Enlaces accesibilidad

La "antipolítica" de Grillo, ¿laboratorio para España?

  • Expertos coinciden en que no será un modelo para otros países europeos
  • El descrédito de la política y el malestar por la crisis sí son comunes
  • La política local ofrece la oportunidad a grupos ajenos a los partidos

Por
Beppe Grillo durante la campaña para las elecciones italianas
Beppe Grillo durante la campaña para las elecciones italianas. EFE EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Tras el meteórico ascenso del cómico Beppe Grillo y de su Movimiento Cinco Estrellas (M5E), en las elecciones italianas, varias fuentes consultadas por RTVE.es señalaron que podía ser una advertencia para Europa y para España. "Italia sigue siendo el laboratorio de Europa", declaró el profesor Fernando García Sanz, delegado institucional del CSIC en Roma.

La falta de confianza en los grandes partidos tradicionales en los países mediterráneos se percibe tanto en la abstención (25% en Italia; más del 28% en las últimas elecciones generales en España) como en el debilitamiento del bipartidismo (como se vio en las elecciones griegas).

Según el CIS (en su barómetro publicado en febrero, antes de que estallara el caso Bárcenas) la corrupción y la clase política están ya entre las principales preocupaciones de los españoles, y los dos grandes partidos (PSOE y PP ) caen en intención de voto.

Pero el Movimiento de Grillo es algo diferente, ya que con un programa mínimo y organizándose en la red se han convertido en clave para la formación de gobierno. ¿Podría pasar algo así en otros países de Europa y en España?

"No", dice tajantemente el profesor Marcos Roithman, doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, y autor del libro Los indignados: el rescate de la política (Akal, 2012) . "Lo común a toda Europa es la corrupción, el descrédito de la política y la falta de conexión entre partidos políticos y ciudadanos. Pero los mismos ingredientes no producen el mismo resultado", explica en declaraciones a RTVE.

Los mismos ingredientes no producen el mismo resultado

La historia particular de cada país y su estructura social pesan más a la hora de que el malestar por el modelo económico y político se concrete en una opción electoral, según Roithman, quien además rechaza hablar de "populismo". "Solo puede haber populismo de derechas", precisa.

En el caso de Italia, "lo que ha demostrado el voto a Silvio Berlusconi y Grillo es el fin de la lógica política de la Europa institucional, como lo plantean Merkel y Alemania", subraya.

Tampoco Fernando Vallespín, Catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid, cree que quepa equiparar la situación italiana con la de ningún país europeo.

"Italia lleva en crisis desde la desaparición del pentapartito, el movimiento Manos Limpias y el descubrimiento de la tangentópoli. La anomalía fue Mario Monti", asegura a RTVE.es. 

Vallespín destaca también el individualismo de los votantes italianos, que se dejan llevar más por ofertas concretas (como la promesa de Berlusconi de devolver el IBI), que por el interés general del país.

No obstante, advierte que en España "nos acercamos a una situación esperpéntica". Y cita los casos de corrupción conocidos últimamente: "Nuestro espacio público está lleno de situaciones y personajes que no tienen nada que envidiar a los italianos".

En España nos acercamos a una situación esperpéntica

Si no hay una "regeneración política", el catedrático de la UAM teme que los dos grandes partidos, PSOE y PP, pierdan votos y "podamos quedarnos con un sistema de partidos tremendamente fraccionado", que dificulte la gobernabilidad.

"En ese caso estaríamos en una situación similar a la de Italia y no se sabe qué se puede hacer, cuál puede ser la alternativa", reflexiona. Pero, aún así,  una opción como la del M5E "no tendría hueco, la gente no la votaría".

Ninguna opción a la vista en España

En España, parte del voto del descontento ha sido absorbido por otras formaciones, como UPyD e IU. En Cataluña, los colectivos locales y asamblearios unidos en la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) (nacionalistas de izquierdas) entraron en el Parlamento en las últimas elecciones autonómicas con tres diputados.

Sin embargo, no hay, a nivel nacional, ningún grupo que actualmente se presente a las elecciones como una alternativa al modelo político, como la "antipolítica" del M5E. 

Ni el Movimiento 15M, Democracia Real Ya o el Partido X han dado el salto a la arena electoral. Este último grupo nació hace dos meses para "resetear" la política española y se presentó con un discurso de democracia directa a través de internet y de referendos muy parecido al de Grillo. En su web felicitan a M5E, cuyos resultados ven como un ejemplo.

