al británico, aunque este último está ya prácticamente agotado.

Actualmente, podemos encontrar otras extracciones en Asia y Turquía. No obstante, según afirman los expertos, esos fósiles no tienen la misma calidad que el asturiano, ya que estos materiales son minerales de Lignito, Obsidiana y Jade negro.

A más de 1.200 grados de temperatura y con una sensación de que casi falta el aire. Un trabajo arduo, pero necesario. Es la única manera de conseguir la muestra más valiosa para analizar lo que está ocurriendo. Matt es de los pocos que ha estado a menos de un metro de la lava. Este científico ha venido desde Estados Unidos para estudiar el volcán de La PalmaPero hacerlo necesitan una equipación específica, guantes de herrador, máscaras o ropa larga y orgánica. Incluso utensilios muy rudimentarios, como una lanza hecha a mano para tomar muestras
 

Los expertos están muy pendientes de una nueva colada generada por el volcán de La Palmapor los daños que está causando y por los gases que pueda emitir al llegar al mar, aunque el sábado se espera un cambio en el viento, lo que mejorará la calidad de aire y podría desplazar también las nubes de cenizas que están afectando a los aeropuertos de La Palma y Tenerife Norte.

En la Universidad de La Laguna llevan dos años calibrando un modelo matemático que permite predecir el recorrido de la colada de lava. Gracias a él predijeron que la colada iba a caer al mar por el sur de la montaña de Todoque. El objetivo es adelantarse a los cambios en su recorrido: "Si sigue el mismo comportamiento, lo que va a hacer es circular como ha estado circulando hasta ahora por encima de la nueva topografía. Si no hay nuevas bocas, si no hay cambios en la fluidez de la lava, entiendo que lo que va a hacer es seguir ensanchándose en algunos lugares, que es lo que está pasando"

El volcán de La Palma ha incrementado su actividad después de 16 días, en los que ha atravesado direfentes fases, de mayor explosividad o mayor salida de lava líquida. La pasada noche ha sido una de las que más metros cúbicos ha expulsado después de producirse uno de los acontecimientos más graves hasta el momento: la rotura del cono principal

Según información aportada por el puesto de mando avanzado, "uno de los conos del volcán ha cedido y algunas de las bocas se han unido". Es por ello que en estos momentos se observa mayor caudal de salida de lava, pero discurriendo por el mismo canal que había hasta ahora y sin que se hayan observado nuevas afectaciones por este motivo.

La llegada de la colada de lava al mar ha formado una fajana en la costa occidental de La Palma, lo que está transformando el paisaje de la isla. Según los últimos datos, el delta mide 540 metros de ancho, desde la línea de costa. Ya ocupa una superficie de más de 27 hectáreas y tiene una profundidad de 35 metros.

[Erupción volcánica en La Palma: última hora en directo]

FOTO: La imagen del satélite Copérnico de la Agencia Espacial Europea muestra la trayectoria de la lava volcánica en la isla de La Palma. EFE/EPA/ESA