Anterior Beitia triunfa en París y acaricia el segundo Diamante Siguiente Las claves del acuerdo entre PP y Ciudadanos Arriba Ir arriba
Logo de Google Reader
Logo de Google Reader
Análisis

Google Reader cierra, pero hay vida más allá de Google

  • Dejará de funcionar el 1 de julio, en menos de cuatro meses

  • Se suma al constante cierre de servicios de Google

  • Google no explica los motivos e irrita, una vez más, a miles de usuarios

|

Un año más la primavera llega con tareas de jardinería para Google, que anunció ayer el cierre de diversos servicios. La mayoría de los productos y servicios condenados carecen de relevancia, pero el anuncio del cierre deGoogle Reader, el lector de feeds, ha levantado ampollas. Su apagado está programado para el 1 de julio, dentro de cuatro meses.

Google no explica las razones para el cierre de Google Reader, aunque admite que tiene una "base leal de usuarios", lo cual es echar sal sobre la herida.

Y ante la falta de razones se puede especular que tal decisión puede tener que ver con las denuncias recibidas por editores que acusaban a Google de obtener beneficio a costa de sus contenidos. Otro motivo podría ser el de beneficiar a Google+, el 'niño mimado de los servicios de Google'... por ahora. O Google Currents, ese gran fracaso que también pinta que va a ser un servicio desechable.

En realidad el cierre de Google Reader probablemente vaya a beneficiar más a Twitter e incluso a Facebook más que a Google+. Al fin y al cabo esos servicios sociales también sirven para seguir los titulares de prácticamente cualquier medio, y son de largo mucho más conocidos que Google+.

Como sea, así es como Google agradece la fidelidad a sus usuarios. Y también a los desarrolladores: numerosas aplicaciones permiten leer los feeds que el usuario tiene en Google Reader utilizando la tecnología provista por Google para este fin. Y muchas de esas aplicaciones morirán con el cierre de Google Reader. No muere un servicio o una aplicación, sino que se destruye -al menos de entrada- todo un ecosistema que habrá que volver a construir.

Con el cierre de Google Reader se destruye todo un ecosistema que habrá que volver a construir

Es el caso de FeedDemon, un veterano lector de feeds para Windows, que avisaba de su final al rato de conocerse el anuncio.

Ya cuando llegó Google Reader en 2005 engulló literalmente el saludable cultivo de lectores de feeds RSS que estaba desarrollándose entonces. El cierre de Google Reader deja un paisaje arrasado, aunque es verdad tampoco supone el fin de los días. Pero está claro que Google ni come ni deja comer.

El enésimo de una larga lista de caídos en desgracia

Google Reader no es el primer servicio más o menos popular de Google que cae en desgracia, en el olvido o en el anuncio de cierre. Hace algo más de un año le tocó a Google Wave y otra decena larga de servicios.

Y ninguno de ellos llegaba al nivel de veteranía, popularidad o utilización de Google Reader. El cabreo de los usuarios es ahora mayor que entonces.

De hecho, casi al instante de conocerse el anuncio se pusieron en marcha páginas de petición para que el servicio siguiese funcionando, caso de BringGoogleReaderBack.com o KeepGoogleReader.com. Y probablemente surgirán más.

De todos modos, los últimos cambios y actualizaciones de Google Reader habían sido más desastrosas que otra cosa, con la desaparición de casi todas las funciones sociales que tenía el lector de feeds y con un recomendador de contenidos poco afinado, lo que ya había encendido las iras y el éxodo de numerosos usuarios en busca de alternativas menos irritantes.

De nuevo el cierre injustificado (o no lo suficientemente justificado) de servicios de Google, aunque es respetable porque son suyos y hace con ellos lo que quiere, daña la confianza por parte de los usuarios de Google a la hora de entregarse al uso de sus servicios. Y de forma más que justificada, vista su alta volatibilidad.

Alternativas a Google Reader

Afortunadamente, aunque todavía no hay cadáver, servicios y aplicaciones equivalentes a Google Reader y que también permiten leer feeds RSS se están apresurando a facilitar la transición hacia lo que exageradamente se ha venido a llamar "un mundo post Google Reader".

El nombre que más suena es Feedly, que ofrece su servicio a través del navegador web (con extensiones para Chrome y Safari) y en forma de aplicaciones móviles para iOS y Android. Feedly quiere ser el nuevo Google Reader a todos los efectos, incluyendo soporte para desarrolladores de aplicaciones para la lectura de feeds.

Otros servicios más clásicos se ofrecen directamente como servicio web, caso de The Old Reader, que tiene la ventaja de estar disponible en español, o NewsBlur, con versión gratuita y de pago.

Con la proliferación de las aplicaciones móviles en los últimos años —y la dura competencia que era Google Reader en la web— gran parte de las mejores aplicaciones para la lectura de feeds existen en forma de apps, para Android o iOS principalmente. Destacables ejemplos son Pulse, Flipboard, The Early Edition 2 o Reeder. Aunque muchas de ellas recurren precisamente a Google Reader como soporte en el que almacenar los feeds RSS del usuario.

En cualquier caso, el periodo de transición durará unos cuatro meses, hasta el 1 de julio. Y es posible que de aquí a entonces surjan nuevos y mejores servicios que vengan a ocupar el lugar que deja Google Reader.

De momento, cualquier usuario de Google Reader puede extraer una copia de los feeds que mantiene en Google Reader -conservando en gran parte la organización- entrando en la opción "Importar / Exportar" en la configuración del servicio, o directamente desde Google Takeout.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente