Enlaces accesibilidad

Cameron reclama al BCE más intervención y eurobonos ante el riesgo de ruptura del euro

  • Los líderes europeos hablarán hoy por videoconferencia sobre el G8
  • Asegura que las turbulencias de la eurozona amenazan la economía británica

Por

El primer ministro británico, David Cameron, ha advertido este jueves de que el mayor riesgo que amenaza a la recuperación económica de Reino Unido procede de la incertidumbre respectoa la eurozona, cuya supervivencia ha puesto en cuestión. El inquilino del 10 de Downing Street ha reclamado una mayor intervención del Banco Central Europeo (BCE) y solidaridad entre los miembros del euro, sugiriendo además la emisión de eurobonos.

"El euro está en una encrucijada", ha afirmado Cameron en un discurso pronunciado ante empresarios en Manchester, donde ha advertido de que el euro "o se recompone o se enfrenta a una potencial ruptura", que representaría un territorio inexplorado, plagado de riesgos para todos.

En este sentido, Cameron ha coincidido con la estrategia defendida este miércoles por el presidente Mariano Rajoy, que ante el Congreso de los Diputados y con la prima de riesgo por encima de los 500 puntos, pido a Mario Draghi (presidente del BCE) y al conjunto de las instituciones comunitarias a lanzar un "mensaje claro y contundente" en defensa del euro y a garantizar la "sostenibilidad de la deuda pública de todos los países".

Durante su intervención, el primer ministro británico ha identificado tres retos principales a los que se enfrenta Reino Unido en sus esfuerzos por regresar a una senda de crecimiento sostenible: su propia recuperación de la recesión que atraviesa a nivel doméstico, la incertidumbre global sobre las políticas económicas apropiadas y,  principalmente, las turbulencias procedentes de la eurozona.

"Reino Unido no puede aislarse de lo que ocurre en otros lugares. Como nuestro principal socio comercial, los problemas de la eurozona nos afectan también", ha señalado Cameron, quien ha presumido de que Gran Bretaña cuenta con una mayor flexibilidad al no pertecer al euro. "Contamos con nuestra propia moneda y nuestro propio banco central", ha destacado.

Solidaridad y eurobonos

Así que, desde la experiencia de contar con su propia moneda desde hace siglos, el primer ministro británico se ha permitido aconsejar a los  miembros de la zona euro a cerca de la necesidad de que "cuando una parte está en dificultades, el resto salga en su ayuda", ya que un sistema que bloquea la flexibilidad monetaria de cada Estado y limita las transferencias fiscales entre miembros, solo puede resolver sus desequilibrios internos mediante ajustes prolongados y dolorosos.

De este modo, el premier británico considera que el buen funcionamiento de la moneda única requiere que los países de la periferia afronten sus problemas de competitividad y déficit con austeridad y reformas estructurales.

"La idea de que los países con elevados déficit puedan endeudarse y gastar en su camino hacia la recuperación supone un peligroso error", ha señalado el líder británico, quien, sin embargo, ha advertido de que "cada vez está más claro que (estos países) cuentan con menos  posibilidades de sostener económica y políticamente el necesario ajuste sin mayor respaldo por parte de los países del núcleo del euro y del BCE, que apoyen la demanda y compartan parte del ajuste".

Asimismo, Cameron ha recomendado a sus socios europeos que pongan en marcha acuerdos para generar confianza en el futuro y subraya la importancia de avanzar hacia fórmulas de mayor responsabilidad colectiva, como los eurobonos.

Videoconferencia antes del G8

Ante la cumbre del G8, que tendrá lugar este viernes y sábado en Camp David (EE.UU.), los líderes europeos tienen previsto hablar este jueves a través de videoconferencia para abordar la posición que mantendrán que un momento de una profunda crisis en la zona del euro y de recesión en varios países europeos.

Cameron se pondrá en contacto con el presidente francés, François Hollande; la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro italiano, Mario Monti; el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso. Estos contactos, que empezarán a las 17.15 han sido propuestos por Van Rompuy, según fuentes oficiales británicas.

La reunión del G8 reúne a los países tradicionalmente más industrializados: EE.UU., Canadá, Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, Japón y Rusia. 

Noticias

anterior siguiente