Enlaces accesibilidad

El Gobierno mantiene el impuesto de patrimonio y crea un gravamen para los premios de loterías

  • Los premios de la Lotería y ONCE superiores a 2.500 euros tributarán un 20%
  • La recaudación por IRPF subirá en 2013 un 1,5% hasta 74.215 millones
  • Se confirma la supresión de la deducción por la compra de vivienda habitual
  • Se elimina la deducción por amortización a las grandes empresas
  • Los ingresos por IVA se incrementarán el 14,6% en el año 2013

Por
Nuevo impuesto para Loterías y desaparece la desgravación por compra de vivienda

Nuevos impuestos, prórrogas en otras cargas impositivas y recargos temporales ya establecidos en el IRPF y el IBI para consolidar las cuentas públicas en 2013 y recaudar 175.177 millones de euros, un 3,8% más que en el Presupuesto de 2012. El 42% del ajuste vendrá vía ingresos (frente al 58% en la reducción de gastos). 

Así, en materia de impuestos, se incorpora un nuevo gravamen para los años 2013 y 2014. Los premios superiores a 2.500 euros de Loterías del Estado, de las CC.AA., de la Cruz Roja y de la ONCE tendrán un impuesto del 20%, con lo que se ingresarán 824 millones de euros, de acuerdo con el proyecto de ley de medidas tributarias para 2013 y 2014 aprobado en Consejo de Ministros.

Además de esta medida, hay otra novedad: se mantiene el impuesto sobre el patrimonio durante 2013, que fue recuperado transitoriamente por el anterior Ejecutivo socialista para los ejercicios 2011 y 2012, lo que permitirá recaudar 700 millones adicionales a las CC.AA., ya que está cedido íntegro a las regiones.

El proyecto de ley incluye también la supresión de la deducción por la compra de vivienda habitual, el aumento del gravamen sobre plusvalías obtenidas a corto plazo, el límite de la deducción por amortización para grandes empresas y la creación de un gravamen del 5% para la actualización de los balances de empresas.

Impacto recaudatorio de las nuevas medidas

Con todas estas medidas tributarias, el Gobierno espera recaudar 4.375 millones adicionales. El mayor impacto recaudatorio vendrá en la reforma del Impuesto de Sociedades por la eliminación de la deducción por amortización a las grandes empresas -quedan excluidas pymes-, lo que aportará 2.371 millones de euros a las arcas del Estado.

Durante 2013 y 2014, Hacienda limitará la deducibilidad fiscal de las amortizaciones del inmovilizado material realizadas por grandes empresas: será de un 70% del máximo previsto en tablas. La medida tendrá efectos en 2013 a través de los pagos fraccionados.

A pesar de todo, la recaudación generada por el Impuesto de Sociedades se reducirá 2,8% hasta alcanzar los 19.012 millones de euros.

A esto se unirán los 90 millones que aportará la eliminación de la deducción por compra de vivienda habitual, que ya había anunciado en julio el Ejecutivo, para las compras que se realicen a partir del 1 de enero de 2013.

Y la modificación del régimen de tributación de las plusvalías en el primer año, que se gravarán en función del tipo marginal del IRPF, dará 90 millones de euros al Estado.

Actualización de balances empresariales, voluntario

Además, el Gobierno ha decidido recuperar un gravamen especial del 5% para la actualización de balances de las empresas, que aportará 300 millones. Según se establece en la reseña del Consejo, "en 2013 se permitirá la actualización monetaria por parte de las empresas del último balance aprobado por ellas". El objetivo es adaptar los valores contables a la evolución de la inflación. La actualización tendrá carácter voluntario y abarcará el activo del inmovilizado material y los arrendamientos financieros.

"El importe de las revalorizaciones contables se llevará a una cuenta específica de reserva de revalorización. Posteriormente, se podrá destinar esta cantidad a la reducción de resultados contables negativos, a la ampliación del capital social o a reservas de libre disposición. Por tanto, la medida permitirá también potenciar la financiación interna de las empresas al mejorar su capacidad de acceso al mercado de capitales y de deuda", establece el Gobierno, que asegura en la nota de prensa que "la actualización de balances es una medida que se realiza con cierta periodicidad: las últimas fueron aprobadas en 1983 y 1996".

Otros impuestos

La recaudación por IRPF crecerá en 2013 un 1,5% hasta 74.215 millones de euros, en parte porque se mantiene el recargo temporal "y progresivo", según ha insistido Cristóbal Montoro, establecido el 30 de diciembre de 2011.

Asimismo se mantendrá el recargo en el IBI que afecta a la mitad de las viviendas del país, y cuyos beneficios revierten en los Ayuntamientos, que además podrán optar por gravar a través del Impuesto sobre Bienes Inmuebles el patrimonio histórico artístico que esté afecto a actividades económicas, como por ejemplo el Hotel Ritz de Madrid, hasta ahora exento de IBI.

Otra novedad, que parte de la tributación va a financiar las pensiones no contributivas. "Que los ciudadanos sepan (...) que cuando pagan el IVA se financia esto", ha dicho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Las aportaciones del Estado para la financiación de las prestaciones no contributivas de alcanza los 6.662 millones de euros.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha subrayado, además, que se va a cumplir la previsión de ingresos para 2012 por las medidas puestas en marcha por el Gobierno, como el aumento del IVA efectiva desde el 1 de septiembre.

En 2013, los ingresos por IVA se incrementarán el 14,6% hasta alcanzar los 54.657 millones de euros, mientras los ingresos por Impuestos Especiales subirán el 8,3% hasta los 19.956 millones de euros.

Según explica el Gobierno en la reseña del Consejo de Ministros, el total de los ingresos no financieros para 2013 después de la cesión a Entes Territoriales llegará a los 124.044 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4% frente al Presupuesto de 2012. Los ingresos tributarios antes de la cesión a Entes Territoriales alcanzarán los 175.177 millones de euros, un 3,8% más que en el Presupuesto de 2012.

Noticias

anterior siguiente