Enlaces accesibilidad

'El Gordo' se pone a régimen en 2013 y perderá el 20% de su 'peso' en el próximo sorteo

  • Todos los sorteos a partir del 1 de enero tendrán una retención del 20%
  • El impuesto se aplicará cuando el premio sea mayor a 2.500 euros
  • El primer gran sorteo de Lotería afectado es el del Niño

Por
PREPARATIVOS SORTEO NAVIDAD
Un niño de San Ildefonso durante el ensayo del Sorteo de Navidad de 2012. EFE EFE/Kiko Huesca

El Gordo de la Lotería de Navidad se pondrá a dieta a lo largo de 2013 y perderá un 20% de su valor con el nuevo impuesto que va a gravar todos los sorteos el año próximo. Por tanto, el número 76.058, primer premio en el Sorteo Extraordinario de Navidad de 2012, ha sido el último libre de impuestos.

A partir de este 1 de enero de 2013, el Estado aplicará una tasa del 20% sobre todos los premios de loterías que superen los 2.500 euros tal como ha quedado recogido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE)  que fueron aprobados el pasado 20 de diciembre.

Este nuevo gravamen forma parte del paquete de medidas para la reducción del déficit y con su introducción el Gobierno espera recaudar 824 millones de euros en 2013. Hay que tener en cuenta que la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae) es la joya de la corona de las empresas públicas del Estado con un beneficio esperado para el conjunto del 2013 de 1.989 millones de euros según figura en el cuadro económico de los PGE.

Clarificamos a continuación las principales dudas sobre la aplicación de este nuevo impuesto:

¿Cuánto voy a cobrar en el sorteo del Niño?

El primer premio reparte 200.000 euros por décimo. A esa cantidad se le resta 2.500 y a lo que queda, 197.500, se le sustrae el 20% que iría a las arcas del Estado (Hacienda ingresaría 39.500 euros) por lo que el premio sería de 160.500 euros.

¿Y cómo queda el Gordo de Navidad del próximo año?

Si no se modifica su cuantía, será de 320.500 euros libres de impuestos.

¿Qué tengo que hacer si comparto un décimo?

En este caso, se divide la cuantía exenta entre el número de personas que lo compartan. Es decir, en un décimo dividido en dos participaciones que resulte premiado con 10.000 euros, cada partícipe cobrará 1.250 euros libres de impuestos y el 20% habrá que aplicarlo a los 3.750 euros restantes lo que resulta en un premio de 4.250 euros para cada uno.

Esto se hará siempre que la cuantía de la apuesta efectuada sea de al menos 0,50 euros. En caso de que fuera inferior, la cantidad libre de impuestos se reducirá de forma proporcional (si jugamos una participación de 25 céntimos el mínimo exento se reduce a la mitad: 1.250 euros).

¿Qué cantidad del premio está libre de tributar?

Están exentos de este gravamen los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 2.500 euros. A lo que supere esa cantidad, habrá que restarle el 20% que se queda Hacienda.

Un ejemplo: en un premio de 5.000 euros, 2.500 están libres de impuestos y se paga a Hacienda el 20% de los 2.500 restantes (500 euros). La cantidad final a cobrar será de de 4.500 euros.

¿Qué sorteos se ven afectados?

Están incluídos los premios obtenidos en cualquiera de los sorteos organizados por la SELAE, los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, la Cruz Roja Española y los de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

¿Se incluye el Euromillones?

Sí, por estar comercializado por Loterías y Apuestas del Estado. Actualmente, los juegos que organiza la Sociedad Estatal de LAE son los siguientes: Lotería Nacional, La Primitiva, Euromillones, BonoLoto, El Gordo de la Primitiva, La Quiniela, El Quinigol, Lototurf y Quíntuple plus.

¿Cuánto dura esta medida?

Los PGE contemplan su introducción a partir del 1 de enero de 2013 y estará en vigor siempre y cuando el Gobierno no la modifique.

¿Tengo que incluir el premio en mi declaración del IRPF?

No será necesario porque el impuesto se paga en el momento de cobrar el premio mediante una retención sobre el total del mismo que aplica Hacienda. Este ingreso a cuenta hace que no sea necesario incluir el premio en la declaración de la renta correspondiente.

¿Tengo que declarar el premio al año siguiente?

No, porque Hacienda liquida el impuesto en el momento en que se cobra el premio. Lo que se tendrá que incluir en la declaración del IRPF serán los rendimientos que ese premio haya generado a lo largo del año.

Un ejemplo: si se ha invertido todo el dinero en un depósito a plazo fijo, son los rendimientos de ese depósito los que se verán gravados y nunca la cantidad del premio.

Noticias

anterior siguiente