"El arrollador ascenso electoral de este movimiento en Italia es sin duda una buena noticia, un síntoma claro que la ciudadanía ha dicho basta y ha cogido el destino con sus manos", puede leerse en el comunicado.

Una de las miembros de este partido (evitan dar sus nombres para, aseguran, huir de "líderes carismáticos") asegura a RTVE.es que mantienen contactos con los italianos.

"El fondo es muy parecido. Los ciudadanos recuperan el espacio de la política y la controlan como ciudadanos", asegura. "Es la idea que va a ganar. Es un cambio de época histórica, una rebelión. Y en España está más calro que en italia. Es la única vía posible"

.Desde el entorno del 15M son mucho más críticos con el movimiento del cómico italiano. Aitor, activista del 15M y de DRY, asegura que mientras la de los "indignados" españoles es "una nueva forma de pensar y de hacer política", el M5S es un proyecto personal de Grillo que solo intenta sustituir a los políticos de profesión"

"Es decir no se fundamenta en la radicalidad democrática, sino en una regeneración democrática", continúa.

Este activista sí ve el elemento común de la reacción frente a la crisis económica y a la "crisis de representación" democrática. "Frente a esta situación - dice - debemos dotarnos de nuevas formas institucionales y es por ello que desde el movimiento lanzamos ese desafío del proceso destituyente y constituyente".

La experiencia del poder local

En el ámbito de la política local, en cambio, pueden encontrarse ejemplos similares de organización y participación ciudadana ajenos a las estructuras de los partidos tradicionales.

Hay que recordar que también el M5E se bautizó en las elecciones del pasado año, donde se convirtió en la tercera fuerza de forma conjunta, se hicieron con el ayuntamiento de Parma y apoyaron en Sicilia al candidato del Partido Democrático (PD).

En 2007, el grupo Vecinos por Torrelodones se presentó con la intención de romper la mayoría absoluta del PP en este municipio madrileño, donde gobernaba desde hacía más de dos décadas. No solo lo consiguió, sino que se convirtieron en el primer partido de la oposición. En 2011, los apoyos de otros dos concejales de la corporación convirtieron en alcadesa a Elena Biurrun.

Su programa ponía el énfasis en la transparencia y en reducir el gasto destinado a la propia actividad política. En la corporación, solo la alcaldesa y dos concejales tienen disponibilidad absoluta. No hay asesores ni personal de confianza. Los contratos públicos son accesibles a través de la web municipal y los representantes de Vecinos tienen el compromiso de abandonar la política y volver a sus profesiones después de ocho años.

Según asegura Ángel Guirao, concejal de Comunicación, la corporación tuvo un superavit de 5,4 millones en 2011 y 2 millones en 2012, a pesar del descenso de los ingresos provenientes del sector inmobiliario.

"La idea del M5E es similar a la nuestra cuando nacimos: fiscalizar la acción de gobierno", señala Guirao en declaraciones a RTVE.es. "Ellos no se presentan para gobernar Italia, sino que, como no se fían, quieren fiscalizar y controlar a quienes gobiernan. La consecuencia es que entra aire fresco y que, por ejemplo, se pueda crear una comisión sobre corrupción", añade.

La idea del M5E es similar a la nuestra: fiscalizar la acción de gobierno

También en sus inicios, Vecinos por Torrelodones recibió la desconfianza de los partidos establecidos. "Nos llamaban antisistema" cuenta el concejal, quien lamenta que "todo independiente tiende a ser sospechoso".

"Defendemos algo que es muy antiguo - continúa Guirao - Gran parte de lo que sucede es que los ciudadanos hemos hecho dejación de nuestras funciones. Hemos dejado en manos de políticos profesionales la actividad que nos corresponde a todos. Tenemos que estar metidos en política".

El concejal cree que el ascenso de Grillo responde a un patrón europeo. "Todo esto sucede porque la crisis aprieta, y todo lo que antes tragábamos ahora empieza a ser intragable".

En la comunidad de Madrid, concretamente en los municipios de Móstoles y Alcorcón, están en marcha iniciativas ciudadanas inspiradas en la experiencia de Vecinos, así como en el 15M y en el éxito de la CUP. Mientras, Torrelodones prepara para este año, casualmente, una semana cultural sobre el país alpino.

Noticias

anterior siguiente