Anterior Rajoy reúne en una cena a los expresidentes del Gobierno y al rey Juan Carlos Siguiente El número de parados registrados bajó en 94.727 en junio, lo que deja el total en 4.120.304 Arriba

La Comisión rehúsa responder a la petición de Rajoy de "apoyo contundente"

  • El Ejecutivo comunitario dice que ha respaldado las últimas reformas de España

|

La Comisión Europea no ha querido responder al llamamiento hecho por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que ha solicitado a la Unión Europea un mensaje "claro y contundente" en defensa del euro y de la deuda soberana de sus países en medio de grandes presiones de los inversores

"No tengo nada más que decir sobre el asunto de la economía española. Creo que el comisario (de Asuntos Económicos, Olli) Rehn dijo todo lo que había que decir sobre los esfuerzos emprendidos por España y nuestra apreciación", ha dicho la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, al ser preguntada por las declaraciones que ha efectuado este mismo miércoles Rajoy.

El lunes, tras una reunión de ministros de Finanzas de la eurozona, el comisario Rehn defendió las últimas decisiones adoptadas por España, como la reforma financiera, que para la CE contiene "medidas importantes que deberían eliminar las dudas sobre su estabilidad". No obstante, en esa cita también las autoridades también plantearon una auditoría de la banca española.

Además, la portavoz ha dicho que no le consta que haya habido contactos en las últimas horas entre Rajoy y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ni que vaya a haberlos próximamente, aunque no lo ha descartado.

En una nueva jornada de gran tensión en los mercados y con la prima de riesgo española por encima de los 500 puntos por la mañana, Rajoy pidió desde los pasillos del Congreso en Madrid un mensaje de la UE "claro y contundente" en defensa del euro y de la solvencia de las deudas soberanas de los países europeos, en un momento en que varias autoridades han planteado la salida de la moneda única de Grecia, que con unas finanzas insostenibles y una profunda recesión, atraviesa ahora también una crisis de gobernabilidad.

Según el presidente del Gobierno, hay un "serio riesgo" de que los mercados no presten dinero a España o lo hagan a precios "astronómicos", aunque afirmó que no se contempla la posibilidad de solicitar ayuda financiera exterior.

Por su parte, Barroso hizo una declaración a la prensa en la que únicamente se refirió al Pacto de Estabilidad y Crecimiento que define la política fiscal comunitaria, que según él se aplicará con "adaptabilidad donde sea apropiado". El político portugés no quiso ser más específico y únicamente afirmó que se conocerán los detalles el próximo día 30 en la presentación de las recomendaciones específicas por países que elabora la Comisión.

Más allá de Bruselas, la atención se centraba esta jornada de nuevo en las declaraciones que llegaban de Alemania, donde el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha dicho que la entidad "prefiere que Grecia continúe en la zona del euro". La víspera, los mandatarios de Alemania y Francia, Angela Merkel y François Hollande, hicieron un llamamiento similar.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